Fútbol Segunda B

El líder sufre en La Palma

El Barakaldo gana en el Silvestre Carrillo gracias a un dudoso penalti P Uno de los árbitros asistentes acaba con un corte en la cara por un altercado fuera del campo

15.02.2016 | 13:02
El líder sufre en La Palma

El líder Barakaldo sufrió en La Palma para imponerse a un Mensajero que mereció como mínimo el empate y que fue nuevamente perjudicado por el árbitro. Comenzó el partido con un ambiente muy animado y también de protestas hacia el colegiado por las últimas malas actuaciones que ha sufrido el CD Mensajero, protestas que se acentuaron al primer minuto de juego al no señalarse una mano en el área visitante, cuando Aythami obstaculizó una acción de Juanda en ataque.

Aunque los rojinegros empezaron mandando en el partido, el Barakaldo consiguió poco a poco equilibrar el choque y llegar, aunque a balón parado, al portal contrario. Sin embargo, dichas llegadas no amedrentaron a los anfitriones, que a base de empuje y coraje seguían manteniendo la posesión del esférico, consiguiendo en alguna que otra jugada hacer trabajar al meta Alejandro.

En la recta final volvió a estirarse el conjunto de Uribe, estando a punto de irse al descanso con ventaja en el marcador en un disparo de Juanda, a los 44 minutos, que se estrelló en el palo izquierdo de la meta de Alejandro. Sin embargo, ya con el tiempo cumplido, una nueva acción a balón parado de los visitantes acaba en pena máxima, que Cerrajería transforma en gol, dando ventaja a su equipo en el intermedio.

En la reanudación el Mensajero salió a por todas y espoleado desde la grada por su afición, pero los vascos seguían demostrando que van primeros por algo. De esta manera, la única posibilidad de los de Uribe era intentarlo a balón parado, pero la envergadura de los vizcaínos demostraba, jugada a jugada, que por esta vía tampoco.

Conforme pasaron los minutos el dominio rojinegro se intensificó y las llegadas al área empezaron a ser más frecuentes. Y cada decisión del valenciano Fernando Navarro era cuestionada, sobre todo tras dejar de señalar un claro penalti a los 68 minutos, por derribo a Omar cuando se disponía a disparar en el área pequeña.

Cada intento de llegada local era cortado por una decisión del colegiado, que solo era a favor de los mensajeristas cuando el balón no estaba cerca de la meta contraria. Los últimos minutos del choque fueron un querer y no poder, ante un Barakaldo bien plantado, al que evidentemente le servía el 0-1.

Incidentes

Tras el encuentro, mas una hora después, los aficionados del mensajero seguían en la salida del estadio increpando al trío arbitral, molesto con dos penaltis no pitados, al entender dos claras manos dentro del área visitante, pero mas aun, enfadados por el que sí se señaló en contra. Cuando los colegiados se retiraban hacia el vehículo que les llevaría al aeropuerto palmero, los aficionados les increparon, en medio del tumulto, uno de sus asistentes recibió un golpe a la entrada del coche.

El hecho ocurrió mientras los cuerpos de seguridad intentaban proteger al colegiado, cuando ya estaban entrando al taxi, la puerta se cerró de forma brusca provocando en uno de sus asistentes un corte en el rostro por lo que tuvo que ser atendido por los servicios médicos desplazados al Silvestre Carrillo para el partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine