Fútbol. CD Tenerife

Ricardo se alista para el Tartiere

El jugador blanquiazul es una de las opciones para suplir al sancionado Alberto en Oviedo y asegura que está "preparado" para jugar si le toca

11.02.2016 | 02:05
Ricardo realiza ejercicios de fuerza durante un entrenamiento.

Ricardo León aseguró ayer que esta semana se la toma "como todas las demás", centrado en su trabajo, "como uno más en la plantilla y esperando a aprovechar la oportunidad, si la hay". Y esa posibilidad existe ahora, ya que la ausencia obligada de Alberto, por sanción, en el centro del campo del Tenerife este domingo puede abrir las puertas de la titularidad al realejero. Sus ganas e ilusión por participar de nuevo con su equipo dos meses después del último partido en el que intervino siguen intactas, lo mismo que su predisposición física. "Para eso entreno fuerte, hay que estar preparado para cuando llega la oportunidad y siempre dispuesto a ayudar al equipo juegue o no", manifestaba Ricardo en relación con su estado actual de forma.

El centrocampista blanquiazul solo ha disputado cinco partidos en lo que va de temporada, tres de ellos como titular y nada más que en uno ha coseguido jugar todos los minutos. Su escasa participación ha de incomodarle, como a cualquier futbolista, pero asegura que él lo lleva lleva "con tranquilidad y sin desesperar, sabiendo que el fútbol cambia de un día a otro". Lo que le ayuda a sobrellevar su situación es, comenta, "pensar que esta es una plantilla amplia y todos tenemos posibilidad de jugar". Comprende que en su puesto hay competencia y es consciente de que "hay muchos compañeros que pueden jugar ahí e incluso se puede cambiar el esquema y que lo hagan otros". "Hay compañeros que están siendo clave en el equipo y la competencia es fuerte pero al no participar lo que hago es exigirme más en los entrenamientos para estar preparado para cuando toque jugar", añadió.

Ricardo también habló de la trayectoria del Tenerife en el presente campeonato liguero y, a su juicio, necesita "una serie de resultados que le permita estar en una zona cómoda para en las últimas jornadas poder dar un salto a la parte alta de la clasificación". La idea, según declaró, es "no pasar apuros y tener la posibilidad de luchar por algo bonito al final". Al jugador isleño también le sorprende la irregularidad que está mostrando su equipo en el Heliodoro esta temporada. "Es un año atípico en ese aspecto", indicó. "Desde que juego aquí", continuó, "dentro de casa se ha obtenido buenos resultados, se nos escapaban pocos puntos y este año nos está costando, mientras que fuera somos un equipo muy fiable y ponemos en aprietos a cualquiera". No encuentra una explicación concreta para ello.

"Puede que en casa los equipos se cierran y nos saben jugar mejor. Creo que hay que seguir jugando así fuera, porque de esa manera siempre tenemos opciones de puntuar, y en casa debemos intentar hacernos más fuerte si queremos aspirar a un objetivo importante", resumió. En ningún caso, se lo achaca al comportamiento de la afición: "Yo noto un apoyo muy grande de la gente, que está con nosotros en todo momento, y sí que es cierto que si las cosas no van tan bien o no le gusta lo que ve es normal que silben. Pero nosotros debemos abstraernos de todo eso y saber que si lo hacemos bien, si les damos lo que quieren ver, seguro que nos van a apoyar; ya lo hacen por el esfuerzo que hacemos, así que si les damos, nos darán más aún".

Para Ricardo, el del domingo "va a ser un partido bonito", además de presentar ciertas connotaciones un tanto especiales para él por su pasado sportinguista. En ese sentido, reconoció que ha "recibido mensajes de amigos de Gijón que van a estar pendientes de ese partido porque hay mucha rivalidad Oviedo-Sporting". Acerca del Oviedo, apuntó que es "un rival muy complicado, muy completo y rápido arriba, con jugadores determinantes en todas sus líneas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine