Fútbol | . CD Tenerife

Ángel, una historia en azul y blanco

El delantero de Geneto se cruza en el camino del Tenerife, el club que más le marcó y con el que debutó en Primera y Segunda

13.10.2015 | 02:00

Una página de este periódico pertinentemente enmarcada preside la sala de estar de la casa de los padres de Ángel. Su madre, Ángeles, se ha ocupado de guardar desde que era muy niño todos los recortes y las fotografías que le permiten presumir de un extraordinario álbum de recuerdos. No solo del ahora delantero del Zaragoza, rival del Tenerife el próximo domingo (La Romareda, 18:15 horas) sino también de su hermano gemelo Juanjo, que igualmente se formó en las divisiones inferiores del representativo.

El archivo familiar recoge momentos inolvidables para el punta: formaciones iniciales de aquel filial imparable –coincidió con Ricardo, Cristo Martín, Omar y más jugadores que luego fueron profesionales–; concentraciones entre amigos en las filas blanquiazules; la cesión agridulce al San José, de la que salió reforzado; la convivencia con Mérkel, el técnico de la base que más le marcó€ Y por supuesto aquel partido con el Laguna que le cambió la vida.

Había sobresalido Ángel Rodríguez (La Laguna, 1987) lo suficiente en las categorías inferiores del representativo como para que alguien se fijase en él. Más todavía por el momento de estrecheces que vivía el Tenerife, sumido en tantos problemas que los pagos a los jugadores del filial eran tan impuntuales como las promesas de la directiva. Un día le preguntaron a Barrios por ese chico que tenía ángel y metía goles como churros. Hasta 92 había firmado en una sola temporada cuando era todavía un crío. Pero el ´Tigre´ hizo oídos sordos a la progresión imparable del de Geneto.

La oportunidad para el delantero llegó de la mano de Amaral, justo después de aquel triunfo sobresaliente contra el Laguna. Estaba el filial de Fabián Rivero en un momento tan dulce que le salía todo. Un portero de garantías (Samuel), una zaga de garantías (Josito, Zeben, Faruk y Jonás) una medular que avasallaba a los rivales (Ricardo y Raúl Barcos) y este delantero de Geneto que convertía en gol todo lo que tocaba al lado de otro que también llegó lejos, Tommi Correa, ahora en Austria. Un consejero al que Pérez Ascanio había ocupado de la cantera tomó buena nota en aquella mañana en el Francisco Peraza del olfato anotador del punta. Y junto a Ricardo y otro jugador más (Jonás) subieron al primer equipo al día siguiente de la mano de David Amaral, su gran valedor. Un día pronosticó que Ángel valdría millones de pesetas y no se equivocó. No en vano, este verano ha sido –junto a Chuli- el delantero más codiciado del mercado y aquel que más ofertas recibió. Más de una decena.

Lo que vino después de su salto al primer equipo fue la confirmación de que Ángel no solo valía para marcar goles en Tercera. Él fue también el gran protagonista de un amistoso entre semana contra el Munich 1860 alemán y, el fin de semana, se erigió en héroe del Heliodoro por primera vez en una contienda durísima contra el Murcia. Sustituyó a Toñito, llegó, vio y venció. Suyo fue el tanto definitivo.

Desde entonces y hasta acabarse su etapa como blanquiazul, Ángel vivió con la camiseta del Tenerife los momentos más intensos de toda su carrera: participó junto a su amigo Ayoze García de la victoria imprescindible –otra vez con el Murcia como víctima- para mantener al club en Segunda, lloró en Mestalla por el descenso cruel en la última jornada contra el Valencia y disfrutó como el que más la fiesta de Montilivi en aquel irrepetible equipo de Oltra. Entre medio dos cesiones (una al Castilla, infructuosa, y otra mucho más provechosa al Osasuna Promesas) y dos directores deportivos. Ángel se fue porque Santiago Llorente y Juan Amador le metieron prisas y hasta le fijaron un ultimátum para aceptar la oferta de renovación que le planteó aquel día el Tenerife. De Serrano su concepto es mucho mejor. Hasta Éibar se fue el pucelano para tratar de persuadirle para que volviera. Rodríguez aún mantiene la esperanza de que su camino y el del Tenerife se crucen de nuevo. Por lo pronto, se verán otra vez este domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine