Baloncesto. Liga Endesa
Saúl Blanco
Jugador del Iberostar Tenerife 

"Estos seis meses se me han hecho eternos pero ya empiezo a ver la luz"

"El momento de mayor frustración fue el primer día de la pretemporada: ver que todos los compañeros comenzaron a entrenarse y yo no podía ni tocar el balón"

23.11.2015 | 00:18
Saúl Blanco, con un balón en la mano antes de un entrenamiento.

El pasado martes se cumplieron seis meses del último partido de Saúl Blanco. Medio año desde que una mala caída, tras una innecesaria acción de Jeleel Akindele, la produjera al exterior canarista una fractura de cúbito y radio en su brazo izquierdo. Más de 180 días en el dique seco que el jugador ovetense ha dedicado a un arduo y sordo trabajo para volver a las canchas de la mejor manera posible. Un regreso más que próximo y que debería suponer un importante salto de calidad para el perímetro del Iberostar. Blanco repasa cómo ha sido este agrio periodo de baja, en el que a la constancia del día a día ha añadido un importante componente mental para no venirse abajo.

Después de seis meses sin jugar partido oficial, ¿cómo está Saúl Blanco?

Bien. Este pasado miércoles ya me metí con el grupo a hacer ejercicios normales y las sensaciones han sido buenas. Lógicamente todavía estoy recuperando la forma física, porque es mucho tiempo y cuesta, ya que a la vez estoy perdiendo poco a poco ese miedo.

¿Y cuándo le veremos de nuevo en una cancha?

Ni yo mismo lo sé. No sé si esta semana o la que viene, pero pronto porque cuando ya entras de lleno en la dinámica del equipo significa que la vuelta es inminente.

Aún así, parece que el riesgo ahora es que pudieran aparecer algunos problemas físicos fruto de su inactividad€

Sí, eso seguro. El brazo, por todas las pruebas y revisiones que he pasado, está bien, y prácticamente con la misma musculatura que el derecho. Ahora estamos en medio de la puesta a punto y aunque han salido algunas molestias parece que ya está todo solucionado. Ahora toca ir a saco.

Cuando vuelva a jugar ¿se da un tiempo concreto para que veamos de nuevo al mejor Saúl Blanco? ¿Le gustaría llegar en plenitud para final de año?

Creo que necesitaré un tiempo, pero no solo por el tema físico, sino también por la chispa y la frescura que solo las ganas jugando y en base a la exigencia que te pone el contrario. Hay cosas que por mucho que entrenes solo te las da la competición. Pienso que en tres o cuatro partidos podría recuperar esa chispa y así poder empezar el año 2016 a tope. Ojalá sea antes, pero es complicado porque no es lo mismo competir en la cancha con las gradas vacías que con todo lo que conlleva un partido oficial.

¿Miedo a la ansiedad por querer hacerlo bien después de tanto tiempo de baja?

No, no. Ansiedad no. Yo lo llamaría incógnita por saber cómo estaré, porque nunca he pasado tanto tiempo parado. Quizá desde fuera haya parecido menos porque en medio de la lesión han estado los tres meses de verano y la pretemporada, pero en realidad han sido seis meses. Son muchos días.

Entiendo, por lo que dice, que su sensación es la de haber estado parado más de seis meses€

Sí, sí€ Se me ha hecho eterno. Los meses de verano fueron muy duros, sobre todo las primeras semanas en las que el brazo te molesta y tienes miedo porque los huesos todavía no estaban soldados. Al final no podía hacer nada. Ha sido un verano de sofá y cama. A veces iba a la playa o la piscina, pero el aparato que tenía en el brazo era muy incómodo.

¿Llegó a desesperarse?

No, eso seguro que no. Desde que salí de la operación estaba bastante animado porque las muestras de cariño y afecto fueron múltiples, desde mis compañeros y familiares hasta gente que no conocía. Anímicamente he estado bastante bien y mentalizado de lo complicado que sería desde que me dijeron en el hospital lo que tenía. Y eso me ha ayudado bastante.

¿No se ha sentido frustrado a lo largo de estos seis meses?

La mayor frustración ha sido el 31 de agosto, el día que empieza la pretemporada. Vengo al pabellón, se ponen todos a entrenar y yo todavía no podía tocar el balón. Esa fue la mayor frustración de todas. Pero ahora ya vuelve todo a la normalidad y empiezo a ver la luz.

¿Peor aún que el mismo día de la lesión?

Creo que sí, porque desde el primer momento sabes que será una lesión larga.

Pero más allá de la pretemporada, ¿no se sufre desde la banda, y sin poder ayudar, viendo que el equipo empieza con cinco derrotas seguidas?

Sí, es duro, porque empezar con 0-5 y con todos los cambios que ha habido en el equipo resulta complicado. Todo el mundo dice que los toros desde la barrera se ven muy bien, y es cierto porque se aprenden y comprenden cosas. Pero es muy duro no poder estar ahí cuando al equipo le faltaba un puntito de carburación.

¿En cambio puede ser positivo el haber vivido un tanto al margen del día a día del equipo en medio de tanta convulsión inesperada?

Algunas cosas las vives como uno más y otras no. Con Kerry Carter, por ejemplo, no tenía la misma relación que la existente con gente como Alejandro o Xavi, en parte porque he tardado en meterme en la dinámica del equipo. Ha habido cambios, sí, pero ya forman parte del pasado.

¿No se la hecho rutinario el día a día de su recuperación?

Sí, porque los primeros días son rutina pura y dura. Tienes que trabajar tanto el tren superior como el inferior, y sobre todo recuperar la musculatura del brazo. La diferencia era abismal porque se me había quedado un brazo tan finito, que no lo tenía ni con 13 años. Han sido muchas horas de gimnasio, rehabilitación y fisioterapia tanto en la mutua como en la piscina, en el gimnasio y en la cancha. Al final se hace monótono porque lo que quieres es jugar.

Tiene que valer la pena tanto esfuerzo€

Hombre, espero que sí. El alta médica está ahí y ahora solo queda volver a pasarlo bien y disfrutar jugando.

¿Conserva la imagen de la jugada de la lesión?

La tengo en el ordenador porque eso es algo que hay que tener, y seguro que también sigue en Youtube. Sí es verdad que en el móvil la revisé bastantes veces justo después de la lesión, para ver si era intencionada o no, pero la borré y ahora queda en el recuerdo.

¿Llegó a preocuparse Akindele por la gravedad de su lesión?

No, no. Es lo que más rabia me da. Aunque no sea voluntariamente, si te ves involucrado en unas acción así que genera una lesión gorda, ¿qué menos que mandar un mensaje? Incluso no a mí directamente sino ponerte en contacto con el club para hacerle llegar tus disculpas. Incluso hablé varias veces con Javi Vega durante las semanas posteriores y por lo que Akindele había comentado, y el tipo de persona que era, pues no tenía la intención. Es una pena que haya jugadores así y también equipos que los sigan fichando

¿Le hubiera gustado jugar en Fuenlabrada?

Sí, y desde la pretemporada. Hubiese sido un partido bonito para volver porque era jugar contra el equipo que te dio la oportunidad de debutar en la liga y el mismo contra el que te lesionas, en su campo€ Parecía que iba a llegar, pero al final se retrasó.

Cuando regrese, ¿veremos a un Saúl Blanco diferente? ¿Conserva el tono en su mano de tiro?

Espero que no, salvo que sea para mejor. Llevo tres veranos seguidos pasando por el quirófano y por el momento no han cambiado las cosas. Espero que esta temporada tampoco varíe. Gracias a Dios la lesión fue en la izquierda y es la de apoyo, por lo que mantengo ese tono y no he necesitado cambiar de mecánica, o al menos eso siento yo. Pero repito, cuando no tienes a nadie delante todo es más sencillo. Quizá donde más esté trabajando ahora es en el bote porque si bien de musculatura estoy prácticamente bien, en la fuerza todavía noto algo de diferencia.

Con la llegada de Vidorreta, Jones y Arco, y su regreso a las canchas, ¿qué Iberostar Tenerife cree que podremos ver a partir de ahora?

A lo mejor dejamos de ver a ese equipo que juega a los 90 puntos y anotaremos algo menos, aunque espero que no sea así. Seguramente será un juego más estructurado porque Alejandro siempre nos daba mucha libertad. Cada maestrillo tiene su librillo y Txus es otro tipo de entrenador. Tenemos muchas jugadas, tenemos mucho vídeo, muchas horas en la cancha€

Pero no parece que estén baratos los minutos en el puesto de escolta ni en el de alero€

Sí, será complicado, pero confío en mí mismo y estoy para lo que haga falta. Espero ganarme minutos y que la gente pueda disfrutar conmigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine