Baloncesto . Liga Endesa

A recuperar buenas sensaciones

Tras el mal partido frente al Manresa, el Iberostar Tenerife visita la inexpugnable cancha del poderoso Laboral Kutxa con la intención, al menos, de regresar al juego que mostró hace algunas semanas

06.12.2015 | 01:56
Javi Beirán sale a la contra ante la defensa de Jermaine Thomas en el Iberostar Tenerife-Manresa del domingo.

No parece el Fernando Buesa Arena la cancha más ideal para que el Iberostar Tenerife recupere las mejores sensaciones baloncestísticas. Aquellas que dejó olvidadas el pasado domingo contra el Manresa y que retrotrajeron a los aurinegros a la imagen de principio de temporada. Y es que visitan esta tarde los laguneros a un potente Laboral Kutxa, todavía invicto este curso –tanto en Liga Endesa como en Euroliga– en su feudo, por lo que ni la mejor versión de los canaristas les asegura sacar el triunfo en suelo baskonista. Como si de una inversión a medio plazo se tratara, parecen obligados los de Txus Vidorreta a reencontrarse con el baloncesto que ya les llevó a poner en serios apuros al Unicaja y les permitió doblegar al Gran Canaria y al Fuenlabrada.

Batalla la que deben plantear los isleños hoy en Vitoria para, como mínimo, ahuyentar posibles fantasmas en forma de dudas, y creer que el tropiezo de hace siete días contra el Manresa fue solo un accidente en medio de un proceso de evolución que estaba llevando a los aurinegros a salir de la parte baja de la tabla. Y en ese esfuerzo contra un rival teóricamente superior y ante el que los aurinegros parecen no tener nada que perder puede encontrarse el mejor argumento de los isleños para hacer saltar la banca hoy en el Buesa Arena. Como ya sucediera en la visita al Unicaja y también en el derbi contra el Gran Canaria.

Sin embargo, no se presenta el Iberostar al duelo de hoy con sus mejores credenciales. Una versión un tanto capada condicionada por los problemas físicos que han acuciado a prácticamente la mitad de la plantilla en estos últimos días. Desde la gastroenteritis que ha padecido Sekulic, pasando por un golpe en la mano que se llevó White y el pinzamiento cervical que arrastra Richotti desde hace una semana. A ello se añaden los dolores de rodilla que sufre Saúl Blanco tras seis meses y medio de inactividad, así como la fisura de nariz de Petit Niang por culpa de un golpe que se llevó el miércoles. Son estos dos últimos los que más complicado lo tienen para jugar hoy.

El de esta tarde también debe ser un choque para que varios jugadores canaristas se terminen de encontrar a sí mismos. Es el caso de Davin White, que frente al Manresa tiró por la borda todas las buenas sensaciones que había evidenciado en los dos choques anteriores. Será un examen igualmente para Joseph Jones, cuyo periodo de adaptación y puesta en forma –plazo que alcanza las tres semanas– debe tocar ya a su fin para empezar a ser realmente productivo para el cuadro canarista, más hoy ante la merma física de varios de sus compañeros y la entidad del contrincante.

Enfrente tendrá hoy el Iberostar a un equipo liderado desde el banquillo por Velimir Perasovic que parece empeñado en volver a tocar en la puerta de los más grandes tras varias temporadas en zona de nadie. El desparpajo de Darius Adams –máximo anotador de la liga–, la efectividad de Fabian Causeaur y la contundencia del mejor Ioannis Bourousis cerca del aro configuran la columna vertebral del cuadro baskonista que llega de apalizar al Limoges (92-56) en la Euroliga. Solo algunos ejemplos de una plantilla no extremadamente larga, pero que parece estar exprimiendo al máximo todo los argumentos que posee. ¿Demasiados para las posibilidades del Iberostar Tenerife?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine