Fútbol . CD Tenerife

José Luis Martí: "Nunca me afectó la crítica como jugador, espero que ahora tampoco"

El entrenador del CD Tenerife asegura que no está "predispuesto a utilizar más a los canteranos, alinearé a los que se han ganado el derecho a jugar"

16.12.2015 | 12:44
José Luis Martí admite que los resultados obtenidos en el comienzo de su carrera como entrenador son de ensueño.

Regresó hace mes y medio al CD Tenerife pero ahora en condición de entrenador. Nunca pudo imaginar que durante los seis primeros encuentros de su carrera como técnico no iba a tener que lamentarse por haber encajado una derrota. Hasta la fecha todo le va sobre ruedas en su nueva aventura profesional, aunque es consciente de que en algún momento llegarán los malos resultados, para lo cual dice que está preparado. Y asegura que en ningún caso le harán renunciar a sus ideas.

Seis partidos sin perder debe de ser el comienzo soñado por un entrenador. ¿Lo siente de esa manera?

Desde luego que empezar con esta racha y con la implicación que han demostrado los chicos y lo bien que han asimilado los conceptos, es para estar contento. Y como lo que priman hoy en día es la puntuación, pues estos 12 puntos que hemos cogido nos dan un cierto margen.

¿Cuáles cree que han sido las claves de este cambio de rumbo y ascenso en la tabla del Tenerife?

Todo influye, pero sobre todo el comportamiento de los jugadores. Ellos han asimilado los conceptos que les hemos querido inculcar pero sin el trabajo, el esfuerzo y la dedicación que han puesto en cada partido y entrenamiento hubiera sido complicado. También hemos tenido parte de fortuna en momentos determinados pero buscada con trabajo. Al final la suerte hay que buscarla y el equipo la ha encontrado.

¿Se saborean de la misma forma los éxitos como entrenador que de jugador?

Hay que saborearlos siempre, pero la verdad es que no me he planteado si ahora disfruto más o menos que cuando era jugador.
Pero supongo que sí serán diferentes las sensaciones.

Sí que es distinto. Porque la responsabilidad como técnico es más grande que como jugador. También es verdad que hay roles diferentes de jugadores en cada plantilla y dependiendo de ello afecta más o menos. Pero definitivamente creo que tiene que ver más con la personalidad de cada profesional que con el cargo que ocupa dentro del equipo.

¿Considera que está preparado para encajar las críticas cuando los resultados no acompañen?

Realmente no me preocupa, aunque nunca se sabe cómo vas a actuar hasta que no te pasan las cosas. En cuanto eso suceda, porque esto es fútbol y va a pasar, ya que vendrán momentos mejores y peores, hay que asimilar todo eso siendo siempre fiel a tus ideas. Ahora bien, no me han afectado como jugador y eso que he recibido infinidad de críticas tanto aquí como en los otros sitios que he estado. Con lo cual espero que me ocurra lo mismo como entrenador y tengo fe en ello porque soy una persona muy fiel a mis ideas, creo mucho en el trabajo y entiendo que al final la recompensa llega.

¿Recuerda alguna crítica que le escociera más de lo razonable?

A mí realmente las únicas críticas que me pueden llegar a molestar, incluso como jugador, es cuando hay algún insulto. Pero que me critican por jugar mal, golpear mal el balón o defender mal no me preocupa porque eso va dentro de la profesión. Ahora bien, si lo hacen por mi vida personal o por otras circunstancias que van más allá de mi profesión, evidentemente no hacen ningún tipo de ilusión.

¿Qué concepto del juego que usted ha traído al Tenerife le está costando más que asimilen sus jugadores?

Les estoy exigiendo mucho porque tienen capacidad para ello y en momentos puntuales hay que ir valorando el hecho de que no es fácil estar siempre pisando el campo rival. No obstante, a día de hoy no lo están interpretado nada mal. Siempre quedan pendientes algunos detalles que corregir y yo soy el que debe ir haciéndolo. Cuando hay algún problema hay que dar soluciones y el que tiene que buscarlas soy yo.

En su diagnóstico de los dos últimos partidos dónde ha localizado el mal de su equipo, que no ha llegado a realizar un fútbol tan adecuado?

Creo que en general en todo, pero más que mal juego me preocuparía una dejadez o falta de actitud y eso no lo he visto, todo lo contrario. Sí que debemos coordinarnos mejor y es función mía la de hacer que los jugadores cumplan con la labor que se les encomienda, y de manera ordenada, para que exista ese equilibrio que se busca en el juego.

La palabra "trivote" ha llegado ya a adquirir en la Isla un sentido peyorativo. Lo utilizaba Raúl Agné y se le criticaba por ello. Y ahora le ha tocado a usted. ¿Por qué ese empeño de jugar con tres en el medio?

Lo de jugar con tres, con dos o cuatro en el medio no es tan importante y sí la evolución de ese sistema entre los jugadores. Eso es una mera referencia y partir de una idea de fútbol, sobre todo si queremos a un equipo que juegue en el campo del rival, necesitamos a unos futbolistas con cierta condición física porque es muy exigente tener que llegar de un área al otro y ser capaces de poder hacer ese trabajo de presión y organización. No es fácil y necesitamos a jugadores de ese perfil, como son los que juegan en esa posición. Por otra parte, aplicar un 4-4-2 o un 4-4-3 no te va a condicionar mucho los movimientos porque son muy parecidos. Todo el mundo alaba al Barcelona y juega un 4-3-3, no sé si le llamarán trivote o no. Y el Atlético de Madrid ha jugado a veces con cuatro centrocampistas, así que a mí no me preocupa mucho eso y sí que se interprete bien lo que hemos planificado en un partido. También hay que contar con que el contrario te deje.

Sin embargo, cambió en la segunda parte del Mallorca, decidió jugar con dos arriba, o uno de ellos de enganche, y funcionó. ¿Le hará eso cambiar su planteamiento a partir de ahora?

No, pero en este partido en concreto, incluso en Elche ya tuvimos la oportunidad de hacerlo, y más que colocar uno por delante era situar dos por detrás, dado que nos estaban creando muchos problemas en los costados necesitábamos tener más facilidad para sacar el balón.

Se le ve muy pendiente de cada jugador. ¿Es tan difícil como se imaginaba mantener contentos a todos sus futbolistas?

Es casi imposible porque primero de todo no estoy yo contento con no poder alinear a otros. Para mí el hecho de solo poder utilizar de inicio a once me genera un malestar, especialmente cuando ves cómo entrena todo el grupo o cómo compiten aquellos a los que les ha tocado, como es el caso de Germán, que cuando tuvo que salir hizo un partido extraordinario y no ha vuelto a jugar. En esto el primer disgustado soy yo porque verdaderamente el chico se merece jugar pero por desgracia en el fútbol juegan dos centrales y los otros también lo están haciendo bien. Aunque bendito problema.

Por ejemplo, al final del partido del Mallorca le vi ir a animar a Abel, que no había tenido una tarde muy afortunada. ¿Qué puede decir un entrenador para consolar a un jugador en esa situación?

Tampoco es momento de decir nada, simplemente se le reconoce el trabajo, el esfuerzo. Luego las cosas te pueden salir mejor o peor. Yo he sido jugador muchos años y entiendo lo que ellos piensan y lo que tengo muy claro es que en ningún momento ellos quieren equivocarse. Pero eso es humano y yo me equivocaré mil veces y los jugadores también, lo importante es reponerse a ese error y hay que intentarlo de nuevo. El error está permitido, lo que no se acepta es el continuo error o bajar los brazos y no reaccionar a ese fallo. Yo no puedo discutir que las ganas y el esfuerzo no lo dan al cien por cien y a partir de ahí tengo que ayudarles a que elijan la mejor opción.

¿Y eso es lo que le transmitió a Abel el sábado?

Simplemente, reconocerle al chico que al igual que en Elche salió e hizo un trabajo extraordinario, el otro día también hizo lo que pudo. Si las cosas le salieron mejor o peor, es algo consustancial al fútbol.

¿Usted, que ha pertenecido a numerosas plantillas, cree de verdad que la del Tenerife está a la altura de la categoría?

Es una plantilla que en el aspecto competitivo está rindiendo bien. Hoy por hoy las plantillas están tan igualadas que el equipo que sea capaz de competir mejor es el que al final se lleva el partido. Y nosotros estamos sabiendo competir, sabiendo interpretar los partidos, en momentos nos cuesta más y otras menos. Pero estamos orgullosos de la actitud y de lo que están aportando los chicos.

Hasta siete chicos recién salidos de la cantera están participando con usted asiduamente, ¿vino al Tenerife dispuesto a contar con la gente de la casa o se ganaron posteriormente su confianza cuando empezó a trabajar con ellos?

No vengo ni predispuesto ni lo contrario. He venido a elegir a los que yo crea que durante la semana se hayan ganado el derecho a salir y también en el partido. Al fin y al cabo el nivel competitivo se demuestra en los encuentros pero los entrenamientos ayudan mucho. Yo veo el rendimiento que ofrecen independientemente de que sean jugadores de la cantera o no. Si son siete ahora a lo mejor en cuatro meses, o los que vaya a estar aquí, habrá dos o a lo mejor 12.

Pero ya ha advertido, de algún modo, que necesita reforzar su plantilla en enero. ¿Es cierto que va a tratar de convencer a Alfonso Serrano de que le traiga solo un lateral y un atacante?

Tenemos esa posibilidad pero está claro que van a venir jugadores que nos puedan ayudar. No haremos un fichaje en el que no creamos.

¿Se han marcado un número de refuerzos para el mercado invernal?

No, todo va a depender de la situación económica del club y a las posibilidades de obtener a un jugador que se acople a nuestra idea de fútbol y del perfil de la calidad humana de nuestro grupo.

He escuchado que buscan un lateral y un atacante, ¿es así?

Estamos barajando todas las opciones pero es pronto. Esperaremos a que se abra el plazo pero lo que sí vamos a intentar es que el que tenga que venir lo haga lo más pronto posible.

¿Sería capaz de admitir que cuando consultó la clasificación tras finalizar la jornada pasada calculó la distancia que separa a su equipo de los play off de ascenso?

No sé si antes o después del partido del Mallorca comenté al cuerpo técnico que no había ni mirado la clasificación. Al fin y al cabo, aunque es inevitable mirarla, lo que intento inculcar a todo el mundo es que llevamos 22 puntos y necesitamos una cantidad determinada para llegar a una zona tranquila y lo principal es que seamos capaces de no sufrir este año. Y tener la puntuación que marca la permanencia, 49, 50 o 51, no sabemos cuántos, lo antes posible para a partir de ahí mirar hacia arriba y ser ambiciosos.

¿Habrá cambios de algún tipo en el once que pretende alinear ante el Valladolid?

Suelo elegir al final de la semana los jugadores que participan, en función del trabajo de los jugadores y del rival, al que he tenido la oportunidad de ver en vídeo. En cuanto al planteamiento, siempre vamos a querer ser un equipo agresivo, que quiere tener la posesión del balón, que nos ha costado en los últimos partidos. Eso sí, nos enfrentamos a un rival muy parecido, que siempre quiere tener la pelota, que la saca desde atrás. Y para mí es uno de los mejores equipos de la categoría y lo va a querer demostrar en el terreno de juego. Van a querer el balón e intentaremos quitárselo para así ser nosotros los que jugamos en su campo. Va a ser un partido muy igualado.

¿Suele premiar al que lo ha hecho bien en el partido anterior o plantea los encuentros con independencia de ello?

Yo creo que tengo que plantear el partido de la forma que pueda contrarrestar mejor al rival. Y hay que aprovechar el buen momento de forma de los jugadores. Esto de repetir el mismo once que ha ganado no tiene por qué ser así. Yo he discutido con otros entrenadores la cuestión de plantear los partidos en función del resultado anterior. Pero para mí, si esa semana ya pasó y tengo pensado dar libre un día, lo mantengo. No porque se haya registrado un marcador determinado voy a poner un entreno más o menos. Pues para el Valladolid tenía una semana pensada ganara o no al Mallorca. ¿Por qué lo voy a cambiar? En la alineación es un poco igual. Veo a los jugadores cómo están en los entrenamientos, elijo el sistema que considero mejor para poder ganar al Valladolid, independientemente de que los jugadores lo hayan hecho mejor o peor en el partido anterior.

¿Es consciente de que ha contribuido a elevar la moral de muchos aficionados, algunos de los cuales había perdido ya la fe en este equipo?

Pero es que no he sido yo. Ha sido el Tenerife y sus jugadores. Esto es un juego de equipo y una persona por sí sola no puede conseguir nada. No nos podemos olvidar que los jugadores son los importantes aquí. No podemos pensar que el día del Alavés ganamos por 2-0 porque había llegado Martí y en dos días cambió todo. Yo puedo dar una serie de pautas pero son los chicos los que ganan el partido.

¿Le ha dado tiempo de pensar en clave de futuro en el sentido de pretender ayudar a elaborar un proyecto a largo plazo en este club?

No, para nada. Porque yo me estoy conociendo como entrenador. He tenido experiencias en categorías inferiores pero solo como ayudante y nunca he sido técnico en el ámbito profesional. Sí que es cierto que en los últimos años, en los equipos que jugaba, pensaba más como entrenador que como jugador pero todo lo que conlleva ser un técnico no lo había vivido. No soy una persona que vaya a cambiar mi filosofía por mis resultados, ni por las críticas. Y a partir de ahí tengo que conocerme para saber hasta qué punto soy capaz de llegar a ser un buen entrenador. Eso sí, lo importante aquí es tener sentido común, marcar una línea de trabajo para que todos hagan lo mismo de manera organizada.

¿Francamente, cree que este Tenerife puede llegar a alcanzar las cotas a las que llegó en su época más dorada?. ¿Lo ve camino de ello?

Eso no lo podemos saber, habría que ser adivino, pero lo que está claro es que vamos a trabajar para ello. Y hay que tener ambición y valentía para querer ganar todos los partidos porque los empates no nos sirven sino las victorias. Y desde luego eso nos puede llevar a lo otro pero hay que pensar en el Valladolid, luego en el Alcorcón y así sucesivamente. Así que hay que pensar y ganar cada domingo que es la única manera en la que se puede conseguir esto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine