Polideportivo

Layola derriba mitos sobre la esclerosis y la actividad deportiva

El catalán acaba la Titán Desert pese a la enfermedad diagnosticada hace diez años

13.11.2015 | 14:20
Layola derriba mitos sobre la esclerosis y la actividad deportiva

Hacer de tus debilidades o de tu enfermedad una de tus fortalezas es algo que el catalán José Luis Layola (Barcelona, 1971) sabe muy bien. Su historia, aún por escribir, lo lleva en los últimos años de ser diagnosticado de una esclerosis múltiple a la meta de la Titán Desert, probablemente la prueba de bicicleta de montaña más dura y exigente del mundo. Ayer, Layola fue el protagonista de la quinta sesión de Testimoniales, un ciclo de conferencias promovidas por GAES Centros Auditivos -empresa líder en corrección auditiva en España- y la Fundación Grupo SIFU -Centros Especiales de Empleo, con presencia en todo el territorio nacional, para la inserción socio-laboral de personas con discapacidad- en los que se promueve un espacio de reflexión destinado a exponer las diversas vivencias que se esconden detrás de los retos deportivos de las Becas Persigue tus sueños.

El Iberostar Grand Hotel Mencey sirvió de escenario para una amena charla que se inició con las palabras de Cristian Rovira, vicepresidente de Grupo SIFU, en las que destacó que "este tipo de encuentros son una oportunidad magnífica para concienciar de las múltiples posibilidades que tienen las personas que sufren algún tipo de discapacidad a la hora de lograr aquellos objetivos que a priori piensan que no pueden alcanzar". Rovira dio paso a Luis, un joven empleado de SIFU con una discapacidad psiquica que con su teclado interpretó un tema musical. "Luis es la demostración de lo que es capaz cualquier persona, porque pese a sus limitaciones y que ha sido autodidacta, que nadie le ha enseñado a tocar el piano, es capaz de intepretar piezas tan bonitas como ésta", reconoció Rovira.

Enrique Pérez, responsable comercial de GAES Canarias, ofreció su visión del proyecto GAES Persigue tus sueños, declarando que "para la compañía es un auténtico orgullo ayudar a deportistas anónimos a perseguir sus sueños e intentar superar los retos deportivos que se proponen".

Fue entonces cuando José Luis Layola tomó la palabra. "No vengo a hablar aquí de entrenamientos, sino de cómo perseguir tus sueños puede cambiar tu vida. A mí hace diez años me dijeron que me quedaban diez años de vida y todos en una silla de ruedas. Me costó un año levantarme, dejar las muletas y ponerme a caminar", dijo.

En el hospital, en una de sus crisis, vio por la tele un reportaje de la Titán Desert y hizo de ello su sueño. "Ví cómo cuando llegaban a la meta tenían la cara desfigurada por el dolor, pero cuando pasaban por ella el rostro les cambiaba a una sonrisa. Yo ya tenía la primera cara y quería llegar a la segunda. Fue un proceso largo y duro, pero mi mensaje es que "sí se puede. Con voluntad, con motivación cualquier cosa puede pasar. Yo he sufrido muchas caídas, pero hay que vivir y está claro que tu salud depende de ti".

"A las personas que, como yo, padecemos alguna enfermedad neurodegenerativa, nos han metido el miedo en el cuerpo en todo lo que se refiere a actividad física y aquí estoy yo con más de 1.200 kilómetros recorridos en seis días en el desierto de Marruecos, pasando de 0 a 45 grados en pocas horas", destacó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine