Fútbol. Segunda División B

Josu Uribe: "Cuando llegué, casi nadie creía en la salvación"

01.03.2016 | 12:06

Josu Uribe, entrenador del Mensajero, está más cerca que nunca de obrar el milagro para el que se le contrató. El cuadro rojillo ha encadenado dos victorias seguidas por vez primera en esta temporada y la zona de permanencia está ya solo a tres puntos. "Hemos conseguido una racha muy buena e importante; seguimos remando y ya vemos cerca los puestos que dan acceso a la salvación", apunta el entrenador, quien cree que las claves de la remontada son "trabajo, fe, juego y goles". "Nuestros números de las últimas jornadas no son de un equipo que esté peleando por el descenso", afirma.

Uribe pone el acento en la dificultad que entrañaba el duelo del pasado domingo ante el Gernika y que los palmeros sacaron adelante por 2-0. "Hacía mucho viento en la Isla y el rival era de los complicados", expone el ex de Las Palmas, cuyo discurso es tan ambicioso como optimista. Las cuentas le salen. "Cuando yo llegué, muchos me tomaban por loco y decían: ¿pero qué hace éste aquí? Casi nadie creía en la salvación. Ahora, la situación es distinta", diagnostica.

El jefe del banquillo rojillo resalta que su grupo se ha sobrepuesto a todos los inconvenientes. "Con todo en contra, el otro día hasta tuvimos que incluir a tres chicos del filial el banquillo. Y pese a las bajas, lo hicimos todo muy bien. Además, supimos gestionar la situación con todo el aire que había. Hicimos un partido muy solvente y aprovechamos dos acciones veloces para atar los puntos", señala. Además, valora que el Mensajero haya sabido pasar página de la agria polémica en la que se vio envuelto por los incidentes que hubo recientemente en el Silvestre Carrillo. Uribe ha logrado convertir la rabia por los malos arbitrajes en garra y fuerza para evitar un descenso que parecía seguro.

Los arbitrajes, olvidados

Para el técnico asturiano, la permanencia pasa ahora por los partidos en La Palma. "Tienen que venir cinco equipos que están abajo: Leoia, Portugalete... Aquí nos la vamos a jugar", enuncia el preparador mensajerista, quien sí reconoce "un calendario mucho más exigente a domicilio". La siguiente prueba será contra el Amorebieta, pero nada puede con la fe rojilla. "No nos vamos a rendir", recalcan desde el vestuario. En cuanto a los arbitrajes, dicen que alguno de los sufridos por el 'Mensa' han sido "espantosos". "Pero está todo olvidado; solo pensamos en ganar el domingo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine