Reto cumplido

La mitad de las parejas inscritas culmina el exigente desafío Faro a Faro, una ruta no competitiva entre Anaga y Buenavista

28.09.2015 | 14:07
Reto cumplido

La segunda edición de la Fonteide Faro a Faro maravilló por dureza, belleza de paisaje y nivel de los participantes. Un reto que atravesó Tenerife de Este a Oeste non-stop, con salida a las 8:00 horas de este pasado sábado en Anaga y que culminó más de un día después -alrededor de 28 horas- para la primera pareja, Felipe Neri Rodríguez y José Ángel Perdigón (Clator 3.7), en Buenavista. El Club Deportivo 7Raid asume la logística de una prueba no competitiva que ya puede presumir de tener su sitio en el listado de desafíos por hacer en el Archipiélago.

Más de 16.000 metros de desnivel acumulado y el paso por 16 municipios bien merecen la pena. Iniciaron el reto 30 parejas y más de la mitad se quedaron, por diferentes circunstancias, sin cumplir con el objetivo. La mayoría ya piensa en 2016. También ilustres del trail internacional como Nerea Martínez, que sufrió la humedad, el frío en altitud y la deshidratación antes de coronar el Teide. Por La Rambleta ya iba su compañero de viaje, Sergio Tejero, junto a los dos componentes del Clator 3.7, que el año pasado se quedaron sin tomar parte en el reto al cerrarse el cupo de inscritos.

"Ellos iban sin GPS -sí lo tenían pero apenas lo utilizaron- y era increíble cómo sabían las piedras que había en cada lugar", manifestó Sergio Tejera ya en Teno, plenamente encantado por terminar y por disfrutar de un lujo para la vista, "especialmente en Anaga". Poco a poco fueron alcanzando la meta las diferentes parejas, exhaustas y felices por cubrir la exigente distancia. Atrás -sobre las piernas- quedaron 140 kilómetros para el recuerdo y un sinfín de sensaciones que contar, que añadir al contador personal de cada uno.

Por los caminos desde Anaga se grabaron en la memoria muchas anécdotas y, sobre todo, una mezcla de satisfacción y alegría difícilmente razonable para aquel que no entienda de aventura, orientación y vida al aire libre. El Teide, de noche, dictó sentencia. Cero grados y sensación térmica inferior de -4º que no dejó indiferente a nadie. El Rosario, La Orotava, Guía de Isora y Buenavista fueron los puntos de avituallamiento de una Fonteide Faro a Faro que promete regresar el próximo año aún con más fuerza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine