Baloncesto. Liga Endesa

Un base para cubrir a San Miguel

El Iberostar tiene previsto incorporar, al menos de manera temporal, a un director de juego para paliar la fascitis plantar que no termina de superar el jugador aragonés

12.10.2015 | 00:09

Movimiento prematuro, necesario e inesperado. Pese a que el cuerpo técnico del Iberostar Tenerife había puesto el cerrojo a su plantilla para esta campaña tras la llegada de Kerry Carter, el devenir de la parte final de la pretemporada y del comienzo oficial del curso han obligado a los rectores deportivos aurinegros a variar de parecer. Contratiempo físico personificado en los problemas que arrastra desde hace meses Rodrigo San Miguel y que han impedido al base zaragozano rendir en plenitud de condiciones. Por ello, el conjunto aurinegro ha venido sondeando el mercado para reforzar dicha posición hasta que Rodrigo deje atrás su fascitis plantar.

La idea del Iberostar es intentar tener en la Isla lo más pronto posible a un jugador, al menos a prueba, para no forzar a San Miguel en su proceso de recuperación. En base al rendimiento de dicha incorporación y a la evolución de Rodrigo, su permanencia en la Isla se prolongaría más o menos tiempo. El aragonés padece dicha fascitis plantar desde hace algunos meses y aunque la programación anterior al verano se había realizado para que el dorsal 00 llegara en condiciones a la Isla a finales de agosto, lo cierto es que no ha sucedido así.

San Miguel ya se perdió los entrenamientos en cancha de las primeras semanas de pretemporada, en las que solo pudo trabajar de manera específica, y casi siempre en la enfermería. Algo ya recuperado de sus molestias el aragonés se fue incorporando al trabajo poco a poco, si bien las dolencias no han remitido. Así, Rodrigo solo ha podido tomar parte en dos de los encuentros de esta fase de preparación. No participó en el entrenamiento conjunto frente al Ratiopharm Ulm, ni tampoco en el primer duelo del Trofeo Ciudad de Palma ante el CAI Zaragoza. Sí jugó 10 minutos al día siguiente contra el Estudiantes, pero de nuevo tuvo que ser reservado por Martínez en la presentación de los aurinegros en el Santiago Martín de los suyos frente al Sevilla.

Ya en el último choque de preparación, disputado hace ocho días en Valencia, San Miguel participó algo menos de 17 minutos. El sábado en Badalona, el jugador canarista tuvo que probarse en medio del calentamiento para saber si estaba en condiciones de poder jugar, algo que finalmente realizó durante casi 15 minutos. Sin embargo, las molestias no remiten y su nivel baloncestístico no se acerca al de temporadas anteriores. A ello se suma la baja de Saúl Blanco y el proceso de adaptación de Kerry Carter. El ex de Saint Mary´s fue el último en llegar, está pasando por el obligado peaje de debutar en el baloncesto europeo y además no termina de estar cómodo cuando ha tenido de ejercer de manera puntual como uno. En este sentido, y durante la segunda parte del partido del Olimpic, Martínez tiró durante casi dos minutos de White en el puesto de dos mientras San Miguel estaba en cancha.

Richotti, inamovible

Esta situación deja a Nico Richotti como escolta principal y casi único. El de Bahía Blanca, que en ocasiones en cursos anteriores, había asumido la labor de base, es ahora mismo el único dos natural y solvente del equipo, por lo que trasladarlo a la dirección de juego podría suponer una descompensación del plantel canarista. De hecho, en Badalona estuvo en cancha más de 32 minutos, mayor cantidad de tiempo a la que suele exprimir habitualmente el técnico aurinegro a sus jugadores. Por ello, para ganar en equilibrio, y para evitar que la lesión de San Miguel pase a mayores por forzarle, al Iberostar no le quedará otra que mover ficha. Un movimiento que podría ser inminente.

Davin White, máximo asistente de la competición tras la primera jornada

A pesar de la derrota colectiva en Badalona, el debut del Iberostar Tenerife en el curso 2015/16 dejó un par de actuaciones notables a nivel individual. Así, el base aurinegro Davin White acaba la primera jornada como el máximo asistente de la competición, con un total de ocho pases de canasta, uno más que los dados por el exaurinegro Luke Sikma en el triunfo del Valencia frente al Real Madrid. Estas ocho asistencias de White –más las cinco de Richotti– colaboraron a que el conjunto lagunero sea, tras el estreno de la Liga Endesa, el mejor equipo en este apartado, con un total de 22 pases que acabaron dentro de la cesta rival. El otro jugador del cuadro tinerfeño que aparece en un lugar destacado de las estadísticas es Javi Beirán, autor de 12 rebotes (tres ofensivos), una parcela en la que solo fue superado por el pívot del Herbalife Gran Canaria Alen Omic, con 13 rechaces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine