Fútbol . CD Tenerife

Se busca mediocentro ofensivo

El Tenerife se afana en la contratación de un nuevo futbolista a dos semanas del cierre del mercado invernal

18.01.2016 | 02:00

El Tenerife tiene claro cuál es su principal y casi único propósito en las dos semanas hábiles para fichar: contratar a un centrocampista de perfil ofensivo, de modo que Martí pueda cambiar el sistema de juego si lo estima conveniente. De paso, podría producirse alguna desvinculación a lo largo de los días venideros. El secretario técnico del club, Alfonso Serrano, ya ha comunicado al agente de Abel que están en disposición de escuchar ofertas por él. En todo caso, el entrenador ha hecho saber al majorero que están contentos con su comportamiento. Jairo y Pedro Martín son otros de los candidatos a abandonar la entidad en las próximas fechas.

El cuadro chicharrero dejó de fichar en enero solo en contadas ocasiones durante los últimos dos decenios. Es más, en las últimas cuatro temporadas firmó entre tres y cinco jugadores cada enero, no siempre con un resultado óptimo. Como bien ha dicho Serrano en más de una oportunidad, este mercado comporta un alto riesgo y no siempre garantiza que se satisfagan los objetivos pretendidos.

El año pasado el Tenerife hizo hasta cuatro movimientos en un mes. En el episodio de incorporaciones firmó la cesión de Juan Carlos Real, proveniente del Deportivo de La Coruña; se hizo con los servicios de Abdón Prats, que apenas jugó, y trajo a Dani Hernández tras esperar –por largo tiempo- a que el hispano venezolano se desligara del Valladolid. Ésta fue, sin duda, su operación más rentable. El cancerbero no tardó en ganarse la titularidad y, a continuación, también la renovación por largo tiempo. A día de hoy, tiene contrato con el representativo hasta 2018. En su momento ocupó la plaza de Jacobo Sanz, guardameta que nunca se adaptó bien a la Isla ni a la entidad blanquiazul.

Un año antes, las salidas habían sido multitud. Salva Ruiz, Raúl Llorente, Óscar Rico, Sandro, Guillem Martí€ y Sergio Aragoneses. La del meta de Porriño fue la más sonada en un Tenerife aún entonces comandado por Álvaro Cervera en el banquillo y Quique Medina en la dirección deportiva. La mano del profesional isleño se notó en el capítulo de altas, pues se repatrió a los canarios Ayoze Díaz y Édgar.
Además, se apostó por apuntalar la portería (Diego Rivas) y la delantera (Juanjo Expósito).

También en 2013 fueron más las despedidas que las bienvenidas. El año del último ascenso a Segunda vinieron tres hombres cuya participación luego fue casi testimonial. Carlos Portero y Ochoa apenas tuvieron continuidad en las alineaciones. Algo más de protagonismo tuvo Baltasar Rigo, a quien el club fichó para incrementar la competencia en la zaga. Todos ellos disfrutaron del éxito de Hospitalet, aunque solo el central balear fue titular en el decisivo partido de La Freixa Llarga.

No todos los fichajes invernales han dado un resultado decente al Tenerife pero hay excepciones que invitan a apostar por este mercado. Así, en 2012 vinieron hombres tan trascendentales a continuación como Aridane o Luismi Loro. El cuarteto de fichajes de aquel año se completó con Kike López y Raúl Llorente. Salieron, entretanto, los hombres que habían tenido menos minutos hasta entonces: Josmar, Nico y Jesús Álvaro.

Con riesgo

Esta temporada, la cesión del lateral Saúl García ha satisfecho el principal objetivo del representativo. Según afirma el presidente, Miguel Concepción, apuntalar esa demarcación era "la urgencia". Ahora bien, no descarta que haya más movimientos "si surge algún mirlo blanco". En tal caso, el Tenerife acometería un fichaje más.

Martí ha subrayado en numerosas ocasiones que el club irá al mercado "sin prisas", pues está muy conforme con el comportamiento y las prestaciones de los jugadores que ya tiene. El balear ha indicado que no se prevén salidas, pero tampoco en este apartado se puede dar nada por seguro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine