Baloncesto. Liga Endesa

Un fondo de armario equilibrado

No está siendo el actual el mejor arranque del Iberostar Tenerife

04.11.2015 | 13:08
Joan Plaza da instrucciones a sus jugadores en un partido de la presente temporada.

No está siendo el actual el mejor arranque del Iberostar Tenerife. Cuatro derrotas en otros tantos encuentros que han generado ciertas dudas, al menos en el entorno canarista. Un balance negativo que urge ser revertido para evitar complicaciones mayores. Un cambio de rumbo que, sin embargo, no tiene muchos visos de que se pueda producir de manera inmediata. O al menos a priori. Y es que los aurinegros visitan el domingo a un Unicaja que si bien ha caído en los dos últimos compromisos ligueros (Valencia y Baskonia), está llamado a discutir la supremacía de Real Madrid y Barcelona. Al menos así ya lo demostró en la Supercopa, cuando doblegó en semifinales al cuadro blanco.

Para intentar el asalto a los dos intocables Joan Plaza ha decidido conformar una plantilla con mucho oficio y más físico que la del pasado curso. Un equipo profundo en el que sus 12 piezas cuenten con el objetivo de repartir los minutos y mantener la intensidad desde el primer hasta el último minuto de los encuentros. Un significativo fondo de armario, el de los andaluces, contra el que tendrán que lidiar los aurinegros este fin de semana. Lo harán, además, con el hándicap de la baja por lesión de Blagota Sekulic, y un periodo de adaptación, de los nuevos fichajes, que no termina de completarse.

Nueve han sido los partidos oficiales jugados hasta la fecha por el Unicaja en este curso y tan bien ha repartido Plaza la presencia de los suyos en cancha que diez de sus jugadores acumulan de media, como mínimo, 14 minutos y 38 segundos por duelo. Eso sí, el que más tiempo pasa en cancha es Stefan Markovic, con apenas 23:09". Equilibrio sin la necesidad de exprimir al máximo a ninguno de sus jugadores y que se pone en valor al ver, por ejemplo, como en el Iberostar Richotti llega a 29 minutos de media, Beirán a 26 y Abromaitis a 25. De hecho, el tope del presente ejercicio, en un solo choque, lo tiene Will Thomas, con 27:28" disputados en la final de la Supercopa.

La simetría en los esquemas de Joan Plaza es tan grande que en estos nueve encuentros ya han sido 11 los jugadores del cuadro malagueño que han salido en el cinco inicial. Desde las siete titularidades de Markovic y Thomas, hasta una sola de Dani Díaz y Germán Gabriel. Solo Alberto Díaz no ha jugado nunca de entrada. De nueve opciones, el Unicaja ya ha dispuesto de entrada seis formaciones diferentes.

Además, raro es el encuentro en el que el técnico catalán no use a 10 u 11 de sus pupilos por encima de la decena de minutos. Es el caso, por ejemplo, de la segunda jornada de la Liga Endesa, cuando el preparador catalán tuvo en cancha a sus 11 profesionales disponibles (Jackson fue baja) al menos 12:40" (Carlos Suárez) y no más de 25:45" (Jamar Smith). Y todo sin meterse en un carrusel de continuas sustituciones. Solo las justas, pero bien estructuradas.

El propio Plaza ya ha reconocido que esta amplitud de banquillo y constante rotación se deben a varios propósitos personales. Por un lado, poseer una plantilla más física, y por el otro intentar defender y correr de manera constante. En ambos casos el entrenador catalán sabe que no puede mantener en cancha a los suyos más de ocho o nueve minutos seguidos. Filosofía que incluso le ha podido jugar ya una mala pasada, puesto que en el duelo frente al Baskonia, y dentro de esas rotaciones obligadas, sacó de la cancha a Hendrix y Jackson cuando mejor lo estaban haciendo y su equipo rondaba los 10 puntos de renta.

En este sentido, llaman la atención los números de algunos jugadores y el hecho de que no dispongan de más presencia sobre el parqué. Es el caso del propio Richard Hendrix, que en menos de 20 minutos de media se va hasta los 8,4 puntos y 5,7 rebotes para 12,2 créditos de valoración. Más curiosas, incluso, son las prestaciones de Mindaugas Kuzminskas, que en solo 20:04" alcanza los 14,1 puntos y 3,2 rebotes. Números más que brillantes y que en cualquier otro equipo podrían derivar en ser el líder en minutos, pero que en el Unicaja solo le dan para jugar medio choque. El domingo, si el técnico del Unicaja da con el punto exacto en su basket total, las opciones del Iberostar Tenerife de sumar su primer triunfo del curso serán muy limitadas.

El club isleño no se queda corto

Sin llegar ni por asomo al fondo de armario del Unicaja, el Alejandro Martínez también intenta compensar la presencia en cancha de sus jugadores con el fin de no quemarlos físicamente. Así, en los cuatro partidos disputados hasta la fecha el Iberostar Tenerife presenta hasta siete jugadores con 20 o más minutos de media, siendo Richotti el que más juega con 29 minutos por duelo. Es precisamente, y de manera provisional, la cifra más alta de los aurinegros de estos últimos cuatro años en la ACB, igualando los 29 que también disputó en 18 choques Sekulic hace tres años antes de irse a Turquía. A estos siete se suma San Miguel con 19, quedando Hanley con 13 y Carter con 9. Esquema similar al dibujado el pasado curso, donde Sikma promedió 28 minutos frente a los 25 de Beirán, Richotti y Sekulic, los 23 de Blanco y los 20 de San Miguel. Con presencia solo algo inferior quedaron Úriz (19) y Lampropoulos (18).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine