Fútbol . Selección sub 21

El Heliodoro se viste de gala

La afición tinerfeña tendrá la ocasión de ver hoy en acción a algunas de las estrellas del futuro, que buscan con la sub 21 su pase al Europeo de Polonia

13.10.2015 | 02:00
Los jugadores de la sub 21, ayer en la sesión vespertina que llevaron a cabo en el Heliodoro.

Uno de los grandes acontecimientos futbolísticos del año en Canarias tiene lugar esta tarde (Cuatro, 17:45 horas) en el Heliodoro Rodríguez López. Un estadio que sopla 90 velas y un club centenario, el Real Unión, conmemoran sus efemérides con unos invitados de excepción: las estrellas del presente y el futuro que llegan bajo el paraguas de la sub 21, escalón inmediatamente inferior a la selección absoluta, ahí donde juegan los mejores.

Los Munir, Deulofeu, José Rodríguez, Kepa, Marco Asensio y compañía tienen hoy una inexcusable cita con el público de Tenerife, ávido de partidos de este calibre. Con el representativo fuera de la máxima categoría desde hace varias temporadas y La Roja sin venir desde los años noventa, es lógica la expectación generada a partir de la llegada de los internacionales. Ayer, un numeroso público se congregó en el Heliodoro para verlos entrenar.

Uno de los grandes alicientes es que el encuentro tiene máxima importancia. La victoria ante los suecos se antoja necesaria para amarrar la presencia española en el próximo Europeo de la categoría. Vencerles es un desafío pendiente que alimentaría la credibilidad del proyecto cuando están aún recientes los últimos estropicios: la floja actuación en los Juegos de Londres y el fracaso que supone no haber hallado sitio para la Olimpiada en Río del verano próximo. La Federación Tinerfeña ha hecho un ímprobo esfuerzo por lograr que el ambiente sea el más propicio y conseguir que La Rojita se sienta como en casa. Habituada a escenarios de menor aforo y localidades con menor tradición, la sub 21 enfila como un privilegio jugar en un escenario ilustre como el Heliodoro, además con una afición que suele responder y unas bondades meteorológicas impagables por estas fechas.

Desde la organización advierten de que el encuentro es un examen para el Heliodoro, semivacío en el 96 ante Eslovaquia y que desde entonces no ha vuelto a albergar encuentros como éste. Los compromisos de la selección más próximos geográficamente fueron los disputados en Las Palmas en el nuevo Gran Canaria en un tiempo donde los dirigentes federativos se olvidaron por completo del Rodríguez López.

Si hoy la afición responde, entonces sí será posible que la absoluta regrese. Según dicen desde la Tinerfeña, probablemente en el camino hacia el Mundial de Rusia. La preocupación por el césped –muy perjudicado por el concierto de Maná cuando lo visitó Celades por última vez– ya está casi disipada. Y también la inquietud por la venta de entradas, que empezó a un ritmo más bien lento pero se ha animado en las últimas horas. Ayer ya se habían despachado más de 10.000 billetes, así que el Heliodoro lucirá sus mejores galas para una ocasión que lo merece.

En el conjunto anfitrión habrá hasta cuatro futbolistas de clubes de Primera División y otros tantos que están cerca de hacerse hueco en la máxima categoría. La constelación de estrellas que dirige Celades desde el banquillo viene de vapulear (2-5) a Georgia con doblete de Munir. Antes, dio otra prueba de solvencia también a domicilio (0-2) contra Estonia. Hoy el reto es todavía mayor y ante los ojos de un Heliodoro que lucirá sus mejores galas. Para los amantes del fútbol, en Tenerife es un día de fiesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine