Fútbol. CD Tenerife

Acorán Barrera: "En mi época en el Tenerife no se nos miraba igual que a los de fuera"

El futbolista de la SD Ponferradina se alegra "de que a otros canteranos sí se les hayan dado las oportunidades" que a él se le negaron

09.01.2016 | 01:48

El único canario en las filas de la Ponferradina ya es un icono para la afición berciana. Acorán Barrera (Santa Cruz, 1983) cumple su quinta temporada en este club que estuvo a punto de perderlo en verano. Una atractiva oferta de un histórico club europeo hizo que tuviera "casi los dos pies fuera" de la Ponfe, pero finalmente hubo acuerdo para su continuidad y selló una renovación que dejó contentas a las dos partes. Este domingo se reencuentra con el Tenerife, que ha intentado su repatriación varias veces, siempre sin éxito.

¿Hace tanto frío como dicen?

Sí es verdad que el tiempo por aquí está un poco complicado. No hace tanto frío como es habitual por estas fechas pero sí está lloviendo mucho.

Entonces, ¿estará el campo embarrado como prevén en el Tenerife?

Nosotros no lo hemos tocado desde la semana pasada con la idea de que esté lo mejor posible, pero con la que está cayendo desde que los dos equipos lo pisemos se fastidiará bastante.

¿Y usted? ¿Se adapta a vivir en el frío?

No me queda otra. Toca abrigarse mucho y salir poco de casa, que es donde mejor se está. La verdad es que el tiempo no tiene nada que ver con el de Canarias.

Hablemos de su equipo. La Ponferradina no pasa por su mejor momento y aunque empató en Albacete, lleva varias semanas sin ganar.
¿Por qué?

Es verdad que pegamos un bajón antes del parón navideño y hemos comenzado el nuevo año con un punto fuera, que no es mal resultado. En nuestro estadio, somos fuertes, pero a domicilio es cierto que nos está costando más.

Y en el Belmonte le tocó ser suplente, algo raro en su trayectoria en la Ponferradina.

Fue una decisión del míster y creo que es algo normal, pues la competencia es alta. En este sentido no me puedo quejar. La confianza que me han demostrado aquí es muy grande y en realidad en esta plantilla todos los compañeros han pasado por el banquillo alguna vez. Es normal, algo propio de la competencia que le decía. Eso sí, el domingo me gustaría jugar.

Después de salir por el Tenerife y no hallar estabilidad en ninguno de sus destinos, ¿cómo es que en Ponferrada ha echado raíces?

Ya son cinco años y aquí me siento como en mi segundo hogar. Estamos bastante asentados y he conseguido estabilidad, algo tan difícil en el fútbol actual. Aquí me han dado mucha confianza y cariño. Y es por eso que he permanecido en un mismo club tanto tiempo.

Pero ha tenido opciones de salir, algunas muy atractivas.

Sí que ha habido opciones. Este verano hubo un momento que tenía los dos pies fuera, pero finalmente se llegó a un acuerdo y acepté renovar con la Ponferradina. Este club me ha marcado mucho y es un placer seguir aquí.

¿Y el Tenerife? ¿No intentó repatriarle?

Sí que ha habido unos cuantos intentos. No sé si hace dos temporadas fue el último.

¿Y alguna vez vio cerca la opción de volver?

Cerca, cerca no. Hubo contactos e interés, pero nunca se dieron las condiciones para estar cerca del Tenerife y volver. Al fin y al cabo, aquí en la Ponferradina estoy bien y el club está contento conmigo.

¿Ha sido el ascenso a Segunda, conseguido contra el Tenerife, su mayor logro?

Sí es un bonito recuerdo. Fue especial, pero no por ser contra el Tenerife sino por la posibilidad de conseguirlo en casa, cerca de mi gente.
¿Es el play off el objetivo de este año?

Vamos poco a poco, pero después de algunas temporadas en las que nos hemos conseguido a un paso, ¿por qué no? El primer objetivo es la salvación pero una vez se logre hay que intentar ser ambiciosos.

¿Cómo ve al Tenerife?

No tuvo un comienzo fácil y cambió de entrenador. Ahora ha vuelto a bajar su rendimiento pero pienso que acabará como mínimo en la zona tranquila.

En la Isla hubo mucha controversia porque un jugador en una situación similar a la suya, Ángel en el Zaragoza, celebró un gol contra el Tenerife. ¿Qué opina de aquella polémica?

No vi la celebración pero sí los comentarios negativos que hubo a raíz de ella. Yo creo que él se debe a su equipo y si marca es normal que se alegre. No creo que haya que mirar más allá. Algunas críticas no las entendí; es verdad que los dos tuvimos un pasado en el Tenerife, pero no hay que mirar más allá. El fútbol continúa y si marcas, al fin y al cabo es normal que lo celebres.

Y la última. Salió usted porque la directiva no cumplió su palabra y le enseñó la puerta de salida. Aún así, hay un sector de la afición que critica su desapego hacia el Tenerife. ¿Se siente incomprendido a veces?

No. Habrá opiniones para todos los gustos. A mí se me cerraron las puertas y me negaron algunas oportunidades que a otros sí le han dado, pero yo no siento rencor y me alegro por los canteranos que han triunfado. En mi época, no se nos miraba igual que a los de fuera, pero siempre he intentado mirar el lado positivo. Una vez me fui de allí he crecido mucho y he tenido muchas experiencias felices. Aunque haya sido lejos de casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine