Baloncesto . Liga Femenina II

Otro año de convivencia obligada

La isla volverá a contar, como si ya fuera una tradición, con dos clubes en la segunda categoría del basket femenino nacional, el Clarinos Ciudad de los Adelantados y el Adareva Tenerif

03.10.2015 | 00:45

Regreso a la tradición. El Clarinos Ciudad de los Adelantados y el Adareva Tenerife arrancan este fin de semana su participación en el Grupo A de la Liga Femenina II. Convivencia que, irremediablemente, supone una división de poderes, y que devuelve el panorama cestista isleño a un estado que ya viviera en la máxima categoría hace tres décadas (con el Cepsa Tenerife y la Junta del Puerto), que se repetiría posteriormente en Primera con el Isla de Tenerife y el Hogar Escuela; y que se ha convertido en situación natural en las últimas temporadas. En este caso la cohabitación se produce con dos clubes del mismo municipio, La Laguna, y también de relativo nuevo cuño.

El Clarinos, en su segundo año de existencia, repite en la categoría de plata, toda vez que su descenso deportivo del pasado curso quedó sin efecto ante la ampliación de la categoría aprobada este verano por la Federación Española. Una segunda oportunidad que sobre el papel debería hacer de las de Claudio García un conjunto más solvente, si bien la profunda reestructuración de su plantilla convierte a las moradas en una total incógnita.

El Adareva, por su parte, tratará de darle continuidad a la trayectoria ascendente que en apenas siete años le ha situado en el segundo escalón del basket femenino español. Con la base que le dio el ascenso el pasado curso, María Sosa ha apuntalado su plantilla con varias jugadoras con las que debe apuntar hacia la permanencia. Sería el primer paso de un crecimiento que según los rectores del club deben situar a las de Finca España en candidatas a la Liga Femenina I en un corto plazo de tiempo.

Los equipos tinerfeños han quedado encuadrados en el Grupo A, cuando el año pasado el Clarinos tuvo que competir en el B. Por tanto, todos sus rivales serán inéditos este curso 2015/16. Más complicación en los desplazamientos (zona Norte y Extremadura), pero sobre el papel, los conjuntos laguneros se toparán este curso con adversarios de un nivel algo más asequible, toda vez que se evitan a los temibles conjuntos madrileños. Aún así, Al Qázeres, Arxil y León destacan entre los conjuntos de mayor potencial. Dejar a dos equipos por debajo será suficiente. Alcanzar las cuatro primeras plazas para aspirar al ascenso ya parecen palabras mayores.

Seis clubes en solo 14 años

La situación que este año vivirán el Adareva y el Clarinos es solo un episodio más de la división que en estos últimos tiempos ha presidido el baloncesto femenino de primer nivel en la Isla. Y es que en apenas 14 años han sido seis los clubes diferentes que han pasado por la Liga Femenina II. Diversidad originada por la imposibilidad de llegar a acuerdos con los que aunar esfuerzos y que, en los cuatro casos anteriores, se vio abocado a la desaparición de las respectivas entidades. La primera coincidencia se produjo en el curso 01/02 con el Universidad y un Symel (Isla de Tenerife) que acabó subiendo. Ya en la campaña 06/07 repitieron de nuevo dos clubes isleños, el Uni-CajaCanarias y el Isla de Tenerife. División de fuerzas que se mantendría, con los mismos protagonistas, otros cuatro cursos más. Ahí el Cabildo Insular trató de atajar los problemas económicos que arrastraban ambos y cogió el toro por los cuernos, obligando a una fusión que acabó siendo de corto recorrido (solo dos campañas) y con un polémico cambio de directivas entre medio. En el verano de 2014, y tras todos los intentos fallidos irrumpía un Clarinos nacido de la nada. Ahora, con un progresión que parece más firme, entra en escena el Adareva. C. G.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine