Baloncesto . Liga Endesa

Juancho, el bueno de los Hernangómez

El ala pívot del Estudiantes, de solo 20 años, va camino de confirmarse como una de las revelaciones de este curso, eclipsando incluso a su hermano Willy

29.10.2015 | 01:42
Juancho Hernangómez.

El 20 de febrero de 1987 el CB Canarias se imponía, tras dos prórrogas, y con un palmeo de Manolo de las Casas, al Estudiantes Todagres (98-97). Triunfo aurinegro en un partido correspondiente al Grupo A-1 de aquel curso y jugado en el Ríos Tejera. Fue un toma y daca entre Rickie Winslow y David Russell del que salió airoso el canarista. En aquel encuentro, y en el banquillo del cuadro colegial, Guillermo Hernangómez, que disfrutó con los madrileños de la que sería su única temporada en la élite antes de prolongar su carrera en conjuntos de Primera División madrileña.

Ahora, casi 30 años después, el Estudiantes regresa a la Isla, y en la nómina del cuadro colegial aparecerá el mismo apellido. Para muchos quizá solo sea la continuación de una saga de jugadores, toda vez que es Willy, el mayor de los tres hijos del matrimonio entre Guillermo y Wonny Geuer (167 veces internacional con España a finales de los 80 y comienzos de los 90), el que viene acaparando todos los focos. El pívot explotó el pasado curso en las filas del Sevilla (le hizo 43 de valoración al Barça), fue seleccionado en el último Draft de la NBA, tuvo hueco en la preselección española de este verano y ahora lo ha recuperado el Real Madrid para irle, poco a poco, darle la importancia que lo acaban convirtiendo en su center de referencia para los próximos años.

Pero detrás de Willy aparece otro Hernangómez, Juancho. Con un poco menos de envergadura que su hermano mayor (2,06 frente a 2,10) el ala pívot va camino de convertirse en una de las sensaciones de esta Liga Endesa en las filas del Movistar Estudiantes. Quienes han visto jugar y desarrollarse deportivamente a los dos hablan, con rotundidad, de que su potencial es mayor que el de cualquier otro en su casa, incluida también la más pequeña de la familia Hernangómez Geuer, Andrea, ahora en el equipo cadete del cuadro estudiantil.
Con 20 años recién cumplidos, después de haber dejado algunas píldoras de su clase en el epílogo del pasado ejercicio, y aún por definir si rendirá mejor como alero o como ala pívot, Juancho está demostrando en este arranque liguero sus cualidades. Atributos de una genética familiar que parece mejorar con el tiempo y en la que también juega a favor el añadido de la experiencia que existe en casa, así como la templanza y madurez, características, estas dos últimas, que certifica con solo abrir la boca. A ello añade su capacidad de sacrificio, ejemplificada, sin ir más lejos, este pasado lunes, cuando el resto de sus compañeros de plantilla gozaban de día libre y él aparecía por Magariños para trabajar en solitario. Los ingredientes perfectos para trazar el camino más rápido hacia el éxito.

Trata de progresar Juancho en un equipo donde sus extracomunitarios Zach Graham y Brandon Thomas dejan mucho que desear, un bajo rendimiento que le abre las puertas en los esquemas de Diego Ocampo. El jugador madrileño ya fue capaz de hacerle 20 puntos y ocho rebotes al Iberostar en pretemporada, cifras similares a las que exhibió este pasado fin de semana, cuando sumó frente al Valencia 14 puntos (3/4 en tiros de dos y 8/8 tiros libres), siete rebotes, un robo y cinco faltas recibidas para 25 de valoración.

Y todo en menos de 14 minutos sobre la cancha. Una producción sin parangón en la historia de la Liga ACB. Demostración de una versatilidad que le permiten producir cerca y lejos del aro, gracias en buena medida a la potencia física que atesora y que le permiten ir muy bien al rebote en las dos canastas (promedia siete capturas en estas tres primeras jornadas). Algo que, sin duda, le viene de familia. A ello añade una buena mano a media distancia (es uno de los cinco jugadores que ha hecho pleno –con un 10/10– en tiros libres), al igual que desde el arco, y si bien no se ha prodigado en demasía (2/6) ya ha dejado patente su clase, como con el triple que le dio el bronce a España hace dos veranos en el Europeo Sub 18.

Este domingo, y con el espantón de Vladimir Stimac, la incidencia de Juancho Hernangómez debe ser aún mayor en las filas del Movistar Estudiantes. Trabajo extra para Javi Beirán, Tim Abromaitis, Ian O´Leary y Will Hanley. Sin él, la vía de agua en el Iberostar puede resultar preocupante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine