Baloncesto . El clásico isleño de la Liga Endesa

Los novatos del derbi canario

White, Abromaitis y Hanley se estrenarán en un duelo entre tinerfeños y grancanarios; O´Leary ya lo vivió en las filas del Herbalife

12.11.2015 | 23:56
Ian O´Leary entra a canasta en el último Iberostar Tenerife-Andorra.

El encuentro que medirá el domingo al Iberostar Tenerife y al Herbalife Gran Canaria se presenta como una cita de lo más atractiva para los que tomarán parte en ella. Es uno de esos patidos que ningún jugador se quiere perder, ya que, entre otros motivos, es una oportunidad inmejorable para convertirse en el héroe de la afición cuyo equipo salga airoso del envite. Al entusiasmo que genera siempre un derbi a cualquier deportista, hay que añadir, en el caso de algunos integrantes del conjunto aurinegro, la expectación que les despierta el hecho de ser el primer duelo de rivalidad canaria que viven.

Los debutantes en este enfrentamiento entre tinerfeños y grancanarios que actuarán como locales son Davin White, Will Hanley y Tim Abromaitis. Los tres norteamericanos han reconocido sentirse ansiosos por que llegue el domingo y poder tomar parte en una cita que saben de sobra que es especial. "Siempre se disfruta venciendo pero es más importante ganar estos partidos. A mí me gusta mucho jugarlos", reconoce Hanley. Para Abromaitis, este puede ser el derbi más relevante de cuantos ha disputado en Europa, al considerar que durante sus etapas en el baloncesto Alemán y en el Francés no asistió a ningún enfrentamiento de tanto interés. Solo tomó parte, apunta, en un "Estrasburgo-Nancy de cierta rivalidad por la cercanía geográfica de ambos clubes".

Para Davin White sí que será el partido de máxima rivalidad que haya disputado hasta la fecha. Solo recuerda "los duelos entre Northridge y Southridge", en su época de High School, como algo que pueda guardar cierta similitud con lo que está próximo a vivir. Pero el base aurinegro asegura que la inquietud que le embarga estos días previos al choque de esta sexta jornada no es la categoría de clásico que se le da sino la "oportunidad que ofrece al equipo de ganar su primer partido de la temporada".

Pese a que son novatos en duelos entre aurinegros y amarillos, todos poseen experiencia en partidos con ambientes parecidos al que se encontrarán el domingo en el Santiago Martín. Tim Abromaitis revela que en su etapa de College, en las filas de Notre Dame, "los enfrentamientos contra Marquette eran de máxima rivalidad". De hecho recuerda, a modo de anécdota, que "una vez los aficionados de ese equipo se metieron con los padres de un compañero y se armó un buen lío". También subían los grados en los choques que protagonizaban Bowdoin, universidad para la que jugaba Will Hanley, y Bates. "Eran partidos muy intensos, en los que dábamos todo por ganar", indica el de Connecticut.

Ian O´Leary es otro de los que aterrizó este verano en el Iberostar Te nerife pero, en su caso, sí ha participado en este derbi regional, aunque lo hizo defendiendo los colores del Herbalife, su equipo de procedencia. Al margen de esta experiencia, el californiano también vivió otros acontecimientos deportivos similares en la Universidad de Saint Mary´s, la misma en la que se formó el recién cortado Kerry Carter. O´Leary considera que "los derbis son siempre especiales", por lo que entiende que el equipo que lo gana "sale siempre reforzado". El aljero de origen irlandés está convencido de que el Iberostar puede derrotar al Herbalife si sabe explotar mejor sus recursos. "Ellos son más altos y fuertes, pero nosotros somos más rápidos", comenta el estadounidense, que ahora luchará por el bando opuesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine