Fútbol. CD Tenerife

Martí, en el centro del foco

El entrenador blanquiazul recibe como adversario al Mallorca, club donde fue futbolista y capitán

12.12.2015 | 03:21

Imagínese que un futbolista tinerfeño del Tenerife –Vitolo, por ejemplo–acaba su trayectoria como futbolista y, a los pocos meses de colgar las botas, recibe la llamada de un club que no es el representativo para que se haga cargo de su banquillo. Suponga también que ese mismo jugador se mantiene invicto como entrenador cinco jornadas más tarde, que es admirado de forma unánime por su nueva afición y encara a continuación la visita del que fue el club de su vida. Pues sí, en tal caso indiscutiblemente el hombre en cuestión estaría en el centro del foco.

Así se ha de sentir Pep Martí, protagonista indudable de esta semana por su pasado mallorquinista, por lo que supuso para el club bermellón y porque hace solo unos meses militaba en sus filas. El duelo de hoy (Heliodoro, 19:15 horas) adquiere además unos tintes todavía más especiales para el entrenador porque se mide a un excompañero como Gálvez, elegido en la acera balear como revulsivo, igual que aquí Martí.

Justamente el efecto causado por el relevo en el banquillo es una de las principales amenazas que representa este Mallorca hasta la fecha ramplón cuando sale de casa. Así lo confirman sus guarismos (tres empates y cinco derrotas a domicilio) en una temporada ruinosa en su primer tramo, con un fútbol muy especulativo y una trayectoria decadente. Se aferran en Son Moix a las buenas sensaciones que dejó el equipo en su debut con Gálvez –ganó por 2-0 al Albacete– y también al aparente alto potencial que se presume a un plantel concebido para otros propósitos.

En el Tenerife el principal problema es la baja de Aitor. Faltó ante el Girona por gastroenteritis y ya entonces se comprobó hasta qué punto es importante. El once se resiente sobremanera cuando no está disponible el madrileño, que justamente con Martí había ofrecido sus actuaciones de más lustre.

El cuadro técnico tinerfeñista se debate entre la opción de perseverar en la apuesta del último partido en casa, Tomás, si bien el argentino no anduvo fino entonces; o apostar por Alberto. Lo que parece seguro es que jugará Ricardo, que ha tenido más minutos en unas pocas semanas con Martí que en varios meses con Agné. Lozano, mientras, anuncia que ya está cerca su mejor versión y la interrupción a una sequía goleadora que se extiende desde septiembre. Ganar hoy es crecer; no hacerlo, complicarse mucho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine