ÚLTIMA HORA
Fallece un hombre tras caer desde unos 15 metros de altura en un aparcamiento en Guía de Isora
Fútbol Primera División

Nauzet, quince días apartado

La UD sanciona al de Las Mesas, que salió de fiesta y sin permiso, hasta resolver el expediente disciplinario - Está de baja médica, con 18 puntos de sutura en la cara

24.02.2016 | 15:51
Nauzet Alemán, ayer, entra en la Sede Social del club.

La condena a Nauzet Alemán. Culpable. El francotirador de Las Mesas de la UD permanecerá quince días apartado de la dinámica del primer equipo, hasta que se resuelva el expediente disciplinario al que será sometido. Es el informe N-7, que lleva su nombre y pone en entredicho, una vez más, el rendimiento de uno de los más firmes exponentes de la cantera grancanaria. Talento tropical bajo el manto de polémica. Ahora, trata de escapar del abismo, tras comparecer ayer en la Sede Social del club, en el Gran Canaria.

El futbolista de 30 años salió la noche del pasado sábado de fiesta, tras caer ante el Barça (1-2), sin permiso de la entidad -en el citado encuentro se quedó en el banquillo y no disputó minuto alguno-. Además, el presidente Miguel Ángel Ramírez desveló que el atacante amarillo tenía una leve lesión muscular, circunstancia que le obligaba a descansar en la previa del entrenamiento del domingo en Barranco Seco. Una cita, a la que no llegó.

Además, en la sala Chester, en la calle Simón Bolívar, junto al Parque de Santa Catalina, Nauzet tuvo un altercado en el reservado de la discoteca con un aficionado amarillo. Tras una discusión, recibió el impacto de un vaso de cristal en su rostro, que le provocó 18 puntos de sutura y fue necesaria su intervención en la sala de urgencias de Hospital Perpetuo Socorro de la capital.

Deberá pasar por el quirófano, para una recomposición facial, contratiempo médico que le obliga a permanecer de baja las próximas dos semanas -por lo tanto se pierde los duelos ante la SD Eibar, este viernes (19.30) en Ipurúa, así como el del Getafe, el martes (21.00), y la salida ante el Villarreal, el próximo sábado 5 de marzo (17.15) en El Madrigal-. Entre el paso por el quirófano, y el cumplimento de la sanción impuesta por el club, Nauzet Alemán no volverá a los terrenos de juego hasta, como mínimo, el compromiso ante el Real Madrid de Cristiano, Bale, James y Jesé Rodríguez -fijado para el 13 de marzo en el Gran Canaria, 19.30 horas-.

Un rayo ante las cámaras

Nauzet Alemán compareció ayer ante los mandatarios de la entidad de la dirección deportiva amarilla, en torno a las 10.30 horas, y no se detuvo ante la numerosa presencia de periodistas y cámaras de televisión. Tras equivocarse en la puerta de acceso, cuestionó la falta de información por parte del club. 'Esto no tiene nombre', llegó a aseverar. Estuvo reunido por espacio de dos horas, y salió por las escaleras, para escaparse de los focos.

La presencia de Nauzet Alemán en los últimos nueve compromisos se reduce a 27 minutos. La última ocasión que jugó de inicio en el campeonato liguera se remonta al 19 de diciembre del 2015 ante el Espanyol en Cornellà. En ese choque completó 65 minutos y acarició su primer tanto de amarillo en la 'liga de las estrellas'.

Desde la visita del Granada, el 30 de diciembre, y que se superó de forma exitosa el compromiso la UD de Setién por (4-1), el rol del francotirador ha sido residual. Una estrella bajo la dictadura de las tinieblas. Solo ha disputado un minuto ante el Athletic en San Mamés -18ª jornada-, ocho ante el Celta de Vigo y 18 ante el Rayo en Vallecas. En las dos últimas jornadas, ante el Sevilla en el Pizjuán -no fue ni citado- y el Barça en el Gran Canaria, se quedó en el banquillo, no disputó ni un solo segundo. Ahora llega el castigo del club, más la baja por su lesión en la cara, que le deja ko en un tramo crucial. El dramático suceso, que ya fue denunciado por el talentoso jugador, y que ha forzado la detención en un plazo récord del agresor -está a la espera de un juicio rápido entre hoy y mañana-, vuelve a estirar el divorcio del amarillo con la grada.

Araujo, expedientado

El delantero de la UD Sergio Araujo se dirigió ayer a la grada para hacer público su arrepentimiento, tras salir la noche del sábado para festejar los carnavales y acudir indispuesto a la sesión de trabajo del pasado domingo en Barranco Seco. "Estoy muy arrepentido, quiero pedir disculpas a mis compañeros, a la afición, a mis compañeros, solo queda estar callado. Y hablar en el campo".

Descartó que estuviese metido en una pelea en la discoteca Chester. "No voy a pegarme con nadie". Y reconoce que no tenía permiso del club para salir la noche del sábado. "No tenía permiso para salir, hablé con el míster y se lo dije. Ya me comentó que cuando saliera fuese sincero, salí y mi idea era quedarme dentro -del vestuario el pasado domingo-. Tengo que pedirle disculpas a mis compañeros porque nos jugamos mucho", dijo. El club abrió ayer un expediente al argentino, que deberá esperar para saber si será sancionado o no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine