Fútbol | . CD Tenerife

Desafío mayúsculo

Sin Cristian ni Lozano por lesión, el Tenerife pretende confirmar su solvencia a domicilio ante uno de los favoritos al ascenso

18.10.2015 | 02:00

El desafío es todavía más exigente que el de hace dos semanas en el feudo de otro de los presuntos favoritos, el Almería, solo que esta vez con la ostensible diferencia de que el Zaragoza sí está bien. Viene de vapulear con absoluta contundencia y determinación al Albacete (1-3 el pasado domingo) y mostrar sus credenciales con una facilidad que abruma. Cayeron en la Copa con los suplentes pero queda la sensación de que atrás dejaron sus problemas con el gol, que se cobraron la titularidad del lagunero Ángel. El isleño comenzrá esta tarde en el banquillo. Con la máquina por fin ensagrada, el conjunto de Popovic ya impone respeto.

El cuadro aragonés se quedó a tan solo unos minutos de firmar su regreso a Primera en el mes de junio en Gran Canaria y ahora ya no se le van a permitir más fallos. Parte con la ambición y el objetivo del ascenso desde el día uno, que para eso ha fichado mucho (casi una decena de caras nuevas) y bien (Bertrán, el mismo Ángel, Diamanka, Manu Herrera, Wilk, etcétera). La pericia de su director deportivo y la mejoría evidente en la posición económica del Zaragoza le han permitido acudir al mercado en ventaja con sus competidores, hasta el punto de que se han hecho los de La Romareda con hombres codiciados por la mayoría de sus rivales.

En cuanto al Tenerife, la buena racha de cuatro partidos consecutivos sin perder y su seguridad defensiva –tres de sus cuatro últimos partidos los ha acabado con el portal a cero– han traído consigo otra semana de tranquilidad en las filas insulares. En una clasificación igualadísima, los puestos de descenso están a un solo punto y los de play off, a tres. Así que el encuentro de hoy puede servir para imantar optimismo o preocupaciones. Será el primero de los que se perderá Cristian, a quien su ligamento lateral interno le tendrá parado varias semanas. Agné tiene a su disposición varias alternativas para reemplazarle con garantías de éxito (Abel, Tomás Martínez, Ricardo o incluso Alberto) aunque durante la semana se ha inclinado en los ensayos por un cambio de sistema, así que jugaría con dos pivotes. La otra baja, también ostensible, es la de Lozano, renqueante tras su periplo americano. Después de saldarse con empates los duelos jugados sin el hondureño, el equipo apela a Nano y a su otra fuente anotadora, Pedro Martín, de quien se espera al fin su mejor versión. Y que entierre hoy su particular divorcio con la portería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine