Fútbol. CD Tenerife

Un Tenerife de cantera

El equipo blanquiazul ya ha dado esta temporada más de 10.000 minutos a jugadores formados en su cadena de filiales

22.01.2016 | 01:55
Un Tenerife de cantera

El CD Tenerife 15-16 se puede convertir en el más canterano de la historia. El equipo blanquiazul no había dado tantos minutos a los futbolistas de la tierra desde que hace 30 años ascendiera a Segunda División con un once tipo formado por diez canarios y Aguirreoa de portero, aunque entonces no todos los jugadores isleños eran estrictamente canteranos.

El Tenerife ha convertido su apuesta por la cantera en una seña de identidad. La labor desarrollada en la Ciudad Deportiva durante casi tres lustros ofrece cada vez más frutos y no son pocos los jugadores de la cadena de filiales que, además de completar un proceso formativo global, han logrado hacerse un hueco en el fútbol profesional. Algunos de ellos, tras pasar por el primer equipo, actúan ahora en la Liga BBVA o en el extranjero, mientras otros muchos compiten en la Liga Adelante.

Por el camino, el equipo representativo se ha nutrido de un importante número de jugadores formados en su cadena de filiales, que bien directamente o tras alguna cesión se han logrado consolidar en la primera plantilla. Convertida su presencia en las alineaciones en un hecho habitual en los últimos cursos, su protagonismo ha crecido desde la llegada de José Luis Martí. Así, en las diez citas que ha dirigido hasta ahora, el balear ha otorgado 5.550 minutos a los canteranos, utilizando un promedio de más de ocho pibes por encuentro.
Esta masiva presencia de jugadores locales no está reñida con los buenos resultados, pues el Tenerife ha logrado 18 puntos en este período, lo que le permitiría ocupar una plaza de play off de ascenso en una clasificación parcial de estos dos meses y medio. El tope se alcanzó en la victoria ante el Mallorca, con 630 minutos a repartir entre los diez canteranos que jugaron ese día, aunque en todos los encuentros excepto en Valladolid, debido a la temprana expulsión de Alberto, los futbolistas de la casa sumaron más de quinientos minutos sobre el césped.

En todo caso, Martí supera por ahora el histórico registro de Benito Joanet, que en el curso 88-89 ascendió a Primera con un equipo en el que los canteranos jugaron un promedio de 517 minutos por partido, con protagonismo para Isidro, Quique, Toño, David, Víctor, Luis Delgado. No todos ellos pasaron por el filial blanquiazul, cosa que sí hizo el panameño Rommel Fernández, pero sí procedían de una cantera tinerfeña que fue perdiendo protagonismo cuando el equipo tinerfeño se asentó en la élit en la década de los noventa.
Desde entonces, sólo la aparición puntual de algún futbolista le dio presencia a los jugadores tinerfeños en el primer equipo, aunque fue entonces cuando se dieron los primeros pasos para la construcción de la ahora llamada Ciudad Deportiva Javier Pérez. Con el tiempo, la labor desarrollada ha empezado a dar cada vez más y más frutos.

Entre los canteranos que han tenido protagonismo en las alineaciones es paradigmático el caso de Omar. En su primer año arriba, ya suma cuatro goles y se ha hecho fijo en los esquemas del entrenador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine