Rumbo al Caribe

Los diecisiete barcos de la regata transatlántica no competitiva Atlantic Odyssey parten desde el puerto de Santa Cruz para recorrer más de 2.800 millas hasta la isla de Martinica

10.01.2016 | 02:30
Rumbo al Caribe
Rumbo al Caribe

Comienza la aventura. El puerto de Santa Cruz de Tenerife fue el escenario ayer de la partida de la regata transatlántica no competitiva Atlantic Odyssey hacia el Caribe, concretamente a la isla de Martinica, una travesía en la que toman parte diecisiete barcos y sesenta personas, entre adultos y niños. Por delante, más de 2.800 millas náuticas hasta su destino caribeño.

Con esta regata, que es una de las integrantes de un grupo mayor que a lo largo de este año 2016 partirán de Tenerife con dirección al Caribe, comienza la materialización de uno de los objetivos de la Autoridad Portuaria provincial en lo que a promoción de sus marinas se refiere.

Según informó Puertos de Tenerife, el objetivo no es otro que darlas a conocer internacionalmente como punto de referencia de este tipo de encuentros, y por el que ha acudido a algunas de las más prestigiosas ferias del sector en Europa, como el Salón Náutico de París a principios del pasado mes de diciembre.

En la Atlantic Odyssey, de acuerdo con la organización, CornellSaililngEvents, la competición no es lo realmente importante, sino el disfrutar y aprender de la vida en el mar. Ante tal planteamiento, Puertos de Tenerife ha desarrollado un programa de actos antes de la salida de la regata, para dar a conocer la Isla y los atractivos de la capital entre los adultos y niños participantes.

Entre ellos ha destacado la visita al Teide que realizaron el jueves, con ruta guiada en inglés, francés y alemán, y visitas gratuitas a los museos, Palmetum, además de entradas para los niños para el Parque Infantil y Juvenil de Tenerife (PIT).

Las embarcaciones inscritas se concentraron la pasada semana en Marina Santa Cruz, frente al edificio del Cabildo, disfrutando sus tripulantes de las fiestas navideñas en la Isla. Antes de su partida se pertrecharon de todo lo necesario, desde comida hasta cualquier tipo de herramienta, además de poner a punto sus barcos para la travesía, mercancía que adquirieron en la Isla.

En la presentación de la prueba, celebrada el pasado lunes, el organizador de la regata, Jimmy Cornell, aseguró que "Tenerife tiene un gran potencial marítimo que posibilitará la organización conjunta de muchos más eventos de este tipo en un futuro inmediato". Por su parte, las autoridades presentes de Puertos de Tenerife adelantaron que para este año se han confirmado ya otras cinco pruebas náuticas en Santa Cruz, siendo ello una muestra del interés por relanzar la actividad en las marinas capitalinas.

Coincidiendo con la estancia de los yates participantes en Santa Cruz de Tenerife, Jimmy Cornell presentó en el Real Club Náutico de Santa Cruz de Tenerife su viaje por el Ártico con un nuevo yate diseñado por él mismo y que permite la navegación y convivencia a bordo tanto en climas tropicales como a altas latitudes. Está construido en aluminio e incorpora algunas novedades nunca vistas en este tipo de yates. La presentación de dicha iniciativa tuvo lugar el lunes en el "Salón del Mar" del citado club marítimo.

Los barcos están desde ayer en movimiento. El viento soplará en sus velas durante las próximas semanas rumbo a aguas más cálidas, las del Caribe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine