Fútbol. CD Tenerife

Agné: "Hemos tocado fondo y anímicamente estamos hundidos"

"Desde que estoy aquí, nunca habíamos cometido tantos errores no forzados"

14.09.2015 | 01:25
Raúl Agné, durante el partido de ayer.

Raúl Agné, entrenador del Tenerife, no puso paliativos a la derrota blanquiazul y achacó el resultado a la espiral depresiva en la que ha entrado el representativo. "Hemos tocado fondo, es evidente que el equipo está anímicamente hundido y eso nos afecta", subrayó. "Desde que estoy aquí, nunca el equipo había perdido tantos balones en errores no forzados. Hay mucho trabajo por hacer, trabajo de coco", destacó, convencido de que el gran problema del Tenerife es mental.

"El problema ya no es que encajemos un gol a balón parado; cuando enfrente tienes a un lanzador bueno como Susaeta es algo que puede pasar. El caso es que no tuvimos continuidad con el balón y que concedimos muchas faltas", dijo a continuación. "Los muchachos se vacían pero está claro que no pasan por un buen momento anímico", reiteró el aragonés.

A Agné se le preguntó qué pretendía con tantos cambios en el once y expuso que "se buscaba tener la iniciativa y tener el balón". Luego, apuntó que la permuta que realizó al descanso –con la incorporación al juego de Omar Perdomo– "fue por decisión técnica, porque el equipo estaba muy espeso". "Cuando no teníamos juego, hemos intentado buscar más al Choco y no bloquearnos, sino seguir atacando pero de otra manera", sugirió.

El mejor, Alberto

A título particular, el preparador maño ensalzó a Alberto y señaló que "ha sido el mejor del partido mientras que a Jorge le ha costado más". "Pero no era una cuestión de castigar a nadie, sino que queríamos la pelota y no la hemos tenido en ningún momento", lamentó. Durante su comparecencia ante la prensa se le preguntó de nuevo por su futuro, como ya sucedió tras la eliminación en la Copa. "Yo nunca seré un problema, éste que está aquí se viste por los pies. Lo único que ahora me ocupa es que el Tenerife levante cabeza", enunció. Asimismo, anunció que tendrá que retocar otra vez la alineación.

"Sé que Raúl Cámara tiene algo en el glúteo, no sé bien exactamente el qué. Y la expulsión de Aitor, hasta le irá bien para descansar. No está en su mejor versión. Es un chico que se implica y compromete mucho, y que lo pasa mal cuando las cosas no van bien", explicitó. Por último, comentó que "el equipo necesita una victoria ya para que los jugadores se convenzan de que no son esto que se ha visto hoy [por ayer] pero las cosas son como son, y no como a uno le gustaría", adujo.

"Esto no lo esperábamos y ya estamos confirmando que la categoría es dura, pero en estas ocasión el Oviedo sin hacer nada del otro mundo nos ha ganado y se ha llevado los puntos. En dos acciones puntuales, se han llevado la victoria", reseñó.

Antes, buena parte de su alocución pivotó sobre los sorprendentes cambios que introdujo en la alineación y en la convocatoria. "Lo que intento es ser cerebral y estar aislado de todo, pero si no hay continuidad en el juego yo sufro como ellos. Ahora he estado en el vestuario y sé bien lo que es este grupo, y sé bien lo que sienten y padecen. Que nadie piense que les da igual", finalizó.

También llamó la atención lo que dijo respecto de los continuos vaivenes que sufre el once inicial. "El dibujo no se toca, aunque ustedes lo vean así. Esto no es geometría. Mi obligación es buscar soluciones y no me considero ningún tarado", replicó al pedírsele en varias ocasiones cuáles eran los motivos que ayer le condujeron a tan inesperada revolución. Esta vez tampoco el salió bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine