Fútbol . CD Tenerife

Contra el Lugo y los infortunios

El Tenerife busca reponerse a las bajas de Nano, Alberto y Cámara para paliar su déficit de puntos y volver a la senda de las victorias

30.10.2015 | 23:35

Viene el Tenerife de plantar cara en su feudo a un sinfín de inconvenientes. Las sanciones, las lesiones y hasta sucesos inesperados como el desfallecimiento de Nano obligaron al representativo a acabar con nueve su partido ante el Osasuna. Y aún así se salvó el punto. El cuadro de Agné aspira a un botín todavía mayor esta tarde (Anxo Carro, 17:00 horas) para disipar las dudas, confirmar la mejoría de jornadas pretéritas, retomar la senda de las victorias y, lo más importante, salir de los puestos de emergencia.

Una mala racha de cuatro encuentros sin ganar ha situado al Tenerife en la zona peligrosa, otra vez entre los cuatro últimos y con la imperiosa necesidad de vencer. Cuanto antes. Hoy se mide al segundo equipo menos realizador del campeonato (solo dianas), un Lugo lleno de dudas tras su último tropiezo en Albacete. Otra vez más, el cuadro chicharrero habrá de exprimir su plantel para cubrir las vacantes que dejan Alberto y Cámara. Ambos esenciales en los planes del entrenador, están suspendidos y se quedaron ayer en tierra.
Las ausencias del majorero y el madrileño se notarían más si Cristian no pudiese jugar. Pero está el catalán forzando la máquina y Agné parece haberle reservado un sitio en el once inicial, falta ver en qué demarcación. Los problemas se le amontonan al entrenador, que podría reubicar a Omar Perdomo como carrilero derecho. En tal caso será un alivio recuperar a Suso, que vuelve a estar disponible.

Una victoria paliaría el acuciante déficit de puntos del Tenerife y le ubicaría en una posición más tranquila en vísperas de duelos tan exigentes como los que le esperan ante Alavés o Córdoba, próximos visitantes del Heliodoro. Otra vez más, conviene alertar sobre las carencias blanquiazules en la defensa a balón parado –así llegaron los tantos del Osasuna– y sus dificultades para vencer desde que les falta el Choco. El domingo pasado solo pudieron disponer de él durante 25 minutos y se espera que para esta tarde su mejor versión ya haya vuelto. También se espera con urgencia a Pedro Martín, que lleva diez jornadas sin marcar y cuya ansiedad se multiplica. La pujanza de Cristo, en estado de gracia, bien podría significar un parón en la titularidad (hasta la fecha indiscutida) del atacante malagueño. El Lugo, que ya no es el ordenado y aseado equipo que con Setién, busca también redimirse. Sus necesidades no son tan acuciantes, pero en casa le urge agradar.

Agné, fuera del banquillo

El de esta tarde será el primero de los tres partidos de suspensión que mantendrán a Agné alejado del banquillo. De sus funciones se ocupará su ayudante, Fabián Rivero, si bien el profesional portuense ya ha advertido de que ambos estarán en permanente comunicación. En el Heliodoro será más fácil acomodar al aragonés en un lugar próximo al banquillo. No obstante, su ubicación en el duelo de hoy es una incógnita incluso para los propios integrantes de la expedición insular. "Si hice algo mal, habré de pagar por ello", admite resignado el maño, quien ha sido sancionado por Competición por patear unas botellas de agua en señal de rabia. Se le acumuló todo, dice. "Entre la tensión del partido y el estado de Nano, exploté", admite.

El cuadro isleño aspira a quebrar su mala racha de resultados y ganar en un escenario históricamente difícil, donde solo ha puntuado en tres ocasiones. La última en 2014, con Cervera en el banquillo y Ayoze Pérez (bigoleador) en plan estelar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine