Fútbol. CD Tenerife

Rivero ya ejerce de candidato

El expresidente del Gobierno de Canarias inicia una serie de reuniones con algunos de los principales actores del proceso sucesorio

24.09.2015 | 13:25
Paulino Rivero, durante su etapa como presidente del Gobierno de Canarias.

El expresidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero (El Sauzal, 1952), ya ejerce como aspirante a la presidencia del CD Tenerife. Según ha podido confirmar la opinión, el que fue máximo responsable del Ejecutivo regional durante los últimos ocho años (2007-2015) ha iniciado una ronda de reuniones con algunos de los actores principales en el proceso sucesorio en el conjunto blanquiazul.

El objetivo de Rivero es garantizarse el apoyo de los grandes accionistas de la institución –ya tiene el de Amid Achi y Juan Fuentes– y saber que le respaldarán una vez que anuncie que optará al cargo. El expresidente del Gobierno canario prevé presentarse ante la opinión pública como un hombre propuesto por estos empresarios. Si se sigue el plan establecido por éstos, pronto anunciará ante los medios de comunicación que le han invitado a ser el nuevo presidente y que ha aceptado concurrir a la asamblea electiva de 2016. Ése será su discurso.

Una de las principales preocupaciones de Rivero es que su camino al cargo esté absolutamente expedito y libre de obstáculos. Tal y como informó este periódico el pasado mes de agosto, a él y a sus más afines aliados en esta causa les favorecería un escenario sin adversarios. De ahí que Amid Achi, su gran valedor, insista en sus diversas comparecencias públicas en la conveniencia de una elección por aclamación. "Sería lo mejor, pues nos evitaríamos dos meses de debate y de reproches", expone.

Adversarios

Por lo pronto, en las reuniones mantenidas hasta la fecha Rivero se ha asegurado de que no habrá ningún otro candidato que rivalice con él por el apoyo de los grandes empresarios de la institución. Dicho de otro modo, se ha cerciorado de que no habrá otro aspirante de la cuerda de los accionistas de referencia. En las últimas semanas se había especulado con que el directivo Corviniano Clavijo pudiese optar a la presidencia, pero fuentes del actual consejo de administración exponen que nunca lo hará si Rivero va a concurrir al proceso electivo.

Vistos sus últimos movimientos, el político nacionalista está seguro de dar este paso. El pasado viernes se vio con Concepción y Achi en una reunión organizada por Andrés Orozco, delegado en Canarias de Caixabank, que también ve con buenos ojos esta candidatura en ciernes. No obstante, asistentes a este encuentro matizan que éste no fue pergeñado para hablar exclusivamente de este asunto y que del cónclave participaron también otras personas cuya identidad no ha sido revelada.

Si nada lo remedia habrá un duelo a dos entre el expresidente del Gobierno y el exfutbolista Pier Luigi Cherubino. Aunque ambos mantienen una muy cordial relación, el primero de ellos le ha excluido de esta ronda preliminar de contactos para calibrar cuál es su situación ante las próximas elecciones. No ha habido aún ninguna proposición a Cherubino para que se integre en la plancha de Rivero y haga realidad así el deseo de Amid Achi, impulsor de esta candidatura y que aspira a que el nuevo presidente sea elegido por aclamación, sin campaña electoral ni debates previos. Esta idea no gusta demasiado a Fernando Clavijo, presidente del Ejecutivo regional, ni a Carlos Alonso, del Cabildo Insular. Ambos se han manifestado a favor de que exista una pluralidad de aspirantes para que los socios tengan donde elegir.

"Sin querer influir en la designación de dirigentes deportivos, no estaría mal que hubiese varios candidatos", indicó el máximo mandatario de la corporación insular el pasado martes en Radio Club Tenerife.

La idea de que Rivero pudiera ser el sucesor de Concepción es la que cuenta con más posibilidades de hacerse realidad y se la atribuye Achi a sí mismo. El propio empresario tinerfeño explica que la sugirió en público por vez primera hace nueve meses, pero sin desvelar quién era el predilecto candidato al que se refería. "En mis negocios también tengo esta visión de futuro, quizás veo las cosas antes que los demás", apunta. En cualquier caso, algunos de los grandes empresarios –controlan hasta el 38% del accionariado blanquiazul– han manejado hasta el último momento otras alternativas por si el expresidente de Coalición Canaria (CC) hubiese declinado concurrir a la asamblea de febrero, que será cuando se renueve el consejo de administración del Tenerife. Entre los aspirantes en los que se pensó figura José Fernando Rodríguez de Azero, conocido por su labor al frente de la CEOE.

El papel de Pier

Las reuniones entre algunos de los protagonistas de este proceso se sucederán a lo largo de los próximos días. Sin ir más lejos, para la venidera semana hay programado un nuevo cónclave para perfilar algunos detalles importantes. Poco se sabe de la lista con la que se presentará Rivero, del modo que escogerá para anunciar su candidatura ni tampoco si hará caso a Achi, que le propone una plancha sin uno solo de los grandes empresarios (Pedro Suárez, Indalecio Pérez, el propio Miguel Concepción) que controlan los más numerosos paquetes de acciones. Otra duda por definir es si el cargo será remunerado en el próximo mandato.

En cuanto a Pier, sigue convencido de que una alianza con Rivero supondría una traición a quienes le han respaldado desde que anunciara su intención de suceder al actual mandamás tinerfeñista. Lo hizo en una intervención radiofónica hace dos años, en agosto de 2013, y desde entonces las adhesiones al exjugador no han hecho sino crecer. En la última junta se personó con el respaldo de más de mil accionistas, mientras el presidente del consejo compareció con menos de 400. Sea como fuere, Concepción le ganó con contundencia en número de apoyos por el alto número de títulos que manejan él y quienes les delegaron sus respectivas acciones.

Otra de las incógnitas que aún ha de despejarse es si Corviniano Clavijo irá como vicepresidente en la plancha de Rivero, que estaría encantado de contar con su cooperación en la nueva etapa que, si finalmente gana las elecciones, iniciará en tan solo cinco meses. Su camino al palco ya ha comenzado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine