Fútbol . CD Tenerife
CD Tenerife 11Córdoba CF
 

Tablas entre Martí y Oltra

El Tenerife y el Córdoba igualan en un partido en el que los de casa hicieron méritos para ganar y casi pierden

23.11.2015 | 02:18
Tablas entre Martí y Oltra
En un lance del encuentro, Aurtenetxe puja por el esférico ante Xisco.

El Tenerife de Pep Martí igualó a un tanto con el Córdoba de José Luis Oltra en un partido en el que los del Heliodoro propusieron más que su rival. De esta forma, el entrenador blanquiazul no logró mantener su pleno de victorias pero sigue sin conocer la derrota al frente del representativo. La llegada del mallorquín al banquillo chicharrero ha traído consigo la confianza que buscaban sus jugadores para desarrollar un fútbol alegre, dinámico y valiente, como el que pretendieron llevar a cabo ayer ante un rival que no tuvo su día pero que dio muestras claras de la calidad que atesora.

Pep Martí sorprendió prescindiendo de Pedro Martín en el once. Prefirió apostar por la velocidad de Omar en la banda izquierda y arriba alineó a Cristo González, apto finalmente para la contienda después de haberse entrenado con precaución durante toda la semana por culpa de unas molestias musculares. La otra novedad fue la inclusión de Ricardo en el equipo inicial, con lo que el realejero debutaba como titular esta temporada. En la retaguardia, Germán volvía al centro de la defensa para formar una pareja inédita con Jorge Sanz. Todo ello para cubrir las bajas por sanción de Alberto y Carlos Ruiz.

El partido comenzó a interpretarse con el guión previsto. El Córdoba se juntaba bien en el centro del campo y aguardaba a que su rival cometiera un error en la circulación del balón, con el fin de poder explotar su peligroso contragolpe. Así se produjo una primera opción de ataque para los visitantes, que Jorge supo abortar a tiempo. Pero si al Tenerife se le regala la pelota, suele salir perjudicado su rival y máxime cuando juega en su campo y acompañado de un estado de ánimo óptimo. Y es que los blanquiazules ya no son ese conjunto timorato y acomplejado del tramo inicial de liga.

Omar dispuso de la primera ocasión de gol para los suyos, pero una mano providencial de Razak evitó que el disparo del grancanario alcanzara su objetivo (7´). Fue el aperitivo de una serie de oportunidades de los de casa que no se tradujeron en gol por falta de fortuna, o bien por el acierto del meta cordobesista, que luego volvió a desviar sobre la línea de gol un cabezazo de Germán tras una falta sacada por Aurtenetxe (11´). El córner que resultó de esa acción pudo también suponer el 1-0 pero el testarazo de Jorge impactó en la cruceta.

El Tenerife percutía una y otra vez sobre el marco contrario, pero sin suerte. El exblanquiazul Razak volvió a desbaratar otra ofensiva de los isleños, al detener un duro disparo de Omar (29´). El cuadro andaluz se defendía como podía de las acometidas de sus adversarios, mientras seguía esperando su oportunidad, que no llegó en toda la primera parte, período en el que no llegaron a rematar a puerta ni una sola vez. La escuadra de Martí, en cambio, sí dispuso de suficientes opciones como para marcharse al vestuario con ventaja en el marcador. Suso fue el último que lo intentó antes del descanso, pero su lanzamiento, después de una buena combinación con Cristo, se marchó fuera (38´).

El decorado pareció cambiar ya desde el arranque de la segunda mitad. Si antes el Córdoba no había sido capaz de disparar sobre la meta de los anfitriones en ninguna ocasión, en los diez minutos posteriores a la reanudación, el equipo de Oltra remató hasta en cuatro ocasiones entre los tres palos defendidos por Dani y en todas el cancerbero hispanovenezolano detuvo la pelota sin complicaciones. Andone y Xisco, en tres ocasiones, fueron los protagonistas de estos disparos. En medio de esas acciones, Germán tampoco acertó con su cabeza tras un saque de esquina (51´).

El partido se había abierto algo más y se había convertido en un partido de ida y vuelta. Y ahí el Tenerife fue el que salió mal parado. En una contra visitante, Andone galopó desde su propio campo hasta el área rival sin que ningún jugador del Tenerife pudiera frenarlo y batió por bajo a Dani Hernández. El cuadro insular no merecía tal castigo, pero en el fútbol siempre paga el que perdona. Eso sí, la justicia también existe en el deporte y esta vez se impuso para que los canarios obtuvieran la recompensa al esfuerzo realizado y a sus méritos contraídos.
Martí había movido ficha e introdujo a Tomás Martínez, al que situó en la punta. El argentino salió con mucho brío pero arriba se le veía un tanto perdido. Posteriormente, su técnico metió en el campo a Nano y este fue el que se situó como hombre más adelantado, para que el futbolista cedido por el River Plate actuara de enganche. Jairo sería el tercer cambio tinerfeñista e incomprensiblemente Pedro Martín se quedaba sin participar en un partido en el que se estaba echando en falta dinamita en la ofensiva blanquiazul.

Animados por un público volcado con los suyos y por el precedente del partido contra Osasuna, en el que se salvó un punto con nueve jugadores, el Tenerife se dispuso a quemar todas sus naves con el propósito de obtener el gol que ansiaba. Y lo logró en una jugada derivada de su enésimo córner a favor. Se produjo un rechace que llegó a las botas de Tomás Martínez, quien sin pensárselo disparó a puerta y Nano desvió la trayectoria del balón para batir a Razak. El equipo chicharrero había salvado un punto y le faltó tiempo para sumar dos más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine