Fútbol. CD Tenerife

Martí da un primer aviso

"El que no rinda ni colabore, no juega", anuncia el entrenador en vísperas del viaje a Ponferrada

09.01.2016 | 02:00
Martí hace indicaciones a sus jugadores junto a Omar Perdomo.

José Luis Martí, entrenador del Tenerife, dio ayer su primer aviso a los jugadores que están por debajo de su nivel y avisó de que no le temblará el pulso a la hora de tomar decisiones. "El que no está rindiendo y colaborando en su verdadero nivel, no jugará, irá al banquillo o se quedará sin convocado", advirtió el mallorquín. "No por tener más o menos experiencia, hay que tratar a los jugadores de distinta manera. Al final, lo que el deporte requiere es competitividad y nivel. El que mejor afronte ese nivel que requerimos, es el que saldrá al terreno de juego", fue otro e sus mensajes.

Martí, a pesar de lo visto en los ensayos de esta semana, enunció que no descarta repetir con el 4-2-3-1 que puso en práctica el pasado lunes o viajar al 4-3-3 que ha escogido en la mayoría de partidos que ha dirigido al representativo. "Barajamos las dos posibilidades, pues el equipo tiene asimilados los dos sistemas, que se diferencian solo en pequeños matices. Al final, lo importante es más la evolución del propio sistema que la elección que hagas", reiteró.

Al preguntársele por algunos nombres propios, ensalzó la relevancia de Alberto Jiménez –se le recupera tras cumplir sanción– y apuntó que podría ser titular mañana. "Es un hombre importante por el carisma que ofrece y por todo lo que aporta, pero se decidirá la alineación sobre la marcha, en función de las sensaciones del último día", dijo. Ayer, también habló con Abel, del que indicó que "está entrenando de forma extraordinaria aunque no está teniendo opción de entrar en las alineaciones". "Puede tenerlas, ya sea en una posición o en otra, aunque es difícil la situación de verte fuera de una lista de convocados", admitió.

Un partido distinto

"En el último entrenamiento, decidiremos quién juega. He tratado de transmitirle a los futbolistas qué nos podemos encontrar; podría ser un partido con mucho balón dividido, pues en Ponferrada lleva una semana lloviendo y el campo está como está. Buscamos que los jugadores asimilen lo antes posible lo que nos espera este fin de semana", respondió en cuanto a las dificultades adicionales que entraña el compromiso del domingo por las adversidades meteorológicas.

Martí dijo también que ha buscado recuperar al grupo anímicamente tras el varapalo que supuso empezar el año con un patinazo. "Después de una derrota lo que quieres es volver a competir y tener la oportunidad de sumar tres puntos; hemos trabajado en lo que teníamos que corregir después del último partido, si bien el siguiente será completamente diferente al del lunes pasado", comentó.

"Los jugadores ya llevan muchos años en esto y saben que los resultados vienen como vienen. No podemos volver atrás, pero hemos de saber por qué no encontramos los espacios y las oportunidades que queríamos. Hay que estar preparados para el domingo, tanto anímica como técnica y tácticamente, en todos los aspectos que engloba el fútbol", aseveró. A su entender, "el equipo tiene gol y lo ha demostrado durante la temporada, pero hay que reducir el número detantos encajados lo antes posible".

Durante su alocución ante la prensa, Martí reseñó que no contempla salidas y en cuanto a las posibles altas, el club "no tiene prisas" por hacer incorporaciones. Por último, sobre el rival, manifestó que "es un equipo que juega a una intensidad altísima en su campo y cuenta con jugadores muy peligrosos arriba". "Pero estamos listos para ser protagonistas", finalizó.

Las probaturas de la semana auguran el adiós al trivote

Los entrenamientos de los últimos días apuntan a que el cuadro técnico dirigido por José Luis Martí prescindirá de la fórmula empleada ante el Alcorcón, con solo dos pivotes, y se decantará por la misma disposición táctica (4-3-3) elegida para los encuentros anteriores.

La apuesta realizada contra los alfareros en el primer encuentro del nuevo año no satisfizo a Martí, que echó en falta que el equipo generara más peligro a su adversario y no fuese tan previsible. Así lo manifestó en la rueda de prensa posterior al encuentro, cuando indicó que sus futbolistas jugaron al ritmo que les marcó su oponente. Para la visita a Ponferrada les ha advertido de que les espera un campo en malas condiciones y un encuentro muy físico. Todo apunta a que optará por fortalecer el mediocampo y dar entrada a un jugador más en la sala de máquinas.

El elegido para conformar el trivote podría ser Alberto, tras cumplir sanción el lunes por su expulsión contra el Valladolid. No obstante, hay otros jugadores capaces de ejercer tal misión, como Ricardo o Abel. Habrá que esperar hasta mañana para conocer la convocatoria de Martí, que ofrecerá las primeras pistas al respecto.

El 4-3-3 fue el sistema escogido por Agné para todos los envites de pretemporada y el que más veces eligió con el curso en marcha. Martí lo mantuvo desde su incorporación al banquillo y le dio buenos réditos al comienzo de su etapa como entrenador. No obstante, la derrota de Valladolid le invitó a cambiar tras el parón invernal y se decantó por el 4-2-3-1 en el primer compromiso oficial de 2016. Para el técnico blanquiazul, lo esencial no es el sistema sino la interpretación que de él hagan los jugadores. Dice estar contento con su actitud y compromiso, no tanto con el fútbol que ofrecieron el lunes. Toca mejorar, pues.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine