Fútbol. CD Tenerife

El Heliodoro deja de ser un fortín

Los registros del Tenerife en casa solo superan a los de Huesca y Girona

07.01.2016 | 14:23
Cristo, el pasado lunes.

El Tenerife se apaga en el Heliodoro. El conjunto blanquiazul ha sumado solo 13 de los 30 puntos que ha disputado como local y, de estemodo, el estadio de la calle San Sebastián ha perdido su condición de inexpugnable. Escenario clave para conquistar grandes objetivos en otros tiempos, el recinto chicharrero ha visto volar un montón de victorias. La última, el lunes frente al Alcorcón (1-2). No en vano, el representativo solo ha ganado tres veces en su feudo en lo que va de competición. Lo hizo ante Alavés, Mirandés y Mallorca. El resto han sido decepciones.

El cuadro insular está firmando uno de sus cursos más estrepitosos en casa. Empató ante Leganés, Córdoba, Osasuna y Girona, mientras que frente a Oviedo, Nástic y Alcorcón fue incapaz siquiera de amarrar un punto. Sus guarismos como local solo mejoran a los de otros dos clubes de la Liga Adelante, Girona y Huesca. Y están lejos de la solvencia que en su casa exhiben algunos de sus competidores como la Ponferradina, el próximo adversario para los de Martí y que ya ha dejado en su estadio 20 puntos, siete más que el Tenerife.

Con esta fragilidad como local es normal que la situación clasificatoria del representativo sea tan angustiosa a estas alturas. Salvan a los insulares los nueve puntos que han arrancado a domicilio, si bien tampoco sus dígitos fuera del Heliodoro son para tirar voladores. El grupo solo pareció exhibir cierto vigor en los primeros partidos de Martí, pero el revulsivo producido a raíz del relevo se ha difuminado casi por completo. En el Rodríguez López, los isleños han sumado tan solo 13 dianas mientras que han recibido once. Solo hay tres equipos (Huesca, Almería y Numancia) que han encajado más tantos en casa.

La visión de Cámara

Ayer se le preguntó por estas cifras a Raúl Cámara, uno de los fijos en los planes del entrenador. El profesional madrileño considera que hay muchos contrincantes "que vienen a encerrarse" cuando juegan en el Heliodoro. "Fuera, encontramos más espacios", defendió el zaguero, si bien añadió a continuación que las mejores comparecencias blanquiazules han sido al calor de su afición. "Recuerdo los partidos ante Osasuna o Córdoba; fueron actuaciones muy completas por nuestra parte y fueron en casa", indicó.

Raúl Cámara no tiene "la receta" para explicar por qué el equipo ha dejado de ser tan fiero cuando ejerce como anfitrión –tras visitar Ponferrada vienen dos partidos seguidos en casa– pero asegura que "ahora lo que más importa es ganar el domingo".

La Ponferradina, próximo rival, es la otra cara de la moneda

En casa es casi inexpugnable. La Ponferradina, próximo rival del representativo, solo ha cedido un partido de liga en El Toralín. No en vano, el cuadro berciano es de los mejores de la competición en su feudo, donde ha materializado más del doble de dianas (18) de las que ha recibido (7).

El equipo peninsular acumula 18 puntos en casa, si bien a domicilio solo ha sumado seis. Es su vulnerabilidad como foráneo la principal causa de que el grupo donde milita el tinerfeño Acorán este lejos de las posiciones cabeceras. Tras su empate del pasadofin de semana, ocupa en la clasificación la duodécima posición.El contrincante de los blanquiazules el próximo domingo solo ha perdido en su estadio ante el Deportivo Alavés, el actual líder. Fue hace dos semanas y el partido se dilucidó por tan solo un gol (0-1). Antes, la Ponfe ha dado buena cuenta de rivales tan solventes como el Oviedo, al que endosó cuatro tantos; o el Osasuna, al que metió tres. Su fiabilidad como local también la ha demostrado en la Copa, donde goleó al Éibar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine