Fútbol . Categorías de base

El Balón de Oro se hace más grande

Cabildo y Federación Tinerfeña de Fútbol amplían el Proyecto Buen Rollito, en el que árbitros y entrenadores evaluarán la conducta de jugadores y público en los partidos que se disputan en Tenerife

08.01.2016 | 13:16
Miguel Tomé, Tomás Martín, Juan Díaz, Francisco Rivera, Cristo Pérez y Ramón Hernández Baussou posan con el Balón de Oro.

Fomentar los valores éticos del deporte, la buena educación, el compañerismo y la convivencia son los pilares en los que hasta ahora se cimentaban el Proyecto Buen Rollito promovido por el Cabildo y los Premios Balón de Oro de la Federación Tinerfeña de Fútbol (FTF). Con el ánimo de impulsar esta iniciativa, ambos proyectos se fusionan para dar una nueva dimensión, mucho más amplia, que incluye no solo a los colegiados de los partidos de la base, sino a los entrenadores y monitores de todo Tenerife. Ellos serán los encargados de evaluar y puntuar las buenas y malas conductas que se dan en los campos de fútbol de Tenerife.

La presentación de esta iniciativa tuvo lugar en el Salón de Actos de la Federación Tinerfeña de Fútbol, acto en el que estuvieron presentes en el acto Francisco Rivera, vicepresidente de la FTF; Cristo Pérez, consejera de deportes del Cabildo de Tenerife; Tomás Martín, director general de Publiservic; Juan Díaz, gerente de Limpiezas Apeles; y Miguel Tomé, director técnico del Proyecto Buen Rollito, actuando Ramón Hernández Baussou, secretario general de la Federación Tinerfeña de Fútbol, como presentador del mismo.

Los árbitros y entrenadores-monitores de los equipos de las categorías alevín, benjamín y prebenjamín de Tenerife serán los que decidirán esta temporada quienes son los ganadores de los balones dorados que se entregarán al final de la liga a los equipos que cumplan con los valores éticos del fútbol. Es la principal novedad del concurso, pues en su primera edición solo eran los colegiados quienes se encargaban de las puntuaciones. La medida, propuesta por el Proyecto Buen Rollito, es el primer paso para la constitución del Observatorio del Juego Limpio, con el que se pretende evaluar el desarrollo del Código Ético presentado el pasado mes de junio.

Miguel Tomé explicó que "todos los que estamos implicados en esta iniciativa estamos convencidos de que el deporte y, en concreto, el fútbol es un espacio ideal para fomentar los valores y educar a los jóvenes. Una de las conclusiones que sacamos de la primera edición es el gran valor que le daban los niños al lograr el Balón de Oro para su entrenador y para su club por lo que representa. Todos juntos queremos observar y evaluar lo negativo para corregirlo y lo positivo para potenciarlo. Es decir, estudiar las conductas de los jugadores y público para evaluar si los partidos han sido todo lo educativo que queremos con el fin de identificar lo que está bien y lo que está mal".

"El Balón de Oro es un reconocimiento de todo lo que nos hace crecer como ciudadanía y de los valores que favorecen la convivencia. Por eso queremos involucrar no solo a los árbitros, que eran quienes examinaban hasta ahora, sino que sean los entrenadores de los equipos los que puntúen junto a los colegiados lo que ha pasado en cada partido. Toda esta apuesta no sería posible sin el decidido apoyo que no da el Cabildo, ya que a través de su programa Tenerife Juega Limpia nos da las directrices que tenemos que seguir", manifestó Tomé.

Juan Díaz, gerente de Limpiezas Apeles, destacó que "estamos encantados de que la idea de premiar el buen comportamiento de los jugadores y aficionados se haya hecho realidad. Nos sentimos muy orgullosos el año pasado en la entrega de los balones que para los más pequeños recibirlos era más importante que lograr el título de Liga". Por su parte, Tomás Martín, director general de Publiservic, señaló que "para nosotros este es un proyecto muy importante porque estamos convencidos que el deporte es un excelente transmisor de los valores que nos permiten mejorar y crecer como sociedad. Deporte y formación tienen que ir de la mano y por eso agradecemos estar juntos a estas instituciones y empresas en el Proyecto Buen Rollito".

La consejera de Deportes del Cabildo destacó la positiva valoración que se hizo de la primera edición del concurso. Cristo Pérez hizo hincapié en la importancia del respaldo empresarial y en la implicación de "todos los agentes que participan en el fútbol", además deseó que "a partir de ahora sea vox populi lo importante que es que los equipos jueguen con un balón dorado". "La valoración que hacemos del primer año es muy positiva porque el trabajo conjunto de Cabildo, Federación y empresas ha dado sus frutos. También hay que agradecer a los clubes la implicación que han tenido con este proyecto. Siempre ha habido un debate entre sancionar o premiar y desde el Cabildo tomamos la decisión de que, aunque hay que sancionar determinadas conductas, es preferible premiar a los que tengan una actitud positiva en las instalaciones deportivas", indicó la consejera de Deportes.

Cerró el acto el vicepresidente de la FTF. Francisco Rivera adelantó que esperan "seguir implementando medidas para erradicar de una vez la violencia en el fútbol". La Federación Tinerfeña ha querido dar de esta manera un paso más en su afán por fomentar las iniciativas encaminadas a potenciar el "fair-play" y los valores educativos del deporte que están en marcha desde hace algunos años.
El valor del respeto al árbitro

Paralelamente el Buen Rollito, cumpliendo con el plan de actuación recogido en las bases del proyecto, ha acordado proponer a la Federación Tinerfeña de Fútbol iniciar la promoción del Código Ético publicado el pasado mes de junio potenciando el respeto al árbitro a través de las conductas recomendadas en el citado documento. Se presenta en forma de reto positivo y va dirigido a todos los jugadores/as. Su cumplimiento es sencillo. Se pide que se trate de "usted" al árbitro en toda circunstancia y que se siga el protocolo de actuación incluido en la "Guía Suerte" en el trato con éste/a.

De cumplimiento para todos los jugadores/as sería que al final del partido le den la mano independientemente de cuál haya sido el resultado. Para el capitán la "Guía Suerte" recomienda que cuando vaya a firmar el acta toque en la puerta y pida permiso para entrar, le dé la mano al colegiado nada más llegar, le diga que es el capitán y qué número tiene, firme el acta y se despida dándole de nuevo la mano. La Federación Tinerfeña de Fútbol ha respaldado la medida e incluso dio el primer paso para su difusión publicando los detalles y justificación de la misma a través de una circular, la número 19, en la que pide a los directivos/as de los clubes que se lo comuniquen a sus entrenadores/monitores, recomendando su puesta en práctica.

Código Ético

El Código Ético para fomentar el juego limpio se presentó a mediados del año pasado, tiene 73 páginas y se ha dividido en tres partes. La primera dedicada a las presentaciones, la segunda explica a través de siete puntos la filosofía, el sistema de trabajo y los objetivos del proyecto detallando cómo se han desarrollado hasta ahora y cuáles son las líneas de actuación en el futuro. La tercera, denominada "¡Suerte! Guía de actuación Buen Rollito" es el resultado del trabajo de campo realizado con los clubes. El título está acompañado por el lema: "En la grada no nos gusta que se hagan tonterías ni se digan bobería". Una sentencia que surgió espontáneamente de los jugadores/as de las Selecciones Tinerfeñas Sub 12 en una de las sesiones de trabajo del Comité de Fútbol 7.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine