Fútbol . CD Tenerife

"Estábamos y estamos con Agné"

Suso, el héroe de Palamós, señala que el entrenador "vive su profesión al máximo y seguramente ha sido el que más ha sufrido"

21.09.2015 | 02:00

Por si no hubiese quedado claro la primera vez, el capitán del Tenerife remarcó ayer que el vestuario está absolutamente identificado con el actual entrenador, con sus ideas y su filosofía de juego. Ahora desde la tranquilidad que confieren los tres puntos vitales de Palamós, el héroe del partido quiso acordarse de Raúl Agné y subrayó que tal vez haya sido "el que peor lo ha pasado" con la demora blanquiazul en firmar la primera victoria. En conversación con la opinión de tenerife, Suso indica que el vestuario "estaba y está con el míster".

"Estamos muy contentos porque el equipo necesitaba una victoria y por fin ha llegado", cuenta el de Taco, que se erigió en el gran protagonista de la contienda con sus dos goles en la segunda mitad. Sus aciertos ante el portero Moragón, ambos en apenas nueve minutos, significaron tres puntos y la primera gran alegría del nuevo curso. "El triunfo es una liberación y supone un paso adelante muy importante, que ojalá sirva de impulso", sugiere el tinerfeño.

Para el capitán, "el equipo estuvo bien, fue intenso, se mostró competitivo y se jugó a lo que quería el Tenerife", enunció. "Lo que hicimos sobre el campo fue lo que el míster nos había pedido durante la semana", reveló. Sus dos dianas y la victoria ante el Llagostera, ahora farolillo rojo, lo han cambiado todo. Especialmente, el estado de ánimo. "La semana pasada era casi imposible estar en el vestuario después del partido por la forma en que se había producido la derrota [contra el Oviedo]. La verdad es que estábamos muy faltos de moral", admite Suso, ahora que el temporal parece haber pasado.

Mejoría

A nivel personal, el futbolista de Taco expone que aún no ha alcanzado su mejor versión. "Han sido semanas atípicas para mí", expone el jugador, consciente de que haberse sometido a una "obligatoria" artroscopia hace unos meses le ha condicionado y ha lastrado sus prestaciones durante la pretempoarada. "Al cien por cien no estoy, pero trabajo día a día para encontrarme cada día mejor. Ya en el partido anterior en casa, mis sensaciones fueron mejores", completa.

Santana, que días atrás había admitido su afán por mejorar su capacidad anotadora, cuenta que su eficacia ante el arco contrario la demuestra "a veces sí, a veces no". "Este sábado estuve muy afortunado en ese sentido y espero que el buen trabajo me sirva para seguir sumando goles. "En el 0-1 vi que el portero no me salía y aguanté lo máximo que pude para echársela a un lado; creo que tuve la tranquilidad que seguramente me ha faltado en otras ocasiones; en ese momento en que sabes que puedes anotar, es fundamental un poco de pausa", sugiere.

"El segundo gol es completamente diferente y quizás tardé mucho en disparar", añade. Según el bigoleador blanquiazul, "hay momentos del partido donde vas a muchas revoluciones y te apuras, pero todo tiene mucho que ver con el grado de confianza que tengas sobre el terreno de juego". "Cuando estás suelto, que es como me vi el sábado, todo es más fácil y tomas las decisiones correctas y más oportunas", afirma.
Volviendo al asunto que ha capitalizado la atención en los últimos días, Suso comenta cómo ve a Agné, que abandonó eufórico las instalaciones del Llagostera. "Si te soy sincero, el míster seguramente ha sido el que peor lo haya pasado. Es una persona que lo vive mucho, que está muy identificado con el club... Yo lo dije y lo repito: nosotros estamos con nuestro entrenador", reitera. Y da motivos para creer. "El equipo estuvo muy bien en defensa y sobre todo fuimos competitivos, que es algo que nos estaba faltando. Más que con mis dos goles, me quedo con el buen trabajo que hizo el equipo durante los 90 minutos. Estuvimos muy sólidos, más que nunca en cualquiera de los partidos anteriores", subraya.

Las dedicatorias

Sin duda en su momento más dichoso en mucho tiempo y consciente de que "se ha sufrido mucho de un tiempo a esta parte", elprimer capitán chicharrero dedica su actuación estelar a sus más próximos. "Le quiero brindar los goles a mi madre, que lleva semanas sufriendo porque sabía que yo no estaba bien. Y también a mi novia, que es la que aguanta mi mal humor cuando llego cada día de entrenar", indica.
"Ahora hay que aprovechar esta buena dinámica y toca seguir trabajando con los pies en el suelo. Ni antes éramos tan feos ni ahora somos tan guapos. Se trata de seguir insistiendo en las ideas que nos transmite el míster", agrega Suso, quien ofrece el triunfo "a todo el tinerfeñismo, que lleva sufriendo desde principios de temporada porque las cosas no salían como habríamos querido". "Nuestra gente veía que se resistía la primera victoria y han seguido ahí, con nosotros".

Emprendedor, directivo del San Luis y jugador de billar

Suso Santana es un jugador especial. Carismático donde los haya, se ha metido en el bolsillo a todo el tinerfeñismo a través de coraje, entrega, compromiso... y goles. Este verano tuvo una tentadora oferta de Tailandia pero el club le declaró intransferible. "No quise que nada se supiera, pero al final trascendió", indica. Habría jugado en la misma competición que su amigo Aridane, "que lleva una crecida que no veas", responde cuando se le pregunta por todos los honores y atenciones que se le han dado al grancanario en Asia.

Suso cambió absolutamente como futbolista partir de su etapa en Escocia, en el Hearts, donde aprendió otro idioma, se adaptó a otras costumbres y tuvo que madurar "sí o sí". Si bien en su anterior etapa en el Tenerife era el último de la fila y ni siquiera fue presentado tras ser fichado del Laguna, ahora considera que se ha ganado "con trabajo y con sacrificio" el respeto de todos. Considera un honor llevar el brazalete de capitán del equipo de su tierra y le gustaría retirarse de blanquiazul. "No estaría mal que me renovasen un año más", bromea el isleño, al que le queda de contrato esta temporada y otro más.

Apenas nadie sabe que al billar es todavía mejor que como futbolista, que dedica muchas horas a hacer la vida mejor a la familia del San Luis, club del que es directivo y mecenas. "Por Taco, lo que sea", dice el atacante canario, que acaba de inaugurar en el centro comercial Concorde una tienda que lleva su nombre. "Ha sido gracias al empeño de mi novia", señala. Pronto estarán a la venta camisetas con su propia marca y esta semana habrá descuentos. "Lo prometí si ganábamos", recuerda.

Hombre hecho a sí mismo y tras superar un sinfín de trabas por el camino, ha llegado adonde quería. Su ídolo es Raúl y se declara un poco madridista. No obstante, dice ser "cien por cien del Tete". M.D.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine