Fútbol. CD Tenerife

Un día para crecer

Un nuevo triunfo serviría al Tenerife para alejarse de la zona baja y opositar a cotas más ambiciosas

29.11.2015 | 02:20
Martí felicita a Ricardo por su actuación del pasado fin de semana.

Un partido para crecer, una oportunidad para mirar arriba. Así percibe el tinerfeñismo la cita de hoy, la segunda consecutiva en el Heliodoro (16:00 horas) y la cuarta bajo la batuta de Pep Martí, el hombre que ha revertido la dinámica decadente, el estado de ánimo y puede que también el objetivo. Dependerá en buena medida del choque contra el Girona, rival que llega tras haber recuperado las sensaciones perdidas el curso pasado. Lo hizo justamente el domingo pasado ante el Albacete, rival al que vapuleó con contundencia (3-0) hasta lograr su primera victoria en Montilivi, logro que se le resistía desde que arrancó la temporada.

La comparación con la brillante singladura del curso anterior –se le escapó el ascenso directo por los pelos–acompaña de manera permanente al cuadro de Pablo Machín, que las ha pasado canutas hasta conseguir que este Girona se parezca a aquél. La fuga de algunos de sus futbolistas más desequilibrantes dejó huérfana una plantilla donde aún persisten varios protagonistas principales de una temporada casi perfecta. Entre ellos el exblanquiazul Aday, que venía jugando entre los titulares hasta la semana pasada.

En el Tenerife el propósito es parar a uno de los rivales más peligrosos a domicilio. Lo hará Martí desde la misma versión competitiva y aseada de las últimas jornadas. El balear ha traído una versión ganadora del representativo, hasta el punto de que en tres semanas aún no conoce la derrota. Prolongar el estímulo producido con su llegada sería confirmar que el plantel vale para pelear por cotas más ambiciosas. Por ejemplo el play off, aunque tal objetivo aún no esté en el vocabulario de nadie. La mejor noticia para el entrenador es que tendrá donde elegir.

A sus planes se suma Anthony Lozano, delantero franquicia del proyecto, que aún no ha jugado con el mallorquín en el banquillo. La llamada de su selección y su última lesión le privaron de jugar, si bien para hoy ya está listo y preparado. Lo normal es que sea de la partida, falta por ver en detrimento de quién. Cristo González podría ser el damnificado mientras Germán bandonaría la formación para que vuelva Carlos Ruiz. Más dudas hay en el mediocampo, pues Aitor Sanz es seria duda. En cualquier caso, el equipo no será muy diferente al que eligió Martí para sus dos primeras victorias. Hoy con el Choco buscará la tercera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine