Aitor Sanz: "Es especial jugar en mi casa"

El futbolista madrileño es aplaudido en el Tartiere por la que fue su afición

15.02.2016 | 13:02
Aitor Sanz: "Es especial jugar en mi casa"

El protocolo en los minutos previos al inicio del choque es muy claro al escuchar las alineaciones: el público corea cada futbolista del Oviedo mientras lo cita el "speaker" y abuchea a los protagonistas del equipo rival. Pero a veces hay excepciones. Ayer se pudo comprobar una de ellas. Cuando en los altavoces sonó el nombre de Aitor Sanz, la afición respondió con aplausos. El que fuera capitán del Oviedo dejó un gran recuerdo en el club azul y ayer pudo comprobarlo en primera persona.

"No he llegado a escuchar los aplausos porque me ha pillado en el vestuario antes de salir. Pero le agradezco a todo el mundo el cariño que me ha dado este fin de semana. Volver a jugar aquí era importante para mí y sentir otra vez la sensación de jugar en el Tartiere", aseguró Aitor Sanz minutos después del choque. "Es un partido muy especial que tenía marcado en el calendario desde hace tres años. Es una sensación especial poder volver aquí después de tres años y jugar en mi casa", añadió.

El homenaje de la afición al centrocampista había empezado el sábado, cuando el grupo Symmachiarii le hizo entrega de una foto enmarcada en reconocimiento a su pasado en el club carbayón.

En su análisis de lo sucedido en el campo, el centrocampista lamentó que los suyos no hubieran tenido algo más de fortuna. "Nos faltó acierto porque tuvimos bastantes ocasiones pero el Oviedo necesita poca cosa para hacer gol y han hecho su trabajo a la perfección. Nosotros no hemos sabido aprovechar los últimos minutos con un jugador más porque el Oviedo defendió bien", resumió. "El empate hubiera sido justo pero el Oviedo necesita poco para ganar los partidos: un gran centro de Susaeta y un buen remate de Toché y a defender", agregó.

El centrocampista también tuvo elogios para el funcionamiento del club azul, con un ejemplo que se pudo comprobar ayer: el estado del césped del Tariere que, a pesar de las lluvias caídas, aguantó durante la mayor parte del encuentro en buenas condiciones. "Sé de buena tinta que se cuida el césped y que se ha trabajado en él durante toda la semana. Nada pasa por casualidad. Si las cosas salen bien es porque hay un trabajo detrás", señaló Aitor Sanz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine