Fútbol. CD Tenerife

Carlos Ruiz espera un indulto

El central confía en que la prueba videográfica baste para que Competición invalide la amarilla que vio en Albacete

16.11.2015 | 11:40
Carlos Ruiz saluda a los aficionados tinerfeños que se dieron cita en el estadio Carlos Belmonte de Albacete.

El acta le acusa de "derribar a un contrario en la disputa del balón" y las imágenes del partido demuestran que apenas hay contacto con el futbolista del Albacete. Carlos Ruiz aún confiaba ayer en que las alegaciones que presentará el Tenerife, acompañadas de la correspondiente prueba videográfica, basten para que el Comité de Competición invalide la tarjeta amarilla que vio el pasado sábado en el Belmonte y así pueda jugar frente al Córdoba. Para el andaluz es la quinta amonestación de la temporada y le obligaría a cumplir sanción por acumulación. Nada anómalo si no fuera que tal castigo viene acompañado de otros dos para Alberto y Aitor, otras dos piezas claves en el engranaje del representativo.

"Es un problema que los tres que estábamos apercibidos hayamos caído al mismo tiempo", razonó Ruiz en conversación con la opinión. En cualquier caso, se mostraba optimista ante la opción de que prospere un posible recurso por parte del Tenerife. "Desde dentro me ha parecido que llego yo al balón antes que el rival; he visto muy claro que llegaba yo antes. Vamos a depender también de la redacción del acta. Espero que se pueda solventar este contratiempo, pues lo ideal habría sido que cayésemos de uno en uno, y no los tres", indicó el central.

Descartado está que haya alegaciones por Alberto o Aitor, quien reconoció que le da "un golpe importante" a su rival en la pugna por el cuero. En el peor de los casos, el majorero y el madrileño estarían indisponibles el mismo día que faltaría Ruiz, que en cualquier caso está tranquilo. "Sí, porqu tenemos una plantilla amplia y los que salgan en nuestro lugar seguramente lo harán igual de bien", responde. Dicho lo cual, asegura que "no es algo que estuviese hablado que hubiese que prevenir las tarjetas". Eso sí, revela que se pusieron en guardia pronto. "Desde que le sacaron la tarjeta a Alberto, enseguida Aitor y yo nos hemos mirado; sabíamos que había que evitar tarjetas", cuenta el zaguero.

Faltas no evitables

Lo principal, en todo caso, era los puntos. "Las faltas que hemos hecho, pienso que había que hacerlas. De todos modos, el alegrón no nos lo quita nadie. Sumamos seis de seis y alcanzamos una posición más tranquila. Estamos en una dinámica positiva, buena, y ahora hay que aprovecharla al máximo", receta el ex de la Ponferradina, uno de los jugadores con mayor caudal de protagonismo en lo que va de competición. Con su actuación del sábado, por cierto, estaba especialmente satisfecho.

"El equipo hizo un esfuerzo muy grande ante un rival que sabíamos que sería protagonista con el balón. Supimos anularlos y contrarrestar su calidad, que ya demostraron en partidos anteriores como la vez que ganaron al Córdoba", recordó". "Son tres puntos que nos dan mucho aire", completó.

Ruiz cree que ya con Agné se estaban haciendo "muchas cosas bien". No obstante, el cambio de dinámica se ha producido justamente a raíz del relevo. "Se estaba viendo una actitud buena del equipo antes y ahora; antes nos estaban faltando los resultados positivos y ahora estamos teniendo tal vez más tranquilidad sobre el campo", distingue. "Esperamos que la cosa siga así, pues tenemos la impresión de que podemos escalar aún más posiciones con los dos partidos consecutivos que nos esperan ahora en casa", dice.

Para Ruiz, una de las claves del triunfo en el Belmonte, donde solo había caído una vez el Albacete, es que el representativo demostró eficacia ante las aproximaciones al arco rival de que dispuso. "En otros partidos habíamos tenido muchísimas ocasiones y, por no aprovecharlas, nos condenaron a la derrota. Fue lo que pasó en Lugo, por ejemplo", apunta. Eso sí, destaca igualmente la fiabilidad atrás. 2Yo me quedo también con que les neutralizamos casi por completo. Ellos apenas tuvieron opciones claras, salvo un libre indirecto en la primera mitad", enumera.
Una asignatura pendiente

En la diagnosis de la situación actual y en el análisis del choque ganado en Albacete, Carlos Ruiz remarca que aún hay mucho por mejorar. Uno de los aspectos donde hace hincapié es en la vulnerabilidad blanquiazul en los tramos finales de cada mitad. Otra vez en el Belmonte, el grupo encajó un gol de los llamados psicológicos, en esta ocasión tal vez por falta de oficio. "En tres o cuatro partidos nos han marcado goles en los minutos finales de cada parte y es algo que hay que corregir", reclama. Eso sí, afirma que el plantel supo reponerse al mazazo en el 45. "Afortunadamente en esta ocasión nos hemos rehecho bien. En la caseta lo hemos comentado al descanso, que había que seguir igual y que estábamos las cosas bien", dice.

Por último, verbaliza su deseo de que la racha siga este próximo domingo y exige que no haya ni un ápice de autocomplacencia. "Va a aliviar vernos fuera de los puestos de descenso; es un alivio, pero no un motivo para la relajación. Hay que seguir trabajando", subraya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine