Fútbol. CD Tenerife

El sistema es innegociable

Martí espera que la baja de Suso no afecte al rendimiento del grupo y anuncia que seguirá jugando con tres mediocentros

29.01.2016 | 23:33
José Luis Martí, en la Ciudad Deportiva Javier Pérez.

Con el sistema no se negocia. José Luis Martí, entrenador del Tenerife, anunció ayer que seguirá apostando por la confluencia de tres mediocampistas (Vitolo, Alberto y Aitor Sanz) para el partido del domingo ante el Nástic. La baja del sancionado Suso no variará los planes del preparador balear, convencido de que este dibujo es el más idóneo para conseguir un rendimiento óptimo de su plantilla.
Además, Martí no cree que la ausencia del capitán vaya a disminuir las prestaciones blanquiazules. "Tenemos jugadores suficientes para suplir cualquier lesión o sanción. Cuando sale uno, entra otro y lo hace igual de bien, así que tengo confianza plena en toda la plantilla", indicó ayer.

A tenor de sus manifestaciones, es muy probable que Omar Perdomo ocupe el sitio de Suso, si bien entonces habría que buscar un recambio para el grancanario por la banda izquierda. "Es un jugador que puede participar en los dos lados. Su perfil natural es el derecho y puede colocarse ahí, pero igual apostamos por otra opción", sugirió ayer ante la prensa.

El entrenador avisó de los peligros el Nástic, conjunto que comparece al partido en la sexta plaza de la clasificación. "Sabemos el tipo de rival que tendremos enfrente. En los contragolpes, son difíciles de defender. Cuentan con gente hábil, potente y veloz, pero nosotros queremos ser protagonistas y tener la posesión de balón. Será un partido igualado y donde tendremos que leer bien las situaciones donde podamos cobrar ventaja", vaticinó.

Martí prevé un envite de dos conjuntos ávidos de balón. "Al Nástic le gusta tener la posesión y, cuando no la tiene, espera al robo y aprovecha los espacios. Tienen criterio para jugar y lo están haciendo bien, de ahí el lugar que ocupan en la clasificación", reiteró. "La idea es conseguir los tres puntos y seguir sumando. Cuanto más cerca estemos de esos puestos, muchísimo mejor. Pero la idea es seguir creciendo y ganar confianza, poco a poco. Queremos mirar más hacia arriba que hacia abajo", fue otro de los mensajes del entrenador, que se mostró eminentemente ambicioso.

Lleva el Tenerife 315 minutos sin encajar y para el técnico se está consiguiendo uno de sus grandes propósitos desde que llegó. "Para nosotros era importante reducir el número de goles recibidos, pues era eso lo que no nos permitía avanzar en la clasificación. Una vez lo hemos conseguido, tendremos más opciones de todo. Estamos tratando de defender lejos de la portería, con el riesgo que conlleva dejar espacios a tus espaldas. Pero somos un equipo valiente y asumimos el reto", cerró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine