Baloncesto

La Coruña también tuvo sabor tinerfeño y canarista

23.02.2016 | 11:43
La Coruña también tuvo sabor tinerfeño y canarista

Aunque el Iberostar Tenerife no logró clasificarse para la cita que ayer terminó en La Coruña, la ciudad de la Torre de Hércules también tuvo un marcado aroma canarista en particular y tinerfeño en general. Por un lado, porque el lagunero Sergio Rodríguez levantaba su tercer Copa consecutiva, aquella que ya conquistara con el Real Madrid en las ediciones de Málaga y Las Palmas. El que se quedó a las puertas de la gloria fue Miguel Malik Allen, el base tinerfeño del Santo Domingo y que disputó esta Minicopa en calidad de invitado con el Joventut de Badalona. El hijo del que fuera jugador canarista Malachi Blue Allen fue subcampeón con la Penya (perdió 102-50 ante el Madrid) en un partido en el que logró tres puntos, un rebote y un robo en algo más de 13 minutos de juego.

Pero más allá de la parcela meramente competitiva, por La Coruña también estuvo, por ejemplo, el presidente aurinegro Félix Hernández, así como el exaurinegro Diego Fajardo, ya retirado. Ambos vieron los ocho partidos de esta Copa desde la grada, al igual que unos 25 aficionados tinerfeños (mayoritariamente de Güímar, Arafo y Candelaria) fijos en el torneo del KO desde hace varios años. Ayer, y con motivo de la presencia del Gran Canaria en la final también estuvieron en el Coliseum de La Coruña -aunque en este caso en el palco- tanto el presidente del Gobierno autónomo Fernando Clavijo, así como el director general de Deportes, José francisco Pérez. La Copa del Rey de La Coruña ya es historia. Comienza la cuenta atrás para la siguiente edición, la de 2017, todavía sin sede designada. Con un poco de suerte la presencia tinerfeña y canarista será mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine