Baloncesto. Copa Isola

Un Iberostar por madurar

El cuadro lagunero va de más a menos y cae en la presentación ante su afición (Iberostar Tfe. 70-CB Sevilla 75)

02.10.2015 | 02:06
Abromaitis machaca ante la mirada de varios rivales y compañeros.

Nueve días para trabajar a fondo. Esa debe ser una de las consignas de este Iberostar Tenerife de aquí a su debut liguero en Badalona del sábado 10 a tenor de lo visto en el duelo de anoche, el de la presentación ante su afición. Un partido, contra el Baloncesto Sevilla en el que los de Alejandro Martínez fueron de más a menos. Un arranque de mucha chispa y cargado de soltura, pero que derivó en una notable espesura y unas preocupantes, por momentos, lagunas defensivas que sirvieron en bandeja a su rival la consecución de la I Copa Isola.
Anoche el Iberostar Tenerife fue intermitente, más de lo debido. Altibajos, sobre todo en defensa, que hicieron estéril la aportación ofensiva de Nico Richotti, casi siempre muy solo en la parcela ofensiva, toda vez que nadie más en el perímetro le acompañó, mientras que en el interior los postes del cuadro sevillano le ganaron la partida de largo tanto a Blagota Sekulic como a Xavi Rey. Desequilibrio a la postre clave en la suerte definitiva del encuentro.

Pese a las deficiencias del final, supo gestionar bien el Iberostar la pegajosa defensa del Sevilla en el arranque de partido. Con paciencia y posesiones largas el cuadro insular fue poco a poco poniendo tierra de por medio, gracias en parte también al pico de forma que mantiene Richotti. Aún así, en apenas medio cuarto ya habían anotado los cinco titulares aurinegros (13-4), cada vez más sueltos tras varias buenas defensas (en especial por anticipación) y al control del rebote en su propia canasta.

La renta local toco techo con un triple de Sekulic (16-6) pero a partir de ahí los de Martínez empezaron a atascarse delante (por momentos White y Carter parecieron no saber bien dónde situarse) y a dejar de ser tan sólidos atrás. Así, con la efectividad de Slokar y tras varios tiros liberados de los andaluces, el Iberostar recibió un parcial de 2-11 que lo situaba en desventaja por primera vez en todo el partido (21-22).
Richotti paró la sangría con 4 puntos seguidos después de una técnica a Slokar, pero el Iberostar no terminaba de estar cómodo. Ni delante ni detrás. El choque se metió el continuas y mínimas alternativas en un marcador con signo positivo para los canaristas al descanso gracias a la movilidad bajo aro de O´Leary y una penetración final de mucha chispa de Richotti (33-32).

No fue capaz el Iberostar tras el descanso de salir de la dinámica de los minutos anteriores. Más bien al contrario. En defensa Sekulic sufrió con Balvin, Nico se las tenía tiesas para frenar a un inspirado Bamforth, y además algún rebote rebote ofensivo dio segundas opciones a los de Casimiro (34-41). Y delante los isleños solo sumaban a cuentagotas desde el tiro libre, hasta el punto de que la primera canasta en juego de los isleños llegó tras más de cuatro minutos de juego (40-43).

Siempre a remolque y sin dar nunca con la soltura necesaria, el Iberostar siguió agarrado al partido gracias al acierto de Carter y un triple final de Beirán (51-54). A los escasos cuatro lanzamientos convertidos en todo el tercer cuarto, los laguneros sumaron en su debe tres pobres defensas consecutivas en el arranque del último acto (51-60). Un error quizá un tanto grave pese al tramo de pretemporada por el que caminan los aurinegros, y más lesivo aún ante ese paso al frente atrás que quiere Martínez de su equipo para este próximo ejercicio.

Obligado a parar el vendaval que se le venía encima, el banco del Iberostar pidió tiempo muerto. El parón, sin embargo, resultó infructuoso. Más inteligente y efectivo, y siempre mejor plantado, el Sevilla supo mantener a salvo su renta y ponerle la puntilla al partido con un triple de Anderson (59-69). Los locales, limitados por las faltas de Abromaitis y Richotti, y la ausencia por lesión de San Miguel, parecieron ir en la reservar. Aún así, un último arreón dio vidilla a los locales (68-73 a 57"), pero de nuevo una mala defensa (rebote defensivo no capturado y falta posterior al límite de la posesión) imposibilitó cualquier opción de pelear por el triunfo. Anoche el Iberostar dejó algunos destellos que invitan al optimismo, pero también, y no pocos, elementos por pulir y perfeccionar para ser el equipo guerrero y descarado que quiere su entrenador. Toca apretar tuercas para lograrlo.


Iberostar Tenerife (19+14+18+19): Davin White (4), Nico Richotti (17), Javi Beirán (9), Tim Abromaitis (5), Blagota Sekulic (10) -inicial- Kerry Carter (8), Will Hanley (5), Ian O´Leary (8) y Xavi Rey (4).

CB Sevilla (13+19+22+21): Nenad Miljenovic (4), Scott Bramforth (14), Berni Rodríguez (4), Bostjan Nachbar (2), Ondrej Balvin (12) –inicial–, Jermaine Anderson (5), Uros Slokar (16), Pierre Oriola (6), Ladontae Henton (11), Alfonso Sánchez (1) y Emanuel Cate (0).

Árbitros: Paco Araña (Canarias), Míchel Pérez Niz (Canarias) y Víctor Mas (Cataluña). Señalaron técnica Slokar (15´). Eliminaron a Abromaitis (38´).

Parciales: 11-4, 19-13, 27-24, 33-32 –descanso–, 40-47, 51-54, 57-64 y 70-75.

Incidencias: Pabellón Insular Santiago Martín. Primera edición de la Copa Isola, ante 3.903 espectadores. En el palco estuvieron, entre otros, el director general de Deportes, José Francisco Pérez; y Raúl Agné, entrenador del CD Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine