Baloncesto. Liga Endesa

Santiago, punto de inflexión

Vidorreta ve al Iberostar "con más chispa" y "en el camino de volver a crecer como en noviembre"

15.01.2016 | 02:00

Santiago de Compostela como lanzadera del Iberostar Tenerife. Esa es la sensación que tiene Txus Vidorreta, técnico de la escuadra isleña de cara al futuro más próximo de su equipo, un futuro que arranca mañana mismo en Fontes do Sar, donde el cuadro lagunero se medirá al Obradoiro en busca de su sexta victoria de la temporada. "Vamos con mucha confianza porque veo que jugadores cono Davin, Tim, Rodrigo, Blago€ que están empezando a tener otra chispa. Estamos en el camino de volver a crecer de nuevo como hicimos durante el mes de noviembre", señaló ayer el preparador vizcaíno, convencido de que se verá una mejor versión de los suyos "tras semanas muy largas y con muchos partidos" con las que se han consumido sus dos primeros meses como máximo responsable del banquillo del cuadro tinerfeñista.
Según Vidorreta este punto de inflexión del Iberostar Tenerife se dará desde el mismo momento en el que los jugadores "se suelten un poco". "Nuestros porcentajes son malos, pero no estamos jugando un mal baloncesto. Está todo en nuestra cabeza, hay que soltar un poco de lastre, jugar con la misma energía y confianza con la que lo hicimos en los primeros partidos en los que yo llegué. Hay que ser positivos y quitarse las telarañas de la cabeza; estoy convencido de que la racha cambiará", asevera el entrenador de la escuadra canarista, que persigue dicha mejora a través "de un gran juego colectivo", al margen de "ser más regulares y sólidos los 40 minutos" para no recibir "grandes parciales en contra como sucedió en Sevilla".

Para el técnico aurinegro su equipo "compite bien" en "líneas generales", si bien no esconde que "esperaba más en la segunda parte ante el Barcelona". Un bajón que según el vizcaíno se debe a la ausencia de un plus necesario en la escuadra lagunera. "Tenemos que apelar al sentimiento Canarias entre todos, especialmente dentro de la plantilla. Hemos sufrido muchos cambios en estos meses, incluido el más importante, la salida de Alejandro Martínez, pero también la de muchos jugadores que llevaban aquí bastante tiempo, por lo que tenemos que hacer que los que están ahora se identifiquen a tope con el sentimiento Canarias", apuntó Txus en el plano moral.

Busca Vidorreta "ese punto que te puede faltar ante un rival como el Barcelona en un momento de crisis y seguir compitiendo hasta el final" y lo hace señalando a varios jugadores en concreto. "Richotti, Sekulic, San Miguel y Beirán deben ser desde ya unos líderes efectivos y que en esos momentos de dificultad aparezcan señas de identidad que quizá con todos estos cambios los hemos dejado un poco de lado", comentó sobre este asunto, para dejar claro, eso sí, que no existe "falta de química". "Hay buenos jugadores a nivel personal, pero muchos recién llegados por lo que necesitamos un núcleo duro del equipo que marquen una línea", dijo.

Una línea que pasa, según el técnico "por apretar más los dientes cuando las cosas van mal", labor en la que se sitúa él mismo como "el primer responsable", si bien incide en "ese núcleo duro de la plantilla que debe ser el que arrastre a los demás". "Lo que se ha hecho hasta ahora está muy bien, pero nosotros queremos hacer algo nuevo. Debemos ser más ambiciosos desde dentro, y si además lo somos, seguro que la afición nos dará más cosas de todo lo que ya nos da desde el primer día contra el Gran Canaria", añadió. Mañana en Santiago de Compostela se sabrá si este punto de inflexión es posible y, además, inmediato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine