Baloncesto. Liga Endesa

Oportunidad para reivindicarse

El Iberostar Tenerife recibe al potente y a la vez irregular Unicaja Málaga en una ocasión de oro para consolidarse en la zona media de la tabla y ganar en autoestima de cara a un futuro próximo

06.02.2016 | 23:14

Un triunfo para consolidarse y además con un alto componente moral. Eso es lo que buscará este mediodía el Iberostar Tenerife en el duelo que le enfrentará al Unicaja Málaga, uno de los gallitos de la competición pero venido a menos este año por culpa de una manifiesta irregularidad. Una discontinuidad que por ejemplo ha llevado a los de Joan Plaza a meterse en el Top 16 de la Euroliga, pero también a quedarse fuera de la Copa del Rey. En caso de vencer, los isleños se sacudirían igualmente, y casi de manera definitiva, el mal fario que les ha acompañado en sus duelos como local, ahuyentado ya en parte con la victoria de hace dos semanas frente al Murcia.

Pero como Txus Vidorreta ya se ha encargado de advertir, para doblegar hoy al Unicaja el Iberostar debe ser un equipo sin desproporciones a lo largo de los 40 minutos de juego. Evitar esos colapsos que han acompañado a los aurinegros en todas las derrotas. El último de estos episodios tuvo lugar en el derbi del pasado domingo, cuando tras un gran arranque de tercer cuarto (53-58), los laguneros desconectaron varios minutos y permitieron al Granca adquirir una renta que ya sería definitiva. Hoy, frente a un rival "con cinco anotadores en el exterior capaces de romper el partido en cualquier momento y una larga batería interior", según expresa el técnico, están prohibidos los fallos.

Y para huir de dichos altibajos el cuadro lagunero tiene que agarrarse este mediodía a ciertos parámetros. Por un lado, el acierto en el tiro exterior, aquel que le mantuvo en partido en el Gran Canaria Arena, y sin el que cercenó sus opciones de triunfo en Las Palmas. Pero sobre todo los canaristas deben ser intensos en los dos lados de la cancha, premisa que solo está a su alcance con un completo y variado fondo de armario. Y en el debe, al menos por lo acontecido hace siete días, el primer señalado es Joseph Jones, autor de tres faltas en apenas dos minutos y medio con las que dejó coja a la rotación interior aurinegra. Su mejor versión se antoja hoy más que obligada para tratar de equilibrar el potencial de los cajistas dentro de la zona. White, Sekulic (muy fallón cerca de canasta) y Beirán (que ya dio muestras de recuperación en el derbi) son otros de los que tienen que dar un paso adelante para intentar tumbar al Unicaja. Salva Arco, por contra, se ha erigido en estas jornadas más recientes en el mejor y máximo exponente, de una aportación de refresco necesaria para los tinerfeños.

A este equilibrio individual hay que añadirle otro colectivo. Así al menos lo apreciado Vidorreta en base a los errores de los suyos en el Gran Canaria Arena. "Competimos bien en Las Palmas, pero cometimos algún error, sobre todo en el tercer cuarto, cuando nos precipitamos, lo que nos hizo ir a remolque. Ya lo hemos hablado y hemos dejado claro debemos tener un poco más de paciencia para buscar situaciones más ventajosas y luego saber rematar los partidos como sí hemos hecho otras veces", explicó el preparador bilbaíno, sin olvidarse igualmente de la necesidad de evitar "los errores en el tiro libre". "El equipo tiene ilusión", es la proclama final del coach en busca del octavo triunfo del curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine