Triatlón Ultrafondo

Un coloso de 24 años

El tinerfeño Samuel Martín se convierte en el español más joven en acabar una Ultraman

23.02.2016 | 13:00

Un súper hombre, un titán, un coloso de 24 años. Es el tinerfeño Samuel Martín Morales, que el domingo inscribió con letras de oro su nombre en la historia del Ultraman de Florida al convertirse en el deportista más joven en acabarlo en esta edición, sin discusión una de las más duras de su historia. Ningún español había logrado finalizar a su edad este tipo de pruebas, un auténtico desafío contra los límites humanos.

La Ultraman es solo para superdotados. Consiste en tres días consecutivos de máxima exigencia: el primero son 10 kilómetros de natación y otros 160 a bibicleta; el segundo, 275 en un muy exigente segmento de ciclismo y el último, una doble maratón. Martín la concluyó cuando faltaban apenas 19 minutos para que venciera el tiempo de corte (12 horas por día) del que disponían los 40 inscritos para completar el recorrido. Un logro de extraordinarias dimensiones que le hace absolutamente feliz -"llevaba mucho tiempo preparándome para esto"- y que además le abre de par en par las puertas de su siguiente gran reto, el Ultraman de Hawai, considerado el Mundial de la disciplina.

El isleño, residente en Valencia, finalizó la prueba de Orlando en trigésima posición. Solo 33 de los 40 inscritos lograron su propósito. Para conseguirlo, Samuel invirtió un tiempo total de 33 horas, 44 minutos y 48 segundos. Por si fuera poco, al mérito superlativo de acabar su desafío se suma la satisfacción de haber firmado uno de los 100 mejores registros en la historia de la prueba. De paso, se adjudicó para sí el récord del Ultraman en el grupo de menos de 30 años, como ya recogía ayer la galería de plusmarcas de tan celebérrima competición.

Ganó Rob Gray, un auténtico todoterreno, al que poco más de 23 horas le bastaron para finalizar los tres días de resistencia. Samuel agradece sobremanera "toda la fuerza" que le llegó desde España, especialmente desde su isla natal, y que "tanta gente estuviera pendiente" de sus pasos vía internet. Llegó exhausto, aunque con fuerzas suficientes para dar un último brinco y auparse hasta el marcador donde se recogía su marca del último día: 11 horas, 40 minutos y 51 segundos para una doble maratón que hizo con el esfuerzo acumulado de otros dos días previos de desgaste absoluto.

Dio frutos una preparación exhaustiva a las órdenes de Rubén Gadea y haber dejado de lado otros compromisos personales y laborales para centrarse en una auténtica obsesión: acabar una Ultraman. Su éxito se suma a otros anteriores como su participación en la Titan Desert, otro examen contra sí mismo. Convencido de que "con esfuerzo se llega a todos lados", Samuel Martín ha hecho historia. Es un tinerfeño universal en el ultrafondo mundial y, a juicio de los expertos, uno de los españoles con mejor porvenir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine