Fútbol. CD Tenerife

Agné se aferra al partido del sábado

El técnico se mantendrá en su puesto ante el Alavés pero su continuidad en el cargo depende de lo que ocurra en ese duelo

03.11.2015 | 02:00
Raúl Agné, durante el último Tenerife-Osasuna.

No hay ultimátum por parte del consejo de administración del CD Tenerife a Raúl Agné, pero de no revertirse de inmediato la actual situación deportiva del primer equipo de la Isla sí se puede agotar el crédito del entrenador ante los rectores de la entidad que preside Miguel Concepción. La confianza en el preparador blanquiazul ha venido perdiendo enteros durante los últimos compromisos del representativo en liga y, lógicamente, la derrota (2-0) en Lugo ha ocasionado un bajón considerable en el depósito de crédito del maño.

En puestos de descenso y con solo dos victorias cosechadas en 11 encuentros, el momento deportivo por el que atraviesa el Tenerife no invita ni mucho menos al optimismo, si bien la imagen que ha ofrecido sobre el terreno de juego no está siendo tan pésima como para echar a un entrenador. Y así lo entienden los directivos de la entidad insular, que no se precipitarán a la hora de destituir a un técnico que salvó al equipo del descenso el pasado curso, cuando fue contratado para sustituir a Álvaro Cervera.

Fuentes del club chicharrero confirmaron ayer a la opinión de tenerife que Raúl Agné se mantendrá como primer entrenador del cuadro isleño en el choque que el sábado (17:00 horas) le enfrentará al Deportivo Alavés –aunque no podrá sentarse en el banquillo por sanción–. Del mismo modo, no han podido asegurar que en el caso de que se produzca un resultado negativo para los intereses blanquiazules el aragonés continuará en su cargo. Consumido ya un cuarto de competición, desde la institución que preside Miguel Concepción se teme por que su equipo de la Liga Adelante se envuelva en una espiral de malos resultados que le pueda hacer pagar luego un alto coste. Y lo cierto es que ya son cinco encuentros sin conocer el triunfo, con tan solo tres puntos sumados de 15 posibles.

Agné ya salvó un match ball tras la cuarta jornada de liga, justo después de que el Oviedo, con un 0-2 en el Heliodoro, pusiera el dedo en la llaga de un equipo que había quedado gravemente herido con el 6-3 de Soria en la primera jornada. Pero con la soga al cuello, sus jugadores dieron un paso adelante en Palamós y con un gran triunfo ante el Llagostera propiciaron que el primer entrenador blanquiazul permaneciera en su puesto. La reacción duró una semana más, en la que por fin los jugadores del Tenerife deleitaron a su sufrida afición con un 3-0 al Mirandés.

Sin reuniones al respecto

La situación deportiva ha empeorado desde entonces pero no lo suficiente como para echar esta misma semana a Agné. Eso sí, el partido ante el Deportivo Alavés puede dictar sentencia. El consejo de administración del Tenerife no ha tomado el contexto actual como un momento de urgencia, por lo que no ha creído oportuno convocar un encuentro entre ellos con el fin de debatir este asunto. En cualquier caso, Miguel Concepción será siempre el que decida la continuidad o no del técnico maño. El presidente blanquiazul está conforme con el trabajo del entrenador pero es también consciente de que los resultados mandan. No obstante, Concepción no ha hablado con Agné desde el pasado 22 de octubre, día en el que se encontraron con motivo de la presentación del IX Encuentro Benéfico Amigos de Vitolo. Por lo tanto, tampoco ha habido ratificación en el cargo. Una señal positiva, o negativa, según se mire, para el entrenador aragonés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine