Baloncesto . Liga Endesa

Cuando todo aprieta, Bourousis

El pívot griego, líder del Laboral Kutxa, se crece en los momentos más calientes de los partidos

06.12.2015 | 00:27
Bourousis machaca en el partido ante el Efes Estambul.

El Iberostar Tenerife se mide hoy a un rival no solo temible como bloque sino también cargado de calidad en lo individual. Así lo atestiguan los puntos de Darius Adams –máximo anotador de la ACB y mortal desde el triple–, los arranques de Fabian Causeur –le hizo 17 puntos al Estudiantes en el primer cuarto–, los robos de balón del propio escolta francés y de su compañero Hanga (tercero y cuarto de la liga) y la intimidación de Ilimane Diop, segundo máximo taponador de la competición. Pero por encima del resto en este Laboral Kutxa se encuentra la impronta de Ioannis Bourousis. El griego está ofreciendo en este arranque liguero su mejor versión, aquella que pareció perder en el Real Madrid. Ahora, con un papel principal, el pívot heleno es el líder natural del conjunto baskonista. Puntos cerca y lejos del aro, rebotes, asistencias y, sobre todo, toma de responsabilidades en los momentos más críticos de muchos partidos.

No es habitual Bourousis en los quintetos iniciales de Perasovic, hasta el punto de que solo ha salido de entrada en dos de los 16 partidos oficiales de este curso. Un rol que el Karditsa parece haber aceptado a la perfección para ir, habitualmente, de menos a más y llegar en plenitud cuando realmente se resuelven los encuentros. Un desenlace que parece camino casi obligado para el Laboral Kutxa de este año. Tres prórrogas jugadas son el mejor ejemplo.

Y ahí, en el momento de la verdad, es cuando realmente resulta más temible Bourousis. Lo demostró, por ejemplo, en la segunda jornada, cuando lideró a los suyos a voltear un 56-62 adverso para acabar venciendo al Obradoiro por 82-75. En ese último cuarto el griego logró 11 puntos, cogió nueve rebotes, dio una asistencia y recibió cinco faltas. Solo siete días más tarde Ioannis cambió de registro ante el Unicaja, y en los tres minutos finales dio otras tantas asistencias que derivaron en ocho puntos de los suyos claves en la victoria en el Martín Carpena.
También con el partido apretado frente al Gran Canaria (65-60), en solo cuatro minutos hizo cinco puntos y cogió tres rebotes. Ya en la séptima jornada, y de nuevo en el Buesa Arena, resultó determinante para remontarle al Barcelona (56-61), haciendo cinco puntos, cinco rebotes, una asistencia, un robo y un tapón para forzar la prórroga.

Igual en Euroliga

Ya en Euroliga el panorama prácticamente no cambia. En Milán hizo los siete últimos puntos de su equipo, aunque no pudo evitar la derrota baskonista. Ya en casa frente al Olympiacos firmó cinco puntos (todos en tiros libres), cuatro rebotes, un tapón y un robo para forzar la prórroga, tiempo extra en el que anotó otros seis puntos en solo tres minutos. También fue determinante ante el Efes Estambul con cuatro puntos, tres rebotes y un tapón para remontar el 70-73 y forzar una prórroga en la que aportó otros cuatro tantos.

La historia se repitió en el inicio de la segunda vuelta frente al Milán cuando, con 73-66 en el marcador (33´), añadió a sus números otros 10 puntos y tres rebotes antes del final. Números en momentos críticos que Ioannis explota cerca y lejos del aro, pero sobre todo con una solvencia pasmosa desde el tiro libre para tratarse de un interior. En ACB acumula 25/26 (96,15%) mientras que en la Euroliga acumula un 39/45 (86,7%), siendo líder en el torneo continental en más intentos y aciertos desde el 4,60. En ambas competiciones es, además, el máximo reboteador (8,5 y 10,1 de media), mientras que marcha MVP en la Euroliga (24,4) y tercero en la Liga Endesa (19,9). Si el partido de hoy llega a un epílogo igualado, el Iberostar Tenerife ya sabe por dónde van a venirle los problemas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine