Innovación aeroespacial llega al deporte

Alter-G, de la NASA a Tenerife

DCarvier es el único centro de Canarias que dispone de la tecnología que permite eliminar hasta el 80% del peso corporal, lo que favorece la recuperación de las lesiones

05.10.2015 | 11:08
El ultrafondista Eduardo Cebrián accedió a probar la tecnología Alter-G y luego contar sus sensaciones.

Además de ser grandes deportistas, ¿qué tienen en común Rafa Nadal, Andrés Iniesta, Messi, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo, Lebron James o Kobe Bryant? Primero, debido a su profesión en algún momento de los últimos meses han estado lesionados. Segundo, todos ellos han recurrido a los últimos avances tecnológicos para recuperarse y poder rendir al máximo de sus posibilidades en un mundo tan exigente como el deporte profesional. Tercero, también todos han usado la tecnología Alter-G para acelerar con éxito el tiempo de rehabilitación y recuperación de sus dolencias. Esta nueva línea de trabajo tiene un amplio recorrido no solo para deportistas sino también para el público en general. Pues bien, de las 15 máquinas que existen en estos momentos en España en centros especializados, una de ellas se encuentra en La Laguna, concretamente en DCarvier FisioClinic (C/ Quintín Benito 35, Parque La Constitución, 922825465, www.dcarvier.es).

El sistema fue originalmente ideado por el doctor Robert Whalen para diseñar programas de ejercicios efectivos para los astronautas de la NASA. La tecnología de diferencia de presión de aire (DAP) ha sido adaptada por Alter-G para su uso en la rehabilitación y entrenamiento. El fundamento es sencillo: la tecnología Alter-G permite eliminar hasta el 80% del peso corporal mientras el usuario se ejercita encima de la cinta. Es decir, si con la carrera normal el impacto que hace el pie con el suelo es equivalente a dos veces el peso corporal, en ingravidez, éste se puede reducir a menos de la mitad. La ingravidez significa que el usuario puede correr, caminar, saltar y hacer ejercicios de soporte de peso en el equipo sin afectar las articulaciones, la espalda baja, las rodillas y los tobillos.

Javier Redondo, gerente de DCarvier, llega a conocer esta novedosa tecnología de una forma un tanto especial. Según confiesa, "yo vengo de otro ramo, el de la moda, pero definitivamente me decanté por la salud. Después de acudir a varios sitios en Tenerife en busca de lo que me hacía falta para mi propia rehabilitación, ví que no daban la talla, que no era lo que yo quería. Empezamos a investigar y poco a poco encontramos un gran campo en el que podíamos desarrollarnos como centro".

"No es que solo tengamos la máquina Alter-G nosotros, sino que contamos con técnicas punteras como la tecnología de Radiofrecuencia Medestec, a la que yo llamo ´La Milagrosa´ porque logra recuperar lesiones de dentro hacia fuera. La acción térmica disminuye la sensación de dolor y favorece la regeneración de los tejidos, como consecuencia del aumento de la oferta vascular. ¿En qué repercute esto? Pues reduce el tiempo de recuperación y equilibra y regenera el organismo. Y lo mejor es que todo el tratamiento es indoloro, no genera ningún tipo de dolor. También tenemos un servicio de podología, porque casi la gran mayoría de las lesiones se producen por los pies, y tenemos la distribución en exclusiva de unas plantillas alemanas especiales para tratar la fascitis plantar. Además, contamos con servicios de estética, asesoramiento en productos dietéticos, entrenamiento personal, logopedia y psicología", indica Redondo, que asegura que "el centro no se pensó como primera opción para deportistas, que es un campo muy amplio y en el que ahora sus beneficios empiezan a ser visibles , sino para personas que han tenido lesiones, operaciones, accidentes de tráficos, ictus, personas obesas, etc...".

Raúl García, Oteópata y Quiropráctico, es el director de DCarvier, y cuenta con un amplio número de profesionales y especialistas a su lado: Adriana Bosch (Fisioterapeuta y Rehabilitación), Francesco Daveri (Fisioterapeuta, que ha trabajado con equipos de Primera División de la Liga Italiana y en España en el Rayo Vallecano y el Atlético de Madrid de Cholo Simeone campeón de Liga), Concepción Arguëlles (Médico Homeópata), José Luis González (Acupuntor y Pedagogo), Jessica Piñeira (Logopeda), María Gema Fernández (Psicóloga), Maica Sabina (Podóloga), Yolanda Martín (Esteticista y Quiromasajista), Luis Alberto Rodríguez (Entrenador Personal).

García es el que mejor conoce las bondades y los secretos de la máquina Alter-G. Como primera explicación comenta que "permite a la persona aumentar su fuerza, rendimiento cardiovascular y aérobico, etc y todo ello sin que las articulaciones sufran" para luego hablar de un caso particular. "Podemos tomar como ejemplo el de Paul Santos (triatleta de Guía de Isora subcampeón de España de Larga Distancia y campeón del Medio Enduroman Lanzarote, entre otros títulos). Antes del Nacional vino por aquí con una tendinitis en el Aquiles y no podía correr ni cien metros en la calle. Dos semanas antes de la competición, hacía entrenos de una hora o más en la máquina sin ningún tipo de dolor o problema. Alter-G te permite, aún estando lesionado, mantener la fuerza, el tono muscular y todo el sistema cardiovascular de un entrenamiento de alta intensidad. Como no hay presión no hay molestias".

La mecánica es sencilla. La persona se pone una malla corta que tiene una cremallera; una vez se sitúa dentro de la máquina y encima de la cinta, se procede a abrochar esa cremallera para crear un efecto de vacío. Completado este paso, la máquina empieza a inflarse hasta formar un compartimento estanco. Con absoluta libertad de movimientos, la persona puede ir disminuyendo la gravedad y aumentar la velocidad de zancada, siempre con la dirección y supervisación de Raúl García. El concepto también es claro. Dependiendo de la lesión o el objetivo deportivo que se persiga, el tratamiento es individualizado y los parámetros de funcionamiento de la máquina varían en cada caso.
Todo el sistema se complementa con una cámara que se sitúa detras la máquina en la que se filma el modo en el que pisa la persona. Un monitor delante de la máquina permite en todo momento ver la zancada que estamos llevando. La única limitación que existe para utilizar la Alter-G la dan las medidas corporales: más de1,35 metros y hasta 2,05 metros de altura.

El director de DCarvier explica que, al contrario de lo que mucha gente podría pensar, tener la posibilidad de recuperarse con la última tecnología de la NASA no tiene un precio desorbitado. "Todo va a depender del tratamiento o el uso que se le vaya a dar a la Alter-G. No es lo mismo si un atleta viene a hacer un entrenamiento único y específico, al que le aplicamos la tarifa normal de 45 euros, que es similar a la de los otros centros que hay en España. Luego, si prefiere cinco, diez o más sesiones, el precio se rebaja considerablemente. Normalmente, los deportistas –no solo atletas o triatletas, sino también árbitros de fútbol acuden al centro lagunero– vienen dos o tres semanas antes de una gran competición y hacen entre tres y cinco sesiones. En el caso de la rehabilitación es diferente, porque la persona tiene a su lado a un fisioterapeuta en todo momento y la supervisación es total. Quizá lo más económico son las sesiones de control de peso, que transcurren en torno a los 20-30 minutos y en las que el propio paciente es el encargado de subir y bajar el ritmo. Por resumir, el baremo va entre 18 y 45 euros, pero teniendo en cuenta el número de sesiones que se van a dar. Siempre hay flexibilidad en los tratamientos y presupuesto".

"Esta última tecnología se está poniendo de moda por sus múltiples beneficios y ningún inconveniente, pero todavía es desconocida para muchos deportistas y clubes y también para sus fisioterapeutas, médicos, etc. Por la experiencia que tenemos con nuestros pacientes y atletas estamos seguros de que cuando la conozcan se van a quedar encantados", concluye Raúl García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine