Liga Endesa

Davin White: "Es increíble la química que he conseguido tener con todos aquí"

"Para llegar a jugar en la NBA debes estar en el lugar adecuado en el momento oportuno. Yo nunca me crucé con un entrenador que apreciara mi talento", asegura el jugador del Iberostar Tenerife

18.09.2015 | 02:20
Davin White, durante un entrenamiento con el Iberostar Tenerife.

Davin White (Arizona, 31-12-1981) es el nuevo base del Iberostar Tenerife. Un jugador con un indudable talento para el deporte que practica y que ya sufrió en propias carnes el conjunto aurinegro la temporada pasada. Pese a su veteranía, se le nota ilusionado, además de encantado con la Isla que lo acogerá durante esta campaña.

¿Qué tal su experiencia hasta la fecha como jugador del Iberostar Tenerife?
Genial. Estoy rodeado por un gran grupo de chicos. Aquí todo el mundo es positivo: los compañeros, el entrenador, el personal... Por lo tanto, de momento la experiencia está resultando genial.

¿Se ha encontrado un club como el que imaginaba antes de llegar a él?
Realmente, es mucho mejor de lo que yo pensaba. Antes de venir me decían que iba a jugar en una isla y no sabía mucho acerca de ella. Ya he ido con mi familia un par de veces a la playa aquí y creo que ayuda mucho poder tener a los míos en un lugar como este.

¿Qué le parece la Isla como lugar para vivir?
Me encanta. Yo solía vivir junto a un centro comercial porque a mi mujer le gusta ir de compras y cosas como esa. Aquí es cómodo venir directo al pabellón, el tráfico no es malo, así que hasta el momento me encanta.

¿Por qué decidió firmar por el Canarias, ya que supongo que tendría otras buenas ofertas?
Por supuesto que tenía otras opciones pero quería quedarme en España, porque creo que aquí hay un gran campeonato, muy profesional y competitivo. Vi que tenía una mejor oportunidad aquí, con un entrenador que entiende y le gusta mi manera de jugar y esa es la principal razón por la que vine.

¿Cree que sus buenas actuaciones con el Manresa las veces que se enfrentó la temporada pasada al Iberostar Tenerife ha tenido mucho que ver con el interés de su nuevo club por ficharle?
Estoy convencido de que un poco sí tuvo que ver pero estoy seguro de que no fue determinante porque nadie quiere a un jugador que solo lo hace bien en dos partidos y en el resto de la temporada terrible. Ningún club quiere jugadores irregulares. El año pasado creo que fui regular y vieron algo bueno en mí.

¿Cuáles son sus expectativas para esta temporada?
Siempre son altas, tanto individual como colectivamente. Si conseguimos acoplarnos como creo que haremos, podemos hacer mucho daño en esta liga.

¿Ha podido sentir ya cierta química con su entrenador y compañeros?
Sí, es increíble la química que existe con todos. Mi primer objetivo era entenderme con los jugadores interiores porque es muy importante para alguien que juega en mi puesto y lo he logrado rápidamente. Ahora tengo que extender eso al resto del equipo.

¿Cree que el potencial del Iberostar Tenerife es lo suficiente grande como para aspirar a objetivos ambiciosos como, al menos, los play off por el título?
Por supuesto que el talento lo tenemos, hay un gran grupo de chicos y tenemos una gran oportunidad delante. El año pasado pude enfrentarme a todos nuestros rivales de este año y comprobar su talento. Conocemos a los equipos a los que nos vamos a enfrentar y esto será cuestión de los partidos que seamos capaces de ganar. Habrá partidos duros que ganemos y otros que perdamos pero si conseguimos conjuntar este equipo, tendremos nuestra oportunidad.

Este verano ha jugado "The Basketball Tournament", en el que fue uno de los mejores. ¿Le salieron muchas novias a raíz de ello?
Sí y no. A ver, mi agente tuvo alguna conversación con equipos de la NBA pero así ha sido durante casi toda mi vida, siempre hablando con clubes de la NBA pero sin concretarse nada. Pero eso no está en mi mente ahora, estoy centrado en esta temporada. Jugar el TBT (The Basketball Tournament) fue una gran experiencia, en la que tuve la oportunidad de medirme a grandes jugadores pero ya eso es pasado.

Muchos pensamos que usted posee la calidad suficiente para jugar en la NBA, ¿por qué no lo ha conseguido?
Son muchas cosas, se trata de estar en el lugar adecuado en el momento oportuno.Unos equipos necesitan ciertos jugadores, otros no los necesitan. Nunca me crucé con un entrenador que supiera apreciar mi talento para poder estar en uno de esos equipos. Pero así es el baloncesto, ves a jugadores en la NBA que no deberían estar ahí y otros fuera de ella que merecerían jugar en la NBA. En cualquier caso, me quedo con lo que tengo ahora: soy feliz, tengo una familia...

Ha jugado en México, Serbia, ahora España. ¿Es duro para usted estar tan lejos de casa?
Al principio de mi carrera sí que era duro pero a medida que te haces mayor es diferente. Mi mujer y mis hijos me lo hacen más fácil. De todas formas trato de mantener contacto con mi gente y, además, ahora disfrutas más cuando regresas a casa después de estar tanto tiempo fuera, cuando te reencuentras con ellos, con mi abuela...

¿Qué le gustaría ser cuando abandone la práctica del baloncesto?
No sé, quizás un gran padre. Me gustaría ser entrenador pero primero quiero disfrutar de mi familia, que son lo más importante para mí.

¿Cuáles son los jugadores españoles que más le gustan?
Es gracioso porque el año pasado me preguntaron lo mismo y por ese entonces y mis favoritos eran Sergio Rodríguez y Rudy Fernández y ahora he cambiado, me gusta mucho Sergio Llull. He visto a la selección española jugar y me gusta como todos luchan por su país. Son todos grandes chicos, aunque no los conozco tanto personalmente, pero parecen buenos chicos.

Su suegra es española, ¿No es así?
Sí, es de Madrid. Vivió aquí unos años, luego se mudó a los Estados Unidos y tuvo a mi mujer allá. Nunca pensé que fuera a jugar yo aquí, en el lugar de procedencia de parte de mi familia. Es muy agradable verlos en la grada animándome cuando voy a jugar a Madrid. Obviamente, ellos querían que fichara en el Estudiantes (se ríe).

¿Y de la cultura española qué es lo que más le gusta?
Me gusta la paella. Me encanta toda la comida pero lo que más puedo destacar es lo cariñosa que es la gente aquí. Son todos muy amigables, muy adorables, te paran por la calle a preguntarte cómo te va. Allá tienes que tener cuidado si te diriges a un desconocido porque no sabes cómo te va a contestar. Lo único que me falta es aprendar más el idioma. En la próxima entrevista probaré hacerlo en español.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine