Fútbol | . CD Tenerife

Jorge: "Tener cuatro tarjetas no condicionará mi forma de jugar"

"Es lo mejor que me podía pasar", dice sobre la llegada del nuevo entrenador

13.01.2016 | 10:17
Jorge: "Tener cuatro tarjetas no condicionará mi forma de jugar"

Jorge Sáenz es el futbolista cuya posición más ha cambiado desde la llegada al banquillo de José Luis Martí. El joven central está cuajando partidos sobresalientes como el del pasado domingo en El Toralín y, hoy por hoy, resulta indiscutible en los planes del entrenador balear. Eso sí, está a una sola amonestación de verse apeado del once por sanción. El zaguero anuncia que no cambiará su forma de juego y que esta circunstancia no le condicionará.

Cuatro amarillas. "Estoy al límite, llevo dos semanas así y no pienso que eso deba condicionarme", apuntó. "En 90 minutos puede pasar cualquier cosa. Si te sacan tarjeta, te la sacan y ya está, pero mi juego no va a cambiar. Lo que no puedes permitir es que un rival pase y marque solo porque tú quieras disputar el siguiente encuentro. Lo importante es el bien colectivo", razonó. En cualquier caso, reconoció que la quinta amarilla, si llega, será un mazazo. "Casi como una roja", definió. "Nadie quiere dejar de estar en las alineaciones y el objetivo es intentar estar el mayor tiempo posible con cuatro cartulinas, sin ser sancionado", adujo.

Feliz. "Yo estoy muy, muy contento. La llegada de Martí es lo mejor que me podía pasar. Ni siquiera entraba en las convocatorias y personalmente el cambio ha sido total para mí, pero para bien. Estoy muy ilusionado, aunque lo cierto es que nunca llegué a tirar la toalla ni a pensar que la decisión de quedarme hubiese sido errónea", dijo sobre el relevo en el banquillo del representativo.

La batalla de Ponferrada. "Nos lo esperábamos peor", respondió al preguntársele por el estado del césped, muy deteriorado por culpa de las lluvias. "Había zonas en las que el balón no se podía controlar y otras sí, pero hasta tuvimos que cambiarnos camiseta, pantalones, medias y todo en el descanso. Estábamos empapados y la ropa cuando se moja, pesa bastante", contó Sáenz, que sale fortalecido tras su magnífica actuación en El Toralín. Fue una excelente noticia, dice, que el grupo no solo dejara su portal a cero sino además lo acompañase con el botín de los tres puntos. "Ganar así sabe muy bien", resumió.

Prevenidos. "El míster nos había avisado del estado del césped y que iba a llover durante el partido; íbamos concienciados para jugar en esas circunstancias, aunque no sabíamos bien cuál sería exactamente el panorama. Pienso que ejecutamos el plan previsto. Se iba a poder jugar poco e iba a haber riesgos en cualquier acción. Se trataba de no fallar en defensa y no cometer la estupidez de dar pases en corto", dijo para explicar las claves del triunfo.

De suplente a fijo en el once. "El fútbol da muchas vueltas y de un día para otro, pueden darse cambios drásticos. Martí apostó por mí desde el primer momento e intenté cumplir. Me dio mucha confianza que me eligiera como titular en su primer día", admitió Jorge, uno de los más pujantes valores de la cantera insular. "La verdad es que no me esperaba tan temprano entrar en el equipo, pero ante su fe en mí solo tengo palabras de agradecimiento", añadió luego.

Su mejor día. "Del partido que estoy más orgulloso es del primero con Martí", confesó. "Tenía mucha responsabilidad ese día y haberlo hecho bien, y además ganar en casa, fue un alivio y quitarme muchos kilos de encima. Desde entonces, todo ha ido bien. El equipo ha mejorado su clasificación y ha ido puntuando en casi todas las jornadas. Estamos en una buena dinámica y en el vestuario somos ambiciosos, miramos hacia arriba", completó.

Pretendientes. "Es un halago que hablen bien de mí, pero los elogios no son ninguna responsabilidad añadida. Yo estoy aquí para disfrutar jugando, y en el Tenerife estoy feliz porque aquí he crecido y me han visto evolucionar", anotó Jorge, que aún tiene otros dos años de contrato con el representativo. Según dice, sentirse un espejo para las generaciones venideras es un auténtico estímulo. Y así lo confirma cuando acude a campus o a otras actividades con niños. "Claro que es un orgullo que los más jóvenes me vean como un referente; es lo que más me motiva de este deporte", reiteró.

El futuro. Jorge no se pone techo. "Todos soñamos con jugar en Primera o en la selección. Todo el mundo sueña con algo y yo también, claro que quiero ir a mejor; me encantaría aspirar a altas cotas, a lo más alto", dijo ayer. También explicitó que "es una magnífica noticia que se esté contando con la cantera" en el Tenerife. Así, está coincidiendo con jugadores como Cristo, al que conoce "desde alevines".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine