Boxeo

Empezar de cero

Javi Santana se propone enseñar boxeo a quienes nunca hayan tenido contacto con este deporte

18.01.2016 | 18:30
Empezar de cero

Javier Santana es uno de los púgiles más reconocibles del último lustro en Canarias, si bien recientemente anunciaba que cuelga los guantes. Presente con frecuencia en los carteles de las veladas que saciaban la sed de boxeo de los aficionados isleños y con tanto gancho que algunos especialistas veían en él a un futuro referente de este deporte, el isleño tan solo ha cambiado de perspectiva. Dejará de competir pero se pasa al otro lado. En el gimnasio 'Team Benítez' se propone otro reto: enseñar.

Boxeo, pero empezando de cero. Es el nuevo cometido de Santana, que ahora arranca su carrera como profesor. "Para mí esto es como una droga, uno no se puede desenganchar y una vez mi etapa como competidor ya acabó, me gustaría probar como entrenador", dice el canario, próximo a concluir sus estudios de Derecho.

"La iniciativa está dedicada a cualquiera que le guste el boxeo, a todo aquel que quiera pasar un buen rato y estar en forma; estamos abiertos a todos los públicos", anota. Y lo recomienda por su propia experiencia. "La práctica de esta especialidad me ha aportado mucho a mi vida, y no solo en el ámbito físico, sino que además me ha permitido conocer a mucha gente y conocer sus valores", dice. "Yo se lo recomiendo a cualquiera; el simple hecho de entrenar día a día puede reportar muchos beneficios", completa. Santana lamenta que "todavía hay una serie de prejuicios" que se ciernen sobre el deporte de las 16 cuerdas. "Poco a poco, la realidad los va derrumbando", puntualiza, "pero aún hay quien desconoce cómo es el boxeo por dentro". De ahí que el expúgil y ahora entrenador lo aconseje encarecidamente. Avisa además que "los entrenamientos están adaptados al nivel de cada uno".

Javi comenzó "un poco de rebote". "Mi primera toma de contacto con este mundillo fue a través del muay thai; probé y me gustaba, pero por una lesión jugando a fútbol tuve que dejar de competir con las piernas. En el boxeo estuve dos años, y ahora me planteo seguir pero desde este otro prisma", añade. Matiza que no hay "ningún requisito más que ir con ganas y con la mente abierta" para apuntarse a sus clases. "Queremos captar gente nueva, que nunca haya tenido contacto con este deporte", advierte.

Los primeros pasos

Las primeras clases van destinadas a "saber cómo posicionarse, aprender la guardia y poner atención a las piernas, pues todo el mundo se fija en las manos pero no es lo único que cuenta". Una vez superada la fase inicial, los alumnos harán entrenamientos "con mayor intensidad y a más velocidad" y sabrán cómo ejecutar los golpeos básicos. "Hay gente a la que le cuesta más y otra que lo asimila desde el principio", aduce. "La paciencia es básica, tanto para el entrenador como para el boxeador", añade Javi, entusiasmado con esta nueva experiencia. No en vano, en absoluto descarta la opción de verse algún día en una esquina. "Espero que alguno llegue más lejos que yo", dice entre risas, aunque su corta carrera tuvo momentos muy luminosos.

El sitio para apuntarse es el 'Team Benítez', gimnasio de La Cuesta "que ha tenido una muy acogida en la zona" bajo la dirección de Jony y Tana. Las clases de Javi duran hora y media, lo que un partido de fútbol, y están fijadas para lunes, miércoles y viernes. Su faceta de entrenador no ha hecho sino comenzar, pero Santana ya apunta maneras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine