Baloncesto . Héroes de Europa

Sergio Rodríguez: "Este título es especial porque casi nadie creía que ganaríamos el oro"

"Lo más duro ha sido estar lejos de mi hija Carmela, que tiene solo tres meses", afirma el jugador tinerfeño de la selección española

22.09.2015 | 01:10
Sergio Rodríguez, felicitado ayer por Pau Gasol.

Pletórico, Sergio Rodríguez Gómez (La Laguna, 1986) atiende a la opinión el día después de uno de sus éxitos más relucientes. El mejor base del Europeo consiguió el oro que le faltaba, un título continental que sitúa su palmarés a la altura de los más grandes. A sus dos ligas ACB, dos Copas del Rey, una plata olímpica y al Mundial de Japón añade ahora esta medalla diferente a las demás por varios motivos. "Porque casi nadie confiaba en nosotros y por el afecto del país entero, que hemos notado durante todo el campeonato".

Campeón de Europa, ¿cómo el el día después?

Ha sido frenético. Viajamos por la mañana temprano para volver a España, fuimos a La Moncloa a una recepción, a Callao con la gente a celebrar el título y luego hemos almorzado todos juntos. El día ha sido de celebración, como corresponde. Y la verdad es que estamos muy agradecidos por el respaldo y el cariño de toda la afición. Hemos notado muchísimo todas las muestras de apoyo. Y no solo cuando hemos ganado, sino durante todo el campeonato. El afecto y el respeto se valora especialmente en los momentos más complicados.

¿Han sido conscientes de la pasión que ha generado la selección de baloncesto en esta ocasión?

La selección tiene muchísimo tirón siempre. Y está la gente muy pendiente cada vez que jugamos. Pero este Europeo y este título han sido especiales por muchos motivos. Imagino que porque casi nadie se lo esperaba.

Hace tres años fueron ustedes elogiadísimos por la plata olímpica de Londres después de plantar cara a la mismísima Estados Unidos, pero esta vez se ha conseguido una identificación mayor entre el equipo y el país entero. ¿Tiene la sensación de que ahora se ha desatado todavía una mayor euforia que entonces?

Es quizás por eso, porque no estábamos en la mayoría de pronósticos para ser los campeones. Será por el hecho de ir con bastantes bajas y porque parecía que iba a costar mucho incluso la clasificación para los Juegos Olímpicos. Pero todo cambió en los partidos finales. Después de ganar a Grecia y Francia cogimos muchísima confianza. Y ha sido una gozada ser partícipe de este éxito y estar este año con la selección.
Ha dicho en las últimas horas que lo más duro fue estar lejos de su hija.

Sí (sonríe). Tiene tres meses y he estado casi dos fuera. Ha sido una etapa dura por estar lejos de ella, pero ya se lo contaré todo cuando crezca.

¿Ha sido muy duro el desgaste de tantos días de concentración?

Es que al final son casi dos meses concentrados. Afortunadamente ha sido mucho rato en Madrid y eso me ha valido para estar más tiempo en casa, pero han sido muchos viajes y el torneo ha sido largo. Cuando todo va bien, perfecto, pero los momentos duros son especialmente complicados.

¿Cuál fue el momento de mayor felicidad?

Por supuesto ayer [por el domingo] cuando ganamos y levantamos el título, pero también los partidos de Grecia y Francia, quefueron durísimos. Ganar ante rivales tan potentes y seguir adelante fueron unos estímulos excelentes para toda la selección.

Cuando ganaron a Francia en aquella semifinal que ya ha pasado a la historia de esta selección, ¿supieron que ya el oro no se escaparía?

Hombre, no sabíamos entonces ni contra quién sería la final, Serbia o Lituania, pero teníamos claro que queríamos ganar. Habíamos competido y luchado bien en los momentos más complicados y eso era garantía de que podíamos ser solventes también en el último partido.

¿Es 2015 el año perfecto para Sergio Rodríguez?

Todavía no ha terminado pero esperamos que sí. He tenido mucha suerte este año y he caído en sitios muy buenos en el momento oportuno, y lo digo tanto por la selección como por el Real Madrid. El mérito es obviamente de los equipos en los que he estado y la suerte es mía por tener unos compañeros extraordinarios. Pero lo más importante y lo que hace este 2015 tan especial es, sin duda, el nacimiento de Carmela.

Ha sido, sin duda, el Europeo de Pau Gasol. ¿Se agotan los calificativos para el mejor jugador español de la historia?

Claro, ¿qué voy a decir de Pau? Lleva ya 15 años rindiendo a este nivel pero lo de este año y lo de este Eurobasket ha sido una pasada.
Además, desde el primer día. Su capacidad de liderazgo ha sido incuestionable; ha estado muy, muy, muy bien. El mérito es mayor porque ha estado en todos los partidos, lo cual era complicado por el poco margen que había entre encuentro y encuentro. La verdad es que estoy muy orgulloso de haber compartido con él este título.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine