Fútbol . CD Tenerife

Martí pide presión y eficacia arriba

El técnico blanquiazul quiere que sus hombres roben inmediatamente después de que pierdan el balón

07.11.2015 | 02:00
Pep Martí se dirige a los jugadores del CD Tenerife.

Pep Martí trata de inculcar en tiempo récord su filosofía de juego a los que desde el miércoles son sus pupilos. El nuevo entrenador del CD Tenerife completó ayer su segunda sesión al frente del conjunto blanquiazul y como el día anterior no paró de transmitir conceptos, siempre en un tono distentido. De entrada ya se deja ver que el balear es mucho menos contundente y efusivo que Raúl Agné a la hora de dirigirse a sus jugadores. De hecho, durante los entrenamientos, el exfutbolista mallorquín gasta bromas a de vez en cuando, en una clara intención de destensar a sus futbolistas, al margen de también ganarse su confianza.

Desde el primer día, Martí dejó claro que quiere a un Tenerife que acapare el balón, además de animarlos a que sean intensos en todas las facetas del juego. Su receta para que su equipo sea el dueño de la pelota es "presión inmediata" desde que se pierde la posesión y una vez que se roba, "abrir para jugar por fuera" y, una vez que se consiga llegar a la meta contraria, eficacia en la definición. En esto último incidió ayer a través de un ejercicio en el que un jugador defendía a otro y este debía finalizar ante el portero de turno. "En un uno contra uno no se puede fallar", se le escuchaba a Martí mientras uno de sus hombres erraba en la definición.

El exjugador del Tenerife, Sevilla, Real Sociedad y Mallorca insistió con ahínco en que para robar hay que presionar de manera eficaz. "Pérdida de balón, recuperación inmediata", decía Martí, para a continuación advertir de que "si están separados de sus rivales, no se puede hacer". Una vez que ya se está en posesión de la pelota, el nuevo entrenador del representativo propone a los suyos que abran el campo con el fin de "buscar espacios fuera para jugar".

Martí, comenzó la práctica de ayer con el ejercicio de uno contra uno con definición para pasar a ensayos de movimientos tácticos con balón y sin oposición. Para ello, dispuso de dos formaciones diferentes, con una de las cuales tuvo que participar Iván Méndez, nuevo preparador físico del equipo insular, tras la marcha de Tony Masferrer. En cada once dispuso a los jugadores de manera distinta, ya que en uno utilizó un 4-4-2 y en otro un 4-3-3.

Del primero formaron parte Dani Hernández, con Cristian García, Jorge, Alberto y Nahuel en la retaguardia, Aitor Sanz y Ricardo en el doble pivote, Suso en la derecha, Aurtenetxe en la izquierda, Tomás Martínez de enganche y Cristo González en punta. En el segundo equipo, Roberto ocupó la portería, mientras que en defensa actuaron Raúl Cámara, Germán, Carlos Ruiz e Iván Méndez. Por delante, Abel Vitolo y Óscar y arriba, Omar en la derecha, Pedro en la izquierda y Nano como hombre más adelantado.

Después de este trabajo, Martí dio paso a fútbol en espacio reducido, en el que se ensayó, en un contexto más real, lo que el preparador balear había tratado de transmitir anteriormente. Y por último, en el tramo definitivo de la sesión preparatoria, un grupo de futbolistas del Tenerife ensayaron el lanzamiento de faltas. Los elegidos para este cometido fueron Aitor Sanz, Suso, Abel, Tomás Martínez, Cristo González, Ricardo y Aurtenetxe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine