Fútbol . CD Tenerife

Martí trae "trabajo, ilusión y ganas"

El nuevo entrenador del Tenerife cree que el problema del plantel "es de confianza" y opina que hay "una plantilla interesante y para estar más arriba"

06.11.2015 | 13:05
Martí trae "trabajo, ilusión y ganas"

Un discurso ambicioso, moderado, coherente y repleto de energía fue la tarjeta de presentación que ofreció José Luis Martí Soler (Palma de Mallorca, 1975) en su primer día como entrenador del Tenerife. Sus primeras palabras fueron de gratitud. "Para mí el hecho de que el club, que considero una de mis casas, me haya ofrecido este reto tan importante, me produce una gran ilusión por hacer las cosas de la mejor forma posible", verbalizó.

Su carrera como jugador. "Mucho ha tenido que ver cómo he afrontado todos los años de competición como futbolista y cómo he desarrollado mi juego dentro del terreno de juego; he sido capaz de interpretar el futbol de una manera, y eso ha ayudado muchísimo", interpretó respecto a las causas que condujeron al representativo a pensar en su perfil. No ocultó que ha sido "una gran sorpresa" para él que se produjera su fichaje por el Tenerife en este momento de su trayectoria, aún sin experiencia en los banquillos.

Su entrenador modelo. Martí aseguró que ha tratado de aprender de todos los técnicos con los que ha convivido, entre los que enumeró a Rafa Benítez, Juande Ramos, Joaquín Caparrós o Juanma Lillo. De éste último, dijo que le ha marcado especialmente, pero matizó que "de todos" ha intentado quedarse lo mejor. "Es una sorpresa enorme que hayan confiado en mí, pero claro que he seguido al club y cuáles han sido sus circunstancias. El lunes empezamos a hablar", confirmó.

Sus promesas. "Trabajo, ilusión y ganas no me van a faltar. Quiero devolver a la afición todo lo que me dio en su momento", fue uno de sus mensajes. Se le preguntó por su estilo y replicó que lo que más le gusta "es ganar". "Primero vamos a hablar con los chicos, con la plantilla, y ya veremos cómo manejar la situación y qué tipo de juego vamos a realizar. Ellos serán los primeros en saberlo", enunció el sucesor de Agné, quien aún no ha tenido tiempo de hablar con el técnico maño, que se ha puesto a su entera disposición por si quisiera información y datos sobre la plantilla.
Un desafío. "Soy consciente de que soy entrenador del Tenerife y de que ya el sábado tenemos un partido vital para coger la dinámica necesaria para salir de esta situación. Estoy convencido de que la afición nos va a apoyar los 90 minutos ante este desafío y solo espero que los chicos salgan convencidos de que van a ganar", subrayó. Su contrato solo comprende el tiempo que falta hasta el 30 de junio, aclaró a continuación.
Entrenador. "No me veía tan pronto entrenando, pero si con capacidades. Estos años he aprendido muchísimo y he ido analizando cómo debe ser el comportamiento de un entrenador. Si acepto esta proposición, es porque me veo preparado. Además, voy a coincidir con gente a la que tengo un aprecio especial. No podía desaprovechar una oportunidad tan importante y tan bonita como la que me brinda ahora el Tenerife", pronunció el nuevo inquilino del banquillo blanquiazul.

Falta de bagaje. "Sea experto o no sea inexperto, lo que cuenta es hacer las cosas bien y conseguir que el equipo gane", destacó. "El objetivo que me marco es el trabajo constante, el día a día, el partido a partido. Pensamos exclusivamente en el sábado y luego ya nos centraremos en el siguiente", dijo Martí, quien definió a la plantilla blanquiazul como "interesante" y reseñó que "es un grupo para estar más arriba de lo que está".

La afición y el factor Heliodoro. "Los que necesitan el apoyo, los cánticos y los aplausos del Heliodoro son los jugadores, no yo. Cuando se siente el respaldo y el futbolista está arropado, el rendimiento se triplica. Mi llamamiento a la afición es que no se centre en mí, sino que se dediquen a dar su cariño a los jugadores", dijo. El balear ya ha ido "viendo cositas" del equipo y confirmó que ha visionado varios partidos del Tenerife, así como de otros equipos de la competición. "Conozco la categoría y hay potencial para sacar esto adelante; solo falta la confianza que nos darán los resultados", reiteró.

Su equipo de trabajo. Martí calificó a Fabián Rivero e Iván Méndez como personas muy cualificadas. "Es un cuadro técnico en el cual voy a confiar; a mí me gusta trabajar en equipo. Ellos van a ser parte principal del proyecto", comentó el preparador mallorquín. Rivero sigue en el cargo que mantenía cuando era Agné era el entrenador, mientras que Méndez promociona. Pasa de ser readaptador físico a ocuparse de una parcela más relevante. "En esta categoría no se nos permite ningún error; hay que apretar y estar al cien por cien en cada disputa, en cada balón, desde el principio. Sobre todo me preocupa que tengamos la confianza necesaria que hacer buen juego", cerró.

Otras ofertas. Martí incidió en que "no podía desaprovechar esta oportunidad" tan atractiva que le planteó el Tenerife. Eso sí, señaló que había recibido varias proposiciones para dirigir a otros niveles después de colgar las botas. Incluso le tentaron para seguir jugando. "He recibido alguna llamada para entrenar en categorías inferiores, también para seguir como jugador. No creía que fuera lo que necesitaba. Salió esta oportunidad y obviamente era algo que no se podía recahazar", declaró.

Su último mensaje. "Bastante tengo con mi trabajo, que ya es difícil, como para pedir nada a los demás", dijo cuando se le preguntó qué le pide al entorno y especialmente a los medios de comunicación, que ya conoce de su etapa como futbolista. "Si algo pudiera pedir, pido que apoye al grupo y a la entidad, pero no es algo de lo que tenga que preocuparme ahora", enfatizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine