Fútbol . CD Tenerife

Aitor Sanz: "Con el partido del domingo logré quitarme un gran peso de encima"

30.09.2015 | 11:14
Aitor Sanz, durante el entrenamiento de este lunes.

Aitor Sanz reconoce que su rendimiento hasta este pasado domingo había estado por debajo de sus propias expectativas, lo mismo que el del CD Tenerife.

El capitán blanquiazul no pudo participar de la primera victoria de su equipo en liga por sanción, por lo que tuvo que esperar al duelo ante el Mirandés para redimirse de sus anteriores actuaciones. Con un gol, una asistencia y un juego más que notable pudo por fin reencontrarse con su mejor versión y también con un Tenerife ganador.

Qué gran capacidad tienen las victorias en el fútbol de cambiarlo todo, ¿no cree?
Tampoco tenemos que confundirnos. Ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos. Lo que tenemos que pensar es que hemos encontrado una forma de jugar y una línea de trabajo que es lo que nos puede llevar a sumar puntos, insistir en ellas sin perder de vista las cosas que hemos hecho mal.

Pero se ha conseguido, de momento, revertir la situación de manera radical, a través de dos victorias, cinco goles a favor y ninguno en contra.
Sí, desde el punto de vista de los resultados poco más se puede pedir. El equipo ha hecho un gran trabajo, ha empezado a crecer desde la solidez defensiva que es desde donde se tiene que progresar y a partir de ahí hacernos fuertes como equipo y encima arriba hemos tenido la suerte de hacer goles. Ese es el camino y a ver si en los próximos partidos podemos seguir en esa misma línea.

¿De dónde ha sacado fuerzas su vestuario para sobreponerse a esos resultados anteriores tan negativos?
Un poco gracias al trabajo de cada semana, con la guía del míster, que es quien nos marca el camino y nos dice en qué debemos insistir y dónde tenemos que dejar de cometer errores. Además de con el sacrificio y el carácter de toda la plantilla. Al final es el colectivo el único que consigue salir de las dificultades y gracias a dios tenemos un gran grupo y buena comunión con el cuerpo técnico, que es la clave de todo.

¿Son conscientes los futbolistas de que han conseguido salvar el pellejo a Raúl Agné con estos últimos resultados?
Aquí no le hemos salvado el pellejo a nadie, nos salvamos todos mutuamente porque cuando las cosas no van bien el entrenador es el primer cuestionado pero también es el primero que quiere que todo vaya bien y si no ocurre así, todos somos los perjudicados. Aquí todos estamos en el mismo barco, todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad cuando las cosas van mal y al final con el trabajo de todos y unidos es cómo se puede salir de situaciones comprometidas y mirar hacia delante.
¿El partido de este domingo ante el Mirandés supuso también una liberación para usted en particular por su buena actuación, con gol incluido?
Si, porque al igual que el equipo no tuvo un buen comienzo el mío fue muy negativo. La verdad es que el partido del domingo me ha quitado un poco de presión porque no he tenido unas buenas semanas, ha sido una fase del año en la que lo he pasado mal y, francamente, sí que este partido ha servido para quitarme un gran peso de encima, para seguir creyendo en mis posiblidades. Pero estoy más contento por lo que ha reportado anímicamente este triunfo al equipo.

¿Confía en que este va a suponer el despegue definitivo del Tenerife?
No sé si será definitivo pero sí creo que que nos ha mostrado la línea a seguir, a partir de la cual debemos seguir progresando como equipo. Luego, el año es muy largo, vendrán baches, vendrán buenas rachas, pero hemos encontrado la manera en la que hay que jugar y es en lo que hay que insistir. Siempre habrá aspectos que mejorar, que matizar, si bien esta es la idea.

¿De ganar ahora en Almería se conseguiría reponer absolutamente toda la confianza que su equipo pudo perder durante los primeros partidos del campeonato?
Va a ser un encuentro muy complicado. Se trata de uno de los clubes con mayor presupuesto de la categoría, cuyo primer equipo no está atravesando por un buen momento, del que nosotros trataremos de aprovecharnos. Lo que intentaremos hacer es lo de estas dos últimas semanas: ser un equipo sólido atrás, intentar acabar con la portería a cero y luego aprovechar las ocasiones arriba. Nuestros delanteros están haciendo goles, así que hay que confiar en que esto puede suceder así.

Habrá sido una gran satisfacción para usted y sus compañeros haber visto cómo por fin los aficionados blanquiazules se marcharon el domingo felices para sus casas, ¿no es así?
Al final la gente lo que quiere es ver ganar a su equipo y si encima observa que sus jugadores lo hacen con energía, rabia, llegando a la portería contraria y acosando al contrario, muchísimo mejor. Lo intentamos en cada partido, hay días que sale y otras que no, pero en esta ocasión se pudo comprobar cuál fue nuestra intención desde el principio, eso hace que la gente te arrastre y cuando se da esa comunión entre seguidores y futbolistas, es difícil que las cosas vayan mal.

Este pasado fin de semana los veteranos del CD Tenerife le han entregado un premio, ¿le ha hecho ilusión ese reconocimiento del colectivo de exjugadores del representativo?
Siempre gusta que a uno le reconozcan su trabajo, pero en este caso aún más. Porque viene de personas que han pasado por aquí, que saben lo que es llevar la camiseta del CD Tenerife, que saben lo que representa salir a jugar cada domingo y entrenar durante la semana, que tiene una parte bonita pero también otra dura. Y que entiende y sabe de fútbol. Le doy especial valor a este galardón por las personas que me lo han concedido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine