Baloncesto | . Liga Endesa

El Iberostar encara un imposible

Tras dos derrotas seguidas frente a rivales directos el club aurinegro recibe al líder e invicto Valencia

27.12.2015 | 03:05
Los jugadores del Iberostar salen a la cancha a saludar a la afición tras su victoria frente al CAI.

Un reto casi imposible pero que no asusta a este Iberostar Tenerife. Después del varapalo que supuso perder hace ocho días afrente al Gipuzkoa, y tras no haber sabido rematar al Sevilla este pasado miércoles, el cuadro de Txus Vidorreta afronta una empresa harto complicada con la visita del Valencia Basket al Santiago Martín. Y es que la teoría habla de que ganar al cuadro taronja, líder de la Liga Endesa y que no conoce la derrota en la presente campaña –ni en España ni en la Eurocup–, se antoja como una quimera. Sin embargo, el conjunto lagunero ya ha demostrado que es capaz de hacer saltar por los aires cualquier tipo de lógica. Para bien y para mal.

Quizá la ausencia de una necesidad imperiosa de vencer a su rival pueda ser el mejor arma a esgrimir este mediodía por el cuadro aurinegro, al que se le ha encogido la mano ante adversarios de su mismo pedigrí –como las dos últimas derrotas–, pero que ha sabido sacar todo su carácter para hacerle frente a algunos de los gallitos de la competición. Sucedió así por ejemplo en la visita al Unicaja Málaga, que solo se deshizo de los aurinegros tras una prórroga; ocurrió igualmente en el derbi frente al Gran Canaria, en lo que supuso el estreno victorioso de Vidorreta en el banquillo; y pasó también en el Buesa Arena, donde el cuadro canarista tumbó con solvencia al Laboral Kutxa.

Solo así, sin esas ataduras que parecen condicionarle en la mayoría de partidos de su misma liga –y también cuando actúa como local, donde ya acumula cuatro tropiezos–, se puede pensar en que el Iberostar sea capaz hoy de tumbar al cuadro de Pedro Martínez, que hasta la fecha apenas ha mostrado fisuras después de casi tres meses de competición. Eso, y que el combinado taronja no explote la vasta cantidad de recursos que posee, que tan buen rendimiento le ha dado hasta la fecha, y de los que deseará seguir tirando para asegurarse hoy mismo el ser cabeza de serie en la Copa del Rey de La Coruña.

Dentro de esa extramotivación inconsciente que pudieran mostrar hoy los aurinegros se encuentran algunos parámetros imprescindibles. Por un lado el liderazgo de sus jugadores más importantes, caso de Richotti, Sekulic y Beirán. Por el otro, la multiplicación interior para minimizar la producción de jugadores superlativos como Hamilton, tercero en valoración de la competición; Dubljevic, que parece estar abonado a los partidazos frente al Canarias; y Sikma, que regresa a la que fue su casa durante los dos últimos años con el objetivo de demostrar que es capaz de sumar en cualquier aspecto del juego en el que participe.

Pero por encima de todo, este Iberostar Tenerife debe ofrecer hoy frente al Valencia un consistente fondo de armario. Aquel del que por ejemplo careció el miércoles en Sevilla por culpa de la irregularidad de algunos de sus jugadores. Así, entre White, Jones, Arco, Hanley y Niang acumularon poco más de 30 minutos sobre la pista del San Pablo, aportando unos ridículos cuatro puntos y un rebote. De entre todo ellos quizá llaman la atención dos jugadores, White y Jones. El primero no termina de dar con mínimo de regularidad que le permita ser solvente, mientras que el pívot tampoco explota los minutos de los que dispone. Solo con todos ellos al máximo de sus posibilidades el Iberostar Tenerife aspiraría hoy a la machada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine